febrero 19, 2020

# Comedia romántica

El juego de la seducción


Queridos lectores y seguidores del blog, en esta ocasión os presento el relato con el que voy a concursar en la XVII EDICIÓN Y TERCERA TEMPORADA DEL TINTERO DE ORO (FEBRERO 2020): LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ de Margaret Mitchell
Dicho relato debe cumplir con al menos uno de estos requisitos:
  • Escribir una historia de amor, dejo al gusto del autor el nivel de romanticismo.
  • Un relato en el que se mencione con sentido la novela Lo que el viento se llevó o a la autora, Margaret Mitchell.
  • Un relato en el que la acción transcurra en un contexto de guerra, desde el punto de vista de un personaje femenino.
  •  Extensión: Máximo 900 palabras.  
El que que os comparto, cumple con los dos primeros requisitos y su extensión es de 894 palabras.
Deseo que la lectura os resulte estimulante. Bueno, ya me contaréis vuestras sugerencias e impresiones al respecto.
Muchas gracias a todos.

      No podía hacerse a la idea de lo que sus ojos estaban viendo. Una casa completamente reformada y decorada con mucho estilo.
    —¿Todo esto es tuyo o se trata de un alquiler? —interrogó aturdida por el lujo y ostentación que mostraban las habitaciones.
     —Vivo de alquiler y el dueño es un buen amigo de la infancia —le confirmó Thomas subyugado por su amplia y delicada sonrisa.
     Observándola durante unos instantes, se esforzó por sosegar sus nervios. No obstante, Emerald alzó la vista e inesperadamente ambos se encontraron en el mismo punto. Luego, él se dejó llevar y al mirarla de nuevo, sus ojos recorrieron cada minúscula parte de tan singular belleza que lo mantenía obnubilado.  
     Cierto que debió liberarse del molesto pensamiento que lo acusaba de infidelidad, al continuar manteniendo aquella relación a escondidas de su esposa, a quien solía engañarla con excusas de viajes de negocios, cuando en realidad lo único que le importaba era urdir un buen plan que le dejara libre de sospechas.
    —Mi gatita, voy a llevarte hasta nuestro dormitorio, supongo que querrás cambiarte de ropa. Solo tienes que buscar en los cajones de la cómoda. ¡Sígueme por este corredor!
     —¿Es tu madre? —interrogó la joven, levantando la mano y señalando con el índice el retrato que vio dentro de una vitrina.
      Sin prestarle demasiada atención al estar convencido de a quién estaba haciendo referencia con la imagen de la fotografía, dudó qué responderla, por lo que optó por replicarla cambiando de tema.
      —Llevas un vestido muy elegante, combina perfectamente con tu tez sonrosada y el tono castaño de tu pelo.
      —¿Cómo se llamaba?
      —Margaret Mitchell
      —¿Inglesa?
      —No, nació en la ciudad sureña de Atlanta, en Estados Unidos.
       —Su cara, me suena de algo... ¿Es famosa?
       —Sí, mucho.
       —Disculpa mi curiosidad, pero me gustaría saber a qué se dedicaba.
       —Era periodista y luego se hizo muy famosa.
       —Sin duda, una mujer muy interesante, ¿verdad?
      —Por supuesto. Fue quien compró esta casa hasta que sus herederos decidieron venderla y por casualidades de la vida, Robert me la ha alquilado en tanto que decida si quiere o no hacer uso de ella.
       —¿Y qué fue de Margaret?
      —Trabajó para The Atlanta Journal y The Sunday Magazine. Se casó en varias ocasiones y no tuvo hijos. Desgraciadamente, murió atropellada por el exceso de velocidad de un taxista, cinco días después del accidente.
       —Morir así debe ser terrible ¿verdad?
       —Y además con cuarenta y nueve años... ¡No llegó ni a la mitad de la vida!
    —¡Qué lástima! ¡Me hubiera encantado conocerla! Supongo que su vida debió ser apasionante.
      Thomas se mantuvo en silencio, con la vista perdida al fondo del pasillo. Entre tanto, ella le observaba con descaro preguntándose quien estaba realmente detrás de aquella nariz respingona, casi femenina, el cabello peinado con flequillo, la amplia frente y los ojos de mirada melancólica. Él, esbozó una sonrisa mientras la contemplaba sin perder un ápice de sus movimientos.
      Continuaron hasta llegar al umbral del dormitorio. Le indicó que podía cambiarse de ropa, mientras iba a buscar unas copas de champán. Sabía que ella no tenía a nadie a quien acudir si le ocurriese aquella noche alguna desgracia. Su familia la había echado de casa y sus compañeras del burdel tampoco podían auxiliarla.
     Al regresar con la botella y las copas, se quedó fulminado con una punzada en el estómago y una avidez por desnudarla. Llevaba puesto un negligé negro satén muy ajustado y transparente, lo que dejaba casi al descubierto sus prominentes pechos, así como los globos gemelos de sus nalgas.
      Dejando ambos recipientes y el
Chardonnay sobre la mesita de noche, se despojó de la ropa que llevaba puesta y dejándose emborrachar por la agitación que le provocaba su exuberante belleza adelantó los brazos para colgárselos del cuello y atraerla contra su pecho. La besó entreabriendo sus labios suaves y húmedos, cediendo al vértigo del deseo y sintiendo la asfixia que la presión y velocidad de otra lengua diligente, poco a poco, le vaciaba las entrañas hasta estremecerse de gozo.       
     Las medusas de sus lenguas se devoraban en infinitas bocas hambrientas como cuevas subterráneas de perfidia y carne húmeda tan acogedora resbalando entre desfiladeros de marfil y piel volcánica.
      Colocándose a los pies de la cama, le abrió las piernas y con sus manos le alzó las caderas para luego dedicarse a libar con suavidad su sexo hasta verla retorcerse de placer. Más tarde se desplazó a su vientre dándole besos húmedos. Por último, se incorporó dejándose caer encima de ella decidido a penetrarla en una sucesión de miradas, susurros, gemidos, cuerpos entrelazados y
sicalípticos besos.

