¡B I E N V E N I D O S!. . . . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S.
Mostrando entradas con la etiqueta Mensajes personales.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mensajes personales.. Mostrar todas las entradas

diciembre 17, 2017

Nos leemos a la vuelta de las vacaciones

diciembre 17, 2017 60 Comments
Sierra Nevada - Granada (España) - (a muy pocos kms. de donde resido).
¡Hola a todos!
El próximo 2 de Enero hará dos años que inicié este blog, aunque yo comencé mis actividades en la Red a través del blog comunitario Consciencia y Vida/Magazine, donde la temática no tenía nada en común con mi actual tarea narrativa y poética, sino de investigaciones arqueológicas, medio ambiente, saber ancestral y terapias modernas, consciencia cósmica, noticias de actualidad, mundo ovni… Bueno, en un principio no quise retomar lo que siempre ha estado presente a lo largo de mi vida, es decir, el tema de la Literatura o de la Poesía, ya que por esa época no me sentía motivada lo más mínimo a insistir en ello, digamos que tenía un cierto hartazgo, pues gran parte de mi carrera profesional ha estado vinculada a ese mundo de las letras y necesitaba desconectarme de alguna manera. Luego, al cabo de un tiempo de "rodaje" colaborando con otros compañeros en el antes mencionado blog y posteriormente en la comunidad que decimos crear, me di cuenta poco a poco de que este mundo de las letras no podía abandonarlo tan fácilmente, porque era una especie de amante incondicional al que me era imposible olvidar, de esta forma tan sencilla empecé a plantearme abrir un blog con un contenido propio de lo que buenamente se me ocurriera escribir, tanto en prosa como en verso y eso es lo que ahora estáis viendo.

He asistido a muchas celebraciones de premios, cumpleblogs, concursos, anécdotas y entradas donde amablemente he sido mencionada o agasajada, pero para ser sincera siempre me dio vértigo publicar alguna entrada con premios o celebraciones, puesto que hubiera tenido que quitarme horas de sueño más de una noche para elaborarla de una forma adecuada y donde pudiera hablar de cada uno de vosotros y de vuestros blogs. Los que lleváis más años estoy segura de que sabéis muy bien de lo que os hablo y de cómo se nos hace una "misión imposible" crear ese tipo de entradas, cuando al mismo tiempo realizamos otras actividades o tenemos que atender a prioridades de carácter personal, como por ejemplo la propia salud. Tampoco considero interesante hablaros de mi porque no tengo grandes acontecimientos que contaros, ni tengo un ego tan desmesurado como para dedicarle tanta atención y menos aún en establecer vínculos de carácter sentimental más allá de la simple amistad, pues este asunto ya lo tengo bien resuelto desde hace bastantes años, para más señas no estoy casada ni tengo hijos, algo que desde muy joven ya lo tenía muy claro, aunque ahora ya sea una cincuentona.

Sin embargo, llegados a estas fechas próximas a la Navidad, no quiero olvidarme de comentaros que desde que fallecieron mis padres (de esto ya hace muuucho tiempo) dejé paulatinamente de celebrarlas, al ser consciente de que las pocas personas con las que me rodeaba no las celebraban tampoco, ya que resulta algo absurdo obligarse a uno mismo a "ser feliz" porque así lo marcan unas fechas determinadas en el calendario, porque tampoco tienes la inocencia de esa niña que fuiste que si creía que hubo una vez unos pastores que llegaron a un determinado pesebre para adorar a un ¿niño? ¿dios? y otras creencias sin fundamento alguno, porque aquellos señores de Oriente con barbas y coronas descubriste que eran tus padres, porque la mesa del comedor donde se cantaban villancicos empezó a quedarse con casi todas las sillas vacías, por no decir la inmensa mayoría… Porque ni tomando las famosas doce uvas tenía un año con suerte, porque tampoco me daba la gana seguir haciendo el paria brindando por una "fiesta" que el tiempo se encargó de explicarme que sólo era un pretexto para fines comerciales o religiosos y donde si no tenía niños a mi alrededor era como una tarta caducada o un pasaporte falso. 

Nos volveremos a encontrar después de unas semanas, mientras tanto os regalo esta postal navideña que os he diseñado para agradeceros vuestra fiel compañía, sin la cual este espacio no sería el mismo.  Finalmente os comparto un conmovedor cortometraje acerca de cómo los libros nos transforman, desarrollando nuestras cualidades a través de la creatividad y la imaginación.
¡Ser felices y nos volvemos a encontrar el año que viene!