Comparto mis creaciones literarias de producción propia y motivo a los lectores a participar de mis historias.

miércoles, marzo 2

Posted by Estrella Amaranto in | 4:22 22 comments
Habitualmente nos levantamos y mientras nos preparamos el desayuno, en nuestro entorno hay un universo que se mueve. 


En el mismo instante en que sorbemos la taza de café o ponemos la mermelada en las tostadas, otras personas están haciendo a su vez cosas distintas, aparentemente independientes de nosotros. Cuando consultamos nuestra agenda o intentamos organizar la jornada, hay otra persona que se está duchando o secándose el pelo tranquilamente sin preocuparse de llegar tarde, porque a esa hora no tiene ningún compromiso pendiente. Habrá también otras personas apresurándose para coger el autobús o el metro, porque llegan con el tiempo justo o quizás alguno se ha retrasado porque se durmió más de la cuenta. Al salir de casa, pasaremos por distintos establecimientos, unos llenos de gente impaciente por tomarse el desayuno rápido, al tiempo que el camarero aún sigue sin atenderles porque hace un rato discutió con su pareja por teléfono o le han dado una mala noticia y todavía no ha tenido fuerzas de poner la máquina de café en marcha. Vamos apresurados cruzando las calles, incluso con el semáforo en rojo, intentando huir o buscar otra alternativa a la realidad que nos rodea y de pronto oímos el ruido seco del frenazo de un taxi que es incapaz de esquivarnos y acaba atropellándonos.

Entonces nos planteamos que si tan solo una de aquellas circunstancias que se dieron desde el momento mismo de levantarnos de la cama, hubiera sido diferente, solamente una, quizás cabría la posibilidad de que ese taxi no se hubiera cruzado nunca  en nuestra vida y por consiguiente hubiéramos evitado la tragedia. Pero siendo conscientes de esta realidad cambiante, imprevisible, donde la ley de causa y efecto se cumple, donde siempre corremos riesgos y pueden darse accidentes, entonces nos deberíamos preguntar: ¿cómo debemos afrontar esa realidad universal donde todo está conectado?...

Reflexionemos acerca de esta frase de Lynne Mc Taggart:

"Toda la materia del universo está conectada en el nivel subatómico a través de una constante danza de intercambios cuánticos de energía. En el más básico de los niveles, cada uno de nosotros es también un paquete de energía pulsante en constante interacción con ese mar de energía".

De ahí que nuestros pensamientos influyen y al mismo tiempo son influidos por el conjunto de la existencia. El todo nos afecta y cada uno de nosotros afectamos a ese todo, llamémosle universo, vida, realidad, país, familia, ciudad, relaciones sociales y también uno mismo. Lo cual nos debe hacer pensar si, entre el Yo y la circunstancia, exista algo que lo divida.

El arte de cambiar la realidad

Como antes he mencionado, nos levantamos cada día y aún sabiendo que formamos parte de un todo, no somos capaces de apreciarlo y nos perdemos observando la partes de ese todo, lo cual significa que decidimos prestar atención  a la realidad que luego dará sentido a nuestras experiencias.

Ante ese caótico conglomerado de "causalidades" a las que llamamos torpemente casualidades, mucha gente elige el papel de víctima, pues el mundo está lleno de infortunios y suertes, así la vida se convierte en una barca que se mueve según el viento que sopla y en constante amenaza de irse a la deriva. Las personas victimistas o negativas, piensan que hagan lo que hagan siempre les sucederá lo peor y no pueden poner remedio para cambiarlo. Así las cosas, no cabe pensar más de ellas, que o bien se quejan o se resignan,

En cambio otras personas deciden que la mejor forma de sobrellevar tanta incertidumbre existencial es controlándolo todo. De ahí que la mejor manera de evitar esas incertidumbres, es despejando las incógnitas, planificarlo todo y anticiparse a los acontecimientos para evitar malas sorpresas. Dichas personas controladoras suelen forzar los acontecimientos, obligando al tiempo, obligándose a sí mismas y por desgracia forzando a los demás también.

