¡B I E N V E N I D O S!. . . . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S.

mayo 20, 2019

Adicta a las redes sociales

mayo 20, 2019 15 Comments
Nuevamente con vosotros, compañeros y seguidores.
Diréis que cómo es posible que tras un corto espacio de tiempo actualice de nuevo este blog, bueno, es sencillo de comprender, lo que en un principio pensé iba a mantenerme demasiado ocupada, como para no poder dedicarle suficiente tiempo a este espacio, no ha resultado ser así. De modo que retomo mi tarea.
Olvidé comentaros anteriormente, que la causa principal de verme obligada a cerrar este blog durante el año pasado fue esencialmente por motivos de salud, ya que permanecí inmovilizada algunos meses a raíz de una operación quirúrgica y algún que otro problema más añadido.
Pido disculpas a quienes se hayan podido sentir molestos al desconocer los motivos de mi ausencia y que ahora al regresar no lo haga con el mismo ánimo de siempre. 
No os distraigo más con mis asuntos personales y os espero con ilusión.
Muchas gracias a todos por ofrecerme vuestra compañía y motivación para continuar adelante con el blog. 
Os dejo con mi nuevo texto, que espero os entretenga y os sugiera algún comentario.
....................................................................................................................

¡Hola colegas! He tomado una firme decisión, voy a dejar esta red social que me mantiene tantas horas pegada a esta impasible silla del ordenador y sin poder despegar la mirada del cristal de la pantalla.
Ayer fui a la consulta de mi psicóloga y estuve explicándole que me era imposible cerrar mi perfil y olvidarme por completo de esta pesadilla. Ella, como en otras ocasiones, me advirtió del riesgo en el que estaba poniendo mi salud y que me vendría bien alejarme un tiempo, no fuera a recaer de nuevo, si no desconectaba completamente de vosotros. Pero ¡claro! vosotros sois mi refugio, mi compañía, mi alimento vital y no entiendo que una profesional especializada en temas de salud mental, me diga estas cosas... ¡Qué horror! Pero si es lo mejor que me ha pasado en mi vida. No recuerdo tener tantos amigos como ahora.   Además sé que me queréis, porque siempre me apoyáis en mis momentos chungos y ella, esa imbécil, no lo entiende joder... ¡Qué asco! ¡No logrará apartarme de vosotros! ¡Os quiero!... ¡Os quiero tanto!... ¡No me falléis!... Bueno ahora tengo que dejaros para tomarme la medicación, pero dentro de unos minutos estoy aquí otra vez. ¡No os vayáis!

¡Ah! Pero si hace un momento lo tenía muy claro y ahora no lo entiendo. Necesito abandonar de una puñetera vez esas malditas redes sociales o me terminarán matando. Me siento vacía, no tengo a nadie real que me quiera, no conozco personalmente a mis 999 seguidores, ni voy a ir nunca a todos esos países tan lejanos de mi casa. Tampoco me gusta compartir tantas estúpidas fotografías, que me tienen todo el día de acá para allá poniendo caritas y sonrisas de medio lado, para que piensen lo feliz que soy y lo ricos que me quedaron los espaguetis de plástico o el arroz con setas recalentado en el micro... ¡Ah! y no quiero acordarme de cuando me visto de fiesta, me maquillo, me coloco los piercings hasta en el ombligo, los tattoo de quitar y poner y venga a darme chutes para animarme... ¡Joder! ya va siendo hora de cortar por lo sano o los viejos me volverán a ingresar en la clínica.

¡Eh, chicos! Estáis ahí todavía... Bueno, ya sabéis estoy rayada completamente, tenía que compartiros mi confesión antes de coger el cuchillo y desangrarme en la bañera. Espero que esta vez tenga suerte. ¡Os quiero! ¡No me falléis a mi entierro!.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

mayo 10, 2019

Confidencias acerca del proyecto colectivo "Consulta vidente Madame Santal" e invitación para participar

