abril 29, 2019

El espíritu siniestro

abril 29, 2019 20 Comments
fotomontaje de Estrella Amaranto

—¡Atrás, no oses atravesar mi pecho con tu presencia pura! —clamó de súbito el espectro—

Después de escuchar dicha advertencia, sopesó el peligro al que se arriesgaba, más unos sollozos que también oía al fondo de la vetusta fuente enmohecida de silencios displicentes y renuncias a un tiempo malgastado, le obligaron a enfrentarse con tan siniestra sombra.

—¡Tu osadía te ha cegado, ahora serás mi rehén guardián! —le amenazó sin miramiento alguno—

Vestida de inocencia la divisó asomar tras la hilera de alabastro, alta, agostada, marchita y desconsolada... Su reina cadáver, su corazón ansiado en el destierro, pasión de ensueño ya rescatada del ataúd donde se extinguen los besos.

—¡Al fin mía para siempre! —exclamó alborozado perdiendo el aliento.

Quebrantada su cabeza, la vio girar en círculos concéntricos, sumergida en un pozo sangriento, en tanto el gigante revelaba su semblante de primigenia y espeluznante maldad.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

abril 18, 2019

La Hija del Viento

abril 18, 2019 22 Comments
Hola amigos y seguidores, tras un largo periplo de ausencia, retomo este blog compartiendoos esta poética entrada a modo de microrrelato.

Teniendo en cuenta que el tiempo nos limita a la mayoría a la hora de devolver tanto visitas como comentarios y releyendo vuestras opiniones al respecto, finalmente he decidido que si devolveré todas las visitas, además de incluir en vuestros blogs algunas impresiones sobre lo que me comentais, en el caso de que no sean "huellas de compromiso". Por tanto no teneis obligación alguna de comentarme y menos de actuar por simple cortesía. 
Ya sabeis que yo tengo por costumbre leer antes de comentar y si lo hago extenso es porque suelo implicarme totalmente con lo que escribís.

Voy a seros muy sincera, a riesgo de que pueda resultaros una lunática, porque me gustaría dejaros muy claro que por experiencia propia y ajena, sucede que una gran parte de contertulios -no sólo me refiero a mi blog- sin ser muy conscientes de ello -quiero imaginarme- cuando alguien "abre el fuego", el resto tiende a reiterar dicha opinión en mil modos diferentes, lo cual acaba desvirtuando la comprensión del texto y por consiguiente motiva a responder de forma automática, algo que detesto, por tanto, a partir de ahora, no incluiré respuestas a vuestros comentarios en este blog, para que el lector se centre en la lectura del texto.

Muchas gracias a todos y hasta pronto.


- microrrelato inspirado en la ilustración de Ina Hristova  que veis arriba -
                                       
Se agita la campana de su falda al roce de las frágiles margaritas y los tímidos tréboles, cuando se escucha el penetrante silbido del viento que recorre las trincheras de los lánguidos sauces y en ese preciso instante el bostezo de la alondra que cruza la llanura la obliga a girarse.
Ella sabiéndose cautiva de sus sueños, fue trazando líneas rojas en cada esquina del poblado procurando no ser vista por algunos vecinos que la lanzaban exabruptos criticando sus modales libertinos y aquella juguetona costumbre de levantarse la falda al pasar por la puerta de sus amantes.

Más, caprichoso el destino, quiso burlar su suerte y la condujo hasta un estrecho callejón donde una jauría de lobos fue despojándola de su mullida prenda, hasta acabar blandiendo aquel botín por todo el pueblo. Entonces llegó la alondra asediándolos a picotazos hasta arrebatarles su trofeo para devolvérselo a su dueña: "La Hija del Viento".

 
Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

abril 01, 2019

Mi blog de Poesía

abril 01, 2019 0 Comments

Queridos seguidores de este blog, me complace anunciaros la existencia de otro nuevo blog donde he recopilado todos mis poemas que figuraban anteriormente en este, con el fin de diferenciar ambos blogs, este que ya conocéis dedicado exclusivamente a la narrativa y el otro a la poesía. 
Si os apetece descubrir todo mi poemario hasta la actualidad, os invito a leerlo en esta dirección:


Gracias por vuestras huellas y allí nos vemos. 
Saludos.