Cocrear la realidad

Nos queda afortunadamente otro camino, el de hacernos uno con el todo, o sea, conjugar circunstancias con nuestra capacidad creativa o creadora. Evidentemente, sea consciente o no, ahí fuera existe un mundo de leyes físicas y de fenómenos intangibles que solemos percibir a través de los sentidos. Pero también es cierto que quien enseña a los sentidos es el observador, es el Yo que decide, piensa y siente sobre todo lo que le sucede. De ahí que las cosas se adapten a nosotros, a como sentimos, pensamos o decidimos.

Séneca decía que la sabiduría radica en saber distinguir correctamente dónde podemos modelar la realidad para ajustarla a nuestros deseos, de donde debemos aceptar, con tranquilidad, lo inalterable, o sea, lo que es. Pero aceptar no debe confundirse con resignarse. Si algo nos hace creadores es la capacidad de transformar las cosas, no de soportarlas. Y no puede haber transformación sin aceptación previa. Quien más, quien menos ha intentado, sin éxito cambiar la naturaleza de las cosas y a los demás. Lo intentamos hasta que nos damos cuenta de que, para cocrear, partimos de lo que es y no de lo que debería ser.

Otra frase que nos puede servir para comprender que las circunstancias no son algo fortuito sino que se relacionan con la persona o individuo de forma indivisible, es aquella de Ortega y Gasset: "Yo soy yo y mi circunstancia". De manera que aunque no podamos cambiar los hechos, si podemos cambiar  la forma de relacionarnos con ellos. 

Seamos responsables y no culpables, porque de la relación que establezcamos con nuestras propias circunstancias crearemos una realidad y no otra. Lo mejor es que ese mañana lo podemos crear de otra forma distinta.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados
Reacciones:

22 comentarios:

  1. Lo que pasa mañana depende en gran medida de las decisiones que tomamos hoy en día, incluso esa cita con ese taxi, pero entonces es todo, ya que está destinado a ser, no por casualidad o el destino, sino por elección. Gracias para compartir queria amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo, querida amiga, Cindy, lo que hacemos (causa) tiene consecuencias (efecto) = Ley de causa y efecto que siempre se cumple.
      La elección que tomamos lleva implícito un efecto o consecuencia, las cosas no ocurren al azar sino que funcionan según nuestras propias elecciones.
      Gracias por comentar y que tengas un maravilloso fin de semana!

      Eliminar
  2. Hola!!!! Siempre me ha gustado micho la frase de Ortega y Gasset.
    Yo estoy absolutamente de acuerdo en todo, el efecto mariposa existe, solo hay que saber vivir con él.
    Hay que ser positivos, yo he pasado por muchas cosas y sé que si hubiera sido negativa ahora mismo estaría en la más absoluta precariedad económica y mental.
    Me ha encantado el post, ahora mismo lo comparto porque me has dejado pensando.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase de Ortega y Gasset es para ponerla en un marco ...ja,ja,ja,ja
      También coincido contigo, Gema, en lo del efecto mariposa y que nos toca adaptarnos y aprender a vivir con él.
      ¿Qué te puedo contar a ti, después de lo que has tenido que vivir en primera persona?... nada de particular, o que has afrontado ese revés de la vida estupendamente, por lo que te aplaudo.
      Ayer precisamente ya de madrugada logré poder leerme tu entrada reflexiva de los jueves y no pude por menos que ponerla la primera de la lista de las publicaciones compartidas en mi perfil ¡qué buena lección para tantas personas que han tenido que pasar por lo mismo que tú, o para quienes todavía están empezando!