mayo 10, 2019 11 Comments

Queridos compañeros y amigos, esta vez no se trata de una entrada al uso, sino de haceros partícipes de un proyecto colectivo que me estuvo rondando en la cabeza a principios de 2016, cuando por fin lo di a conocer por medio de publicaciones semanales, en el ya desaparecido blog "El poder de las letras" en WordPress, pero no fue hasta el 18 de marzo de ese mismo año, cuando cree mi propio blog con Blogger para formalizar dicha iniciativa, teniendo en cuenta que la persona con la que había acordado ser el representante artístico o "relaciones públicas" (gato Flato), del personaje protagonista (Madame Santal), optó por presentarme su dimisión, lo cual significaba aumentar mi quehacer, no solo como escritora de cada una de las respuestas a las diferentes consultas, sino también administradora del correo de la vidente, manteniendo un contacto más directo con los participantes.
Según mi planteamiento, el papel principal debía ser una vidente, cuya función sería resolver cuantas inquietudes o necesidades podían plantearle posibles clientes, tal y como sucede en cualquier gabinete regentado por un experto en artes adivinatorias y que supuestamente posee capacidades sobrenaturales para adivinar el futuro o descubrir lo desconocido.
La obra se planteaba como un ejercicio literario de género surrealista, desarrollado a modo de comedia, donde destacaría el papel de Madame Santal, que a su vez, recibiría en el marco de un consabido gabinete propio para sus menesteres, a cuantos clientes tuvieran a bien formularle sus consultas, las cuales se materializarían por medio de textos (microrrelatos) creados según la imaginación y estilo de sus respectivos autores, respetando siempre su voluntad a la hora de poner o no de manifiesto su identidad real (nombre y apellidos) de cada escritor de los mismos.          
Lo cierto es que logré una buena acogida, teniendo presente el aumento progresivo del número de blogueros que seguían de cerca todo el proceso artístico del "Consultorio de la vidente Madame Santal", título del blog o de la citada obra teatral completamente disparatada y bastante amena, gracias a los suficientes efectos cómicos dispuestos con cierto ingenio, por parte de cuantos intervinimos en el espectáculo.         
También otro logro fue su duración ininterrumpida durante cerca de ocho meses, que se vió truncado debido a las vacaciones veraniegas, responsables de que al mismo tiempo, las musas obraran de igual forma, con lo que tomé la determinación de cerrar el local.         
 
Tras dicho paréntesis narrativo, he podido reflexionar acerca de la conveniencia o no para retomar dicha tarea o seguir adelante con mis habituales publicaciones en este blog, pues al final mi decisión es volver a dar vida nuevamente a mi personaje de Madame Santal y su consultorio, ya que además de interesarme la Literatura por muchas cuestiones, también siempre me gustó el teatro, incluso todavía guardo  en mi memoria alguna experiencia como integrante de algunos grupos amateurs de mi juventud. Luego a través de mi trabajo docente, tuve ocasión de poder dirigir a mis alumnos en algunas representaciones de fin de curso. Por lo tanto, me atrae  bastante el dar rienda suelta a algo que conozco en cierta medida y que es probable me sirva para no olvidarlo.
Una cualidad fundamental que hace de este proyecto colectivo algo muy sugerente y del que os hago partícipes a quienes os sintais interesados, es su carácter lúdico por excelencia, puesto que el humor está siempre de manifiesto, dando lugar a un clima de distensión absoluta a la hora de escribir, o traducido al lenguaje vulgar: "pasárnoslo pipa o padrísimo", olvidándonos de tantos problemas cotidianos y mejorando nuestra salud con buenas vibraciones.         
Finalmente, compañeros y amigos colaboradores de esta comedia, quiero agradeceros públicamente vuestra participación en esa primera etapa y desde aquí os animo a volver a retomar vuestros personajes u otros nuevos, para una segunda parte ya en marcha, como podéis leer en este link. Hago extensiva dicha invitación a todos los que os apetezca daros la misma oportunidad.         
Suspendo temporalmente este blog literario, pues como os habréis imaginado estaré muy ocupada con el consultorio, donde os seguiré recibiendo y leyendo con atención vuestros futuros comentarios.
 
Disculpar las molestias del traslado y os espero en mi Consulta vidente Madame Santal
¡Saludos y abrazos a todos!
Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

       

abril 29, 2019

El espíritu siniestro

abril 29, 2019 19 Comments
fotomontaje de Estrella Amaranto

—¡Atrás, no oses atravesar mi pecho con tu presencia pura! —clamó de súbito el espectro—

Después de escuchar dicha advertencia, sopesó el peligro al que se arriesgaba, más unos sollozos que también oía al fondo de la vetusta fuente enmohecida de silencios displicentes y renuncias a un tiempo malgastado, le obligaron a enfrentarse con tan siniestra sombra.

