Comparto mis creaciones literarias de producción propia y motivo a los lectores a participar de mis historias.

martes, marzo 29

Posted by Estrella Amaranto in | 10:08 15 comments



Calles mojadas de monotonía,
un colegial de amarillo esperando,
los viajeros con paraguas mirando
de pronto rodando llega el tranvía.


La tarde agoniza tras las farolas
erguidas como forjados gigantes,
entre azogues de empañados aromas
hay cestos de flores para viandantes.


Gotas de lluvia sobre los tejados,
chapoteo suave inunda el pálpito
de algunos amantes enamorados.


Azules sueños de un tiempo súbito
reinventa caricias, besos amados,
bruma espesa del paisaje explícito.




Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados
Código de registro: 1603287003826

Reacciones:

15 comentarios:

  1. Qué precioso y evocador!!!!! Los sonetos son mis preferidos, me gusta escribirlos y especialmente lerlos, y la lluvia...me ha encantado.
    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te gusten tanto los sonetos!
      Muchas gracias, Gema, por tu opinión.
      Un besín

      Eliminar
  2. Según leía tus sonetos me mojaba de lluvia y sentía el escalofrío.
    También la nostalgia de estos días atardecidos en los que los charcos reverberan en ondas a la luz de las farolas.
    Un placer de lectura.
    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sé que eres un gran lector, Francisco, te agradezco mucho tus palabras tan atentas conmigo. Para serte franca, la parte de la acentuación rítmica no me quedó tan bien.
      Preciosa te quedó tu descripción tan poética de esos días lluviosos.
      Otro placer recibirte y compartir estos comentarios.
      Besos

      Eliminar
  3. Grandioso soneto: gracias por compartir tremendo soneto!! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tu atenta opinión, Araceli y un gusto saludarte.

      Eliminar
  4. Ha sido todo uno, leer y ver la imagen tan bien plasmada en tus letras. Casi sentí nostalgia de verme en la acera bajo la lluvia.
    ¡Un fuere abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente la imagen es quien me ha inspirado este soneto algo mal acentuado rítmicamente, aunque si expresa esa monotonía y algo de nostalgia de esos días grises y lluviosos.
      Muchas gracias, Mila, por tu fiel presencia y tu atento comentario.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  5. Texto tranquilo, reposado, propio de una tarde de suave llovizna.

    Saludos, profe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Julio David!
      Lo has captado al vuelo, aunque como no quiero engañar a nadie pues reconozco que hay fallos en la acentuación rítmica, pero el contenido se aprecia fácilmente como así tú también lo has comentado y te lo agradezco de verdad.

      Saludos didácticos!

      Eliminar
  6. ¿Qué tendrá la lluvia? que nos apacigua el ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así es! La lluvia apaga el fuego, hace crecer las cosechas y nos apacigua la mente.
      Un placer saludarte, José y muchas gracias por dejar tu huella.

      Eliminar
  7. Casi me mojo con el agua de lluvia que transportan tus versos. Hermosas líneas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo casi que no llego a tiempo para agradecerte tus atentas visitas y comentarios.
      Un placer recibirte, Miguel Ángel.
      Cordial saludo

      Eliminar
  8. Estrella
    A esta hora cae una fina llovizna sobre la ciudad de Buenos Aires, mi ciudad. Y por definición, para los porteños, esta dama recostada sobre el río, se pone melancólica irremediablemente. En este estado leo tu hermoso soneto. Este que tengo delante mío tiene, esa música característica que los hace tan agradables para mi gusto. Aquí también la tarde agoniza y eso lo realza, lo eleva. Me parece escuchar, cuando lo leo, las ondulaciones de su rima, la belleza de sus palabras. Muchas gracias por escribirlo. Te mando un cariñoso saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar

Search