      Encantada, como siempre recibirte y contestarte.
      Un besito y ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
  3. Una entrada muy interesante, Estrella. Es cierto que las personas, a la hora de enfrentarse a la realidad, asumen diferentes roles. El de víctima es, a mi modo de ver el más preocupante, porque no se asume la responsabilidad de los actos. Siempre podemos cambiar la forma en que nos enfrentamos a los hechos, la manera en que nos tomamos lo que pasa, eso es lo más racional, aunque no es sencillo.
    Un beso enorme, Estrella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Chari, llevas razón, esas personas que no aceptan la realidad de las cosas y adoptan ese rol de víctimas, para que las compadezcan y estén todo el día chupando la energía ajena, son bastante insoportables y lo que les ocurre realmente es que se resisten a crecer interiormente porque su ego les tiene encerradas en su caparazón, sin ver más allá de sus narices y rechazando frontalmente cualquier responsabilidad, como bien comentas.
      Si, se puede cambiar de actitud perfectamente y de ese modo es como conseguiremos nuestros objetivos, aunque no sea fácil, pero vale la pena lograrlo y estar más en armonía con nosotros y con el Universo.
      Un besazo muy grande y ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
  4. Cuando sepamos moldear la realidad, seremos protagonistas activos de nuestra película. Una explicación acertada y realista de como podemos enfocar mejor nuestro hacer diario, con consciencia, en lugar de hacer las cosas por inercia.

    Me gustó la forma en que lo expones; Estrella.
    Gracias por compartir esta enseñanza.
    ¡Un fuerte abrazo, y feliz resto de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quiere decir, amiga Mila, que cuando seamos conscientes de verdad de todo el infinito potencial creativo o creador que llevamos dentro, cuando nos veamos como dioses de este Universo empezaremos a transformarlo vertiginosamente.
      La inercia o la rutina suelen atontar la mente, es lo que quiere el sistema para alienarnos más aún de lo que estamos.
      Me alegra que te haya resultado ameno y fácil de comprender, porque suelo ir probando distintas formas de lenguaje para ver de qué manera resulta la lectura más asequible con este tipo de cuestiones tan abstractas.

      Un gusto compartirlo y más aún de conocer tu opinión.
      ¡Un fuerte abrazo y feliz fin de semana!

      Eliminar
  5. Efectivamente, todo está conectado, desde lo aparentemente menos importante a lo que realmente lo es, y es nuestra actitud también la que modela nuestras vidas y nuestro entorno. Muy interesante disertación sobre el tema que comparto, Estrella. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena síntesis del tema en cuestión, compi blogger, Mayte. De modo que no me queda más que agradecerte tu participación y la alegría que me ha dado verte de nuevo.

      Besos y que llenes bien las pilas durante este fin de semana, para afrontar lo que te espera de aquí hasta que bajéis ese ritmo laboral!!!

      Eliminar
  6. Interesante y muy bien explicado Estrella. ya que somos creadores de nuestra realidad y cada cual es capaz de creaer su propia realidad y de hecho la crea, la convergencia de estas realidades tiene que necesariamente hacerle espacio a las demás, por lo tanto nunca nuestra realidad sera igual a como la creamos, ya que recibe muchas interferencias que deben armonizar y encajar sincronizadamente.

    imaginemos que cada planeta se mueva a su antojo, cree su propia órbita, eso esta bien, pero para poder girar y moverse sin colisionar debe tener en cuenta otros planetas del mismo sistema solar y sus órbitas. De ahi se deduce que nadie es un protagonista autentico, eso es debido a que estamos interconectados y compartimos los mismos espacios en el tiempo, este hecho no nos resta responsabilidad pues precisamente nuestra responsabilidad mayor radica en tomar esta conexión en cuenta antes de emprender cualquier acción.

    Lynned Mc Taggart tenia razón y Séneca complementa esa idea.

    Gracias Estrella por este gran aporte reflexivo que nos pone a pensar en cada acción irresponsable que tomamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado ese complemento que añades a la reflexión del tema, es decir, que tenemos que ser conscientes de que hay que contar no solo con nuestra realidad, sino también, con las del resto de seres que estamos interactuando al mismo tiempo y en el mismo espacio, de ahí que seamos co-creadores y no solamente creadores, así es como todo encaja. El ejemplo de la orquesta y los distintos instrumentos, es muy apropiado para comprender esta idea, donde la música solo es posible cuando cada instrumento interviene sin ocupar el sitio de otro.

      Me parece excelente tu exposición utilizando los planetas como ejemplo también. De ahí la necesidad de respetar el espacio de los demás y no confundir libertad con libertinaje.