—¡Tu osadía te ha cegado, ahora serás mi rehén guardián! —le amenazó sin miramiento alguno—

Vestida de inocencia la divisó asomar tras la hilera de alabastro, alta, agostada, marchita y desconsolada... Su reina cadáver, su corazón ansiado en el destierro, pasión de ensueño ya rescatada del ataúd donde se extinguen los besos.

—¡Al fin mía para siempre! —exclamó alborozado perdiendo el aliento.

Quebrantada su cabeza, la vio girar en círculos concéntricos, sumergida en un pozo sangriento, en tanto el gigante revelaba su semblante de primigenia y espeluznante maldad.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

abril 18, 2019

La Hija del Viento

abril 18, 2019 21 Comments
Hola amigos y seguidores, tras un largo periplo de ausencia, retomo este blog compartiendoos esta poética entrada a modo de microrrelato.

Teniendo en cuenta que el tiempo nos limita a la mayoría a la hora de devolver tanto visitas como comentarios y releyendo vuestras opiniones al respecto, finalmente he decidido que si devolveré todas las visitas, además de incluir en vuestros blogs algunas impresiones sobre lo que me comentais, en el caso de que no sean "huellas de compromiso". Por tanto no teneis obligación alguna de comentarme y menos de actuar por simple cortesía. 
Ya sabeis que yo tengo por costumbre leer antes de comentar y si lo hago extenso es porque suelo implicarme totalmente con lo que escribís.

Voy a seros muy sincera, a riesgo de que pueda resultaros una lunática, porque me gustaría dejaros muy claro que por experiencia propia y ajena, sucede que una gran parte de contertulios -no sólo me refiero a mi blog- sin ser muy conscientes de ello -quiero imaginarme- cuando alguien "abre el fuego", el resto tiende a reiterar dicha opinión en mil modos diferentes, lo cual acaba desvirtuando la comprensión del texto y por consiguiente motiva a responder de forma automática, algo que detesto, por tanto, a partir de ahora, no incluiré respuestas a vuestros comentarios en este blog, para que el lector se centre en la lectura del texto.

Muchas gracias a todos y hasta pronto.


- microrrelato inspirado en la ilustración de Ina Hristova  que veis arriba -
                                       
Se agita la campana de su falda al roce de las frágiles margaritas y los tímidos tréboles, cuando se escucha el penetrante silbido del viento que recorre las trincheras de los lánguidos sauces y en ese preciso instante el bostezo de la alondra que cruza la llanura la obliga a girarse.
Ella sabiéndose cautiva de sus sueños, fue trazando líneas rojas en cada esquina del poblado procurando no ser vista por algunos vecinos que la lanzaban exabruptos criticando sus modales libertinos y aquella juguetona costumbre de levantarse la falda al pasar por la puerta de sus amantes.

Más, caprichoso el destino, quiso burlar su suerte y la condujo hasta un estrecho callejón donde una jauría de lobos fue despojándola de su mullida prenda, hasta acabar blandiendo aquel botín por todo el pueblo. Entonces llegó la alondra asediándolos a picotazos hasta arrebatarles su trofeo para devolvérselo a su dueña: "La Hija del Viento".

 
Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

diciembre 17, 2017

Nos leemos a la vuelta de las vacaciones

diciembre 17, 2017 65 Comments
Sierra Nevada - Granada (España) - (a muy pocos kms. de donde resido).
¡Hola a todos!
El próximo 2 de Enero hará dos años que inicié este blog, aunque yo comencé mis actividades en la Red a través del blog comunitario Consciencia y Vida/Magazine, donde la temática no tenía nada en común con mi actual tarea narrativa y poética, sino de investigaciones arqueológicas, medio ambiente, saber ancestral y terapias modernas, consciencia cósmica, noticias de actualidad, mundo ovni… Bueno, en un principio no quise retomar lo que siempre ha estado presente a lo largo de mi vida, es decir, el tema de la Literatura o de la Poesía, ya que por esa época no me sentía motivada lo más mínimo a insistir en ello, digamos que tenía un cierto hartazgo, pues gran parte de mi carrera profesional ha estado vinculada a ese mundo de las letras y necesitaba desconectarme de alguna manera. Luego, al cabo de un tiempo de "rodaje" colaborando con otros compañeros en el antes mencionado blog y posteriormente en la comunidad que decimos crear, me di cuenta poco a poco de que este mundo de las letras no podía abandonarlo tan fácilmente, porque era una especie de amante incondicional al que me era imposible olvidar, de esta forma tan sencilla empecé a plantearme abrir un blog con un contenido propio de lo que buenamente se me ocurriera escribir, tanto en prosa como en verso y eso es lo que ahora estáis viendo.