      Me alegro mucho, I. Harolina, que hayas tenido el gusto de compartir también tu punto de vista y enriquecer este debate, de modo que gracias a ti también.
      Un abrazo y ¡buen fin de semana!

      Eliminar
  7. Muy interesante lo que nos cuentas y cómo nos lo cuentas. A veces nos perdemos en la negatividad y en ser víctimas cuando lo que toca es cambiar nuestra percepción, y ya que somos los responsables de lo que sentimos ¿por qué no hacerlo desde la positividad y de conseguir que nuestros días se llenen de cosas buenas?
    Por el mismo precio, vamos a por sonrisas y felicidad que nos harán sentirnos mucho mejor.
    Muchas gracias Estrella por esta interesante reflexión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial tu cuestionamiento, Conxita, ¿por qué no hacerlo desde la positividad y de conseguir que nuestros días se llenen de cosas buenas?... Claro que si, que hay que cambiar de actitud frente a la vida y eso mejorará nuestra realidad y la del mundo en general.
      Me alegro mucho de verte y que también te haya gustado este tema, de modo que gracias a ti también por aportar tu grano de arena enriquecedor.
      Saludos y buen fin de semana!!!

      Eliminar
  8. Tremendamente interesante querida amiga. Me ha encantado leerte, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me ha encantado recibirte con una gran sonrisa.
      Gracias por dejar tu huella.
      Besos y buen fin de semana!!!

      Eliminar
  9. Interesante reflexión ¿El detalle o la realidad en su conjunto? ¿Lo poco por lo mucho? Como yo siempre he sido una idealista, me encanta cambiar la realidad, aunque es cierto que ha habido épocas en las que he adoptado el papel de víctima y me he dejado llevar. Esa espiral no me ha gustado y por ello siempre prefiero transformar la realidad para que ésta cambie.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvídate de ese papel de víctima que luego en el fondo te deja vacía y con una falta de autoestima enorme. La vida hay que vivirla en primera persona, como adultos responsables de nuestros propios actos y aprender a crecer internamente a base de crearnos objetivos que nos estimulen nuestra autoestima, porque así podremos ser conscientes de ese infinito potencial creador que todos llevamos dentro y conseguir cambiar la realidad o transformarla, como bien dices.
      Un beso y buen fin de semana!!!

      Eliminar
  10. Tengo muchas cosas que hacer y haré todo lo posible por hacerlas.
    Estoy de acuerdo con lo que expones en el texto y voy a poner mi granito de arena para difundirlo. Un abrazo amiga Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría me das! y encima sabiendo que estás tan ocupado, de modo que valoro tu intención y aqui me tienes dispuesta también a facilitarte lo que necesites.
      Como seguiré incluyendo nuevas entradas en esta línea, tienes mi aprobación total, para promocionar lo que encuentres más interesante y sin cortapisas.
      Muchas gracias y un abrazo grande amigo Jósé y buen inicio de semana!!

      Eliminar
  11. El aquí y el ahora, el observar y estar y ser en el presente inmediato, (el futuro y el pasado no existen en la energía, solo en nuestra percepción física) nos ayudará a cocrear, como muy bien planteas en el post. Me ha encantado esta filosofía, merece la pena intentar ponerla en práctica.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa compi, Marisa!!!
      Me alegro de volver a leerte por mi blog, el caso es que estoy demasiado ocupada últimamente y no termino de organizarme mejor con tantas cosas que suelo abarcar a diario... En fin, espero que no me cueste mucho volver a darle cuerda a este blog y llevar un poquito de orden con las visitas y comentarios.
      El contemplar esta realidad como observadores de nosotros mismos nos puede ayudar a mejorarla, a cocrear una más agradable o menos desequilibrada, donde podamos agruparnos solidariamente, respetando y valorando el sitio que le corresponde a los demás, sin esta codicia y brutalidad que ahora nos caracteriza.
      Me alegro que te haya gustado este tipo de filosofía y estoy de acuerdo en llevarla a la práctica.
      Un besito

      Eliminar

Search