He asistido a muchas celebraciones de premios, cumpleblogs, concursos, anécdotas y entradas donde amablemente he sido mencionada o agasajada, pero para ser sincera siempre me dio vértigo publicar alguna entrada con premios o celebraciones, puesto que hubiera tenido que quitarme horas de sueño más de una noche para elaborarla de una forma adecuada y donde pudiera hablar de cada uno de vosotros y de vuestros blogs. Los que lleváis más años estoy segura de que sabéis muy bien de lo que os hablo y de cómo se nos hace una "misión imposible" crear ese tipo de entradas, cuando al mismo tiempo realizamos otras actividades o tenemos que atender a prioridades de carácter personal, como por ejemplo la propia salud. Tampoco considero interesante hablaros de mi porque no tengo grandes acontecimientos que contaros, ni tengo un ego tan desmesurado como para dedicarle tanta atención y menos aún en establecer vínculos de carácter sentimental más allá de la simple amistad, pues este asunto ya lo tengo bien resuelto desde hace bastantes años, para más señas no estoy casada ni tengo hijos, algo que desde muy joven ya lo tenía muy claro, aunque ahora ya sea una cincuentona.

Sin embargo, llegados a estas fechas próximas a la Navidad, no quiero olvidarme de comentaros que desde que fallecieron mis padres (de esto ya hace muuucho tiempo) dejé paulatinamente de celebrarlas, al ser consciente de que las pocas personas con las que me rodeaba no las celebraban tampoco, ya que resulta algo absurdo obligarse a uno mismo a "ser feliz" porque así lo marcan unas fechas determinadas en el calendario, porque tampoco tienes la inocencia de esa niña que fuiste que si creía que hubo una vez unos pastores que llegaron a un determinado pesebre para adorar a un ¿niño? ¿dios? y otras creencias sin fundamento alguno, porque aquellos señores de Oriente con barbas y coronas descubriste que eran tus padres, porque la mesa del comedor donde se cantaban villancicos empezó a quedarse con casi todas las sillas vacías, por no decir la inmensa mayoría… Porque ni tomando las famosas doce uvas tenía un año con suerte, porque tampoco me daba la gana seguir haciendo el paria brindando por una "fiesta" que el tiempo se encargó de explicarme que sólo era un pretexto para fines comerciales o religiosos y donde si no tenía niños a mi alrededor era como una tarta caducada o un pasaporte falso. 

Nos volveremos a encontrar después de unas semanas, mientras tanto os regalo esta postal navideña que os he diseñado para agradeceros vuestra fiel compañía, sin la cual este espacio no sería el mismo.  Finalmente os comparto un conmovedor cortometraje acerca de cómo los libros nos transforman, desarrollando nuestras cualidades a través de la creatividad y la imaginación.
¡Ser felices y nos volvemos a encontrar el año que viene!


diciembre 10, 2017

Pura coincidencia (segunda parte)

diciembre 10, 2017 44 Comments
De acuerdo al interés mostrado a través de vuestros comentarios de la semana pasada para continuar el relato, que en un principio solamente lo escribí como una única parte, pues bien, ahora os presento su continuación y doy por finalizado dicho texto. Quizás cuando acaben las próximas vacaciones navideñas, os comparta otro relato distinto por capítulos, no muchos, ya que personalmente no me apetece terminar habituándome a este género, dado que prefiero abordar las distintas categorías de obras literarias, a través de este medio.


Deambulando entre el dormitorio y el salón a altas horas de la madrugada, Vera trataba de poner en orden sus pensamientos, debido a aquel estado mental de turbación que la mantenía sin poder conciliar el sueño. Había sido un día demasiado raro, pero también muy apasionante. Nunca se había planteado la posible coincidencia con Niko, a quien había desterrado de su memoria, sin embargo el azar o la "causalidad" se lo había puesto delante de sus ojos esa misma mañana, lo que la mantenía en vilo haciéndose mil preguntas, porque según sus convicciones: "Todo pasa por algo en la vida, de modo que es mejor no empeorar las cosas rebelándonos ante ellas, hay que permitir que fluya esa energía y aprender que todas las piezas al final acaban encajando".
Asimismo volvió a leer los mensajes de Hugo, desde el despacho de su padre, comentándole las incidencias del día y lo que la había echado de menos durante la mañana, aunque comprendía que los preparativos de la boda eran del todo imprescindibles y no se mostraba celoso por ello. Sin embargo, ella empezaba a notar la molesta presencia de un nudo en la garganta, al darse cuenta de que ahora más que nunca, su decisión de formalizar la relación con Hugo no era lo que más deseaba, sino todo lo contrario y esto la quitaba el sueño.
Su percepción sobre su futuro esposo, empezaba a experimentar un profundo cambio. Le molestaba su carácter condescendiente y bonachón, pues le resultaba demasiado aburrido y ahora que había estado tan cerca de Niko, se preguntaba: "¿Por qué has tenido que aparecer de nuevo en mi vida?"

La madrugada se fue prolongando hasta el límite de quedarse rendida en el sofá, donde la encontró Hugo, completamente perturbado pues pensaba que durante la noche le habría ocurrido algo importante para que se dejara caer  allí dormida y no haber madrugado como de costumbre para acudir al despacho de su padre, donde ejercía de pasante. 


El joven la despertó excesivamente preocupado, interesándose por su salud y por entender los motivos que la habían impedido levantarse a su hora, aunque su atento interés cayó en saco roto, puesto que Vera desvió sus preguntas con habilidad y a fuerza de mencionar otros temas, logró que Hugo acabase por tirar la toalla. Bueno, para ser más exactos, ella se encargó de desvestirle y llevárselo a la ducha de un salto, como aquel que dice. 

—Tienes demasiados pájaros en la cabeza, Hugo, no sé de dónde sacas que estoy rara o que no te estoy contando la verdad. Anda nene, apriétame fuerte contra tus muslos mientras el agua eriza mis pezones y me cubres de paraísos ardientes jugando con tu miembro... ¡Olvidémonos de todo lo demás! —sin embargo lo que ella callaba era que "se lo estaba montando con Niko" en su prolífica imaginación, lo cual acentuaba aún más el grado de excitación que la embargaba en esos momentos.

Después de tomarse el resto del día libre, ya que para eso era la hija del jefe del despacho y él, su futuro yerno, disfrutaron de una alegre jornada, circulando a toda velocidad por la autopista en el Porsche descapotable plateado de Vera y visitando a otros amigos de la gran ciudad, que daban una fiesta en el ático de un rascacielos, donde el alcohol, las drogas y la música inundaba por completo toda aquella amplísima estancia al aire libre. Regresaron muy tarde y Vera ya parecía que se había quitado de la cabeza a Niko.

                                                  oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo                                                                                                                                          
La vida del matrimonio durante ese par de días transcurridos después del "incidente" y que les había creado una fisura demasiado notable en su relación, había vuelto a retomar el pulso cotidiano de la imperturbable rutina. Aunque Niko seguía preocupado por la gran fascinación que le producía el recuerdo de aquel encuentro con Vera, porque por más que lo intentaba ¡era incapaz de quitársela de la cabeza!


Marga, que era muy intuitiva y sagaz, sabía que desde aquella fatídica mañana, su marido no era el mismo, lo veía abstraído incluso cuando se acostaban e intentaban echar un polvo, porque de hacer el amor nada de nada. Ella lo soportaba todo con tal de no perderlo, además tenían un hijo en común y aquello la paralizaba por completo a la hora de ponerle sobre la mesa lo que bullía en sus adentros. Además también se había decidido a contratar los servicios de un detective, para amenazarle de muerte si los pillaban juntos otra vez.
Marga era una mujer con un genio endiablado, incapaz de aceptar la más mínima infidelidad, pero también era una mujer independiente que pasaba muchas horas en su puesto de supervisora comercial de una importante corporación multinacional, de modo que estaba ausente de casa todas las mañanas hasta primeras horas de la tarde o en ocasiones especiales pasaba temporadas viajando, lo que le permitía a Niko crear un posible plan junto a Vera y lejos de la continua vigilancia del detective.

Debía ponerse en contacto con Vera, antes de que llevara a efecto su matrimonio. Lo único que le preocupaba era decirle que estaba desocupado, que no tenía trabajo, ni medio de vida, porque Marga ya se había encargado de que le despidieran de varios puestos de trabajo, gracias naturalmente a sus influyentes relaciones públicas y a toda la parafernalia con la que se rodeaba para deslumbrar a quienes tuviera que pedirles algún favor... ¡Y vaya, que si lo lograba, menuda loba estaba hecha! De ahí su escalada vertiginosa hacia la cumbre del poder que manejaba como pez en el agua, además de poseer un olfato especial para los negocios, lo que fortalecía su amor propio y la facilidad para manipular a los potenciales clientes o socios.


A la semana siguiente, Marga, le comunicó que tendría que viajar unos días, por lo que estaría lejos, aunque seguiría llamándole como de costumbre al móvil, especialmente por las noches antes de irse a dormir. Él le comentó que no se preocupara por nada, que todo seguiría igual hasta que ella volviese, que no se agobiara porque la seguía queriendo y no cometería ninguna locura. Marga le recordó su compromiso como padre y esposo, lo mismo que también estaba vigilado las 24 horas en caso de salir a la calle. 

                                                  oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo-oo    

Ya había transcurrido una semana y dos días desde aquel "incidente" en la cafetería y Vera seguía inmersa en la organización de cada detalle previo a su futuro compromiso con Hugo. La imagen de Niko se había difuminado casi al completo, puesto que su chico no cesaba de procurarle toda clase de atenciones, regalos, mimos y muchas horas de sexo también, algo de lo que él estaba completamente sorprendido, sobre todo, al acentuarse últimamente sus peticiones de hacerlo tan seguido y con tanta pasión. No se le había pasado por la imaginación, que todo aquel extraño comportamiento escondía otras intenciones, que ella no era capaz de explicarle.


A media mañana una llamada telefónica se desvió desde el despacho de Hugo hasta el de Vera, alguien al otro lado solicitaba hablar con ella y Hugo no le dió ninguna importancia, pasándole esa llamada a su futura esposa, esta que reconoció al instante el tono grave y algo tembloroso de Niko, intentó disimular su conmoción, preguntándole cuál era el motivo de llamarla y cómo la había vuelto a localizar. Se intercambiaron algunas indicaciones y luego cortaron la comunicación, ya que ambos tenían muy claro su próxima cita, lo mismo que su plan en común tras la llamada.


Vera fue al despacho de Hugo para comentarle que tenía que ausentarse para hacerse otra prueba en la modista. También se despidió de su padre y se marchó directamente en un taxi, camino del aeropuerto. No llevaba equipaje alguno, únicamente su documentación, tarjetas de crédito y la llave de un apartamento perdido en una playa tropical, del que ninguno de su entorno tenía conocimiento, porque también ella guardaba celosamente su intimidad para cuando surgían ocasiones especiales como aquella con Niko.

Niko, por su parte se había comprado un disfraz de sacerdote que le quedaba bastante bien de talla y daba el pego. También se había rasurado la cabeza completamente, lo mismo que la barba y el bigote. No se olvidó de pedirle, el día antes, a una vecina que le hiciera el favor de recoger a su hijo del colegio al día siguiente y que luego ya iría a buscarlo cuando terminase unas gestiones que tenía que hacer precisamente ese día.
Miró varias veces por la cristalera del salón, hasta que el detective se alejó para comprarse un bocadillo en un bar que estaba al otro lado de la glorieta. En ese momento se dispuso a salir con su disfraz, dos maletas repletas de ropa y el dinero en efectivo que encontró en la caja fuerte, que había tras un cuadro en el salón, guardándolo en su billetera. También llevaba encima dos pasajes de avión para un destino en un paraíso tropical y unas grandes gafas negras con las que finalmente llegó hasta la parada de taxis que estaba muy próxima a su domicilio.


Ya en el aeropuerto se dirigió a los lavabos de caballero para desvestirse por completo y ponerse su traje. Miró el reloj con impaciencia y al llegar a la cafetería donde habían quedado, allí estaba ella en la barra esperándolo.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

diciembre 05, 2017

Oportunidad

diciembre 05, 2017 56 Comments

Ahora, por fin llegaste, aunque no te esperaba, ni fueras la chica del anuncio. Con la mirada de soslayo voy perfilando tus curvas de arriba abajo. Pocas palabras y algunos gestos bastaron para ese inefable instante

¿Cómo te llamas? —pregunto, para romper el hielo.

—No tengo nombre, ni edad, ni profesión, ni domicilio, ni maleta donde llevar mis pertenencias. ¡Ah! tampoco tengo novio, ni falta que me hace. —me respondes anticipándote al "interrogatorio".

Entonces, te llamaré Oportunidad, si estás de acuerdo. —le digo mirándola fijamente a los ojos, mientras esboza una sonrisa, sin conocer que será la final.