     Al día siguiente, se personó Robert, el supuesto propietario de la vivienda. Thomas se encargó de presentarlos y después los dejó a solas en el salón, mientras él se dedicaba a realizar unas gestiones en su despacho.
      —Emerald ¡qué nombre tan fascinante!
     —Si, en la antigüedad se decía que era una gema sagrada relacionada con la victoria y el poder.
      —¿Formas parte de un sueño o eres real?
      —ja, ja, ja... ¡Qué cosas dices!
      —Me encantaría invitarte al cine esta noche.
      —No hay problema, Thomas no es celoso.

    Sentados delante de una gran pantalla, Robert y Emerald contemplaron juntos la película Gone with the Wind, cuyo guion era una adaptación de la novela homónima con la que la madre adoptiva de Thomas obtuvo el premio Pulitzer.



Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados


 

65 comentarios:

  1. Querida Estrella,
    es un verdadero placer leer este texto donde magistralmente expresas y haces partícipe de ese juego de seducción, de ese deseo, de esa necesidad.

    Mil gracias.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El tema elegido es una preciosidad que unida a la historia hace de esta un maravilloso conjunto. Es como haber leído el fragmento de una obra de época. Me ha gustado mucho la fluidez que destaca tanto en la narrativa como en los guiones de los personajes.
    Te felicito, mi querida amiga.
    Un verdadero placer.

    Mil besitos con cariño y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
  3. Ay, Estrella ... y cómo te lo cuento yo, que no me sonroje; a ver :
    Te estoy escribiendo|comentando to' palote; así de claro'. Lo que indica que tu texto se va a llevar el primer premio de calle; así de sencillo.

    Y, a mayores me tomo la libertad [y/o/uh ... el exceso de confianza] de hacerte una ligera sugerencia; a ver qué te parece. Y dice 'asín' :

    1. lo de 'mi gatita' ... no lo acabo de ver; o mejor dicho de oír; o mejor dicho todavía de leer

    2. sugeriría sustituir la elección del caldo DE CHAMPÁN [o zumo de uvas] para llenar esas copas, por el sublime encanto|hechizo de un más que genial CHARDONNAY [o zumo de uvas blancas] no es por nada [oh sí] pero me mola más ese vino blanco tan sutil, como genial [al menos para mi paladar]

    y 3. dices|escribes casi al final : 'al regresar con las botella y las copas ...' || y vuelves a repetir tres o cuatro renglones después, en el párrafo inmediatamente seguido : 'dejando la botella y las copas sobre la mesita de noche ...' || ¿no te parece una repetición que se puede decir igual pero con otras palabras?

    y para rematar esta humilde opinión de un lector tuyo que te sigue, decirte : DISCULPA MI OSADÍA, ¿VALE? || jo, es que me parece a mí; y esta es mi pseudocrítica, que no pretende serlo, como mero lector y máximo admirador tuyo para qué lo voy a ocultar, ¿sí?

    de momento aquí te dejo un beso con todo 'el amor y devoción del mundo mundial'
    ciao ciao
    ______

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cumplí tu deseo y he acabado por especificar que dicho champán se trataba de la variedad Chardonnay (de esa uva blanca de la que me hablas).
      La reiteración también está corregida, ya no hay tantas copas dando vueltas...ja, ja, ja.
      Del resto no tengo la culpa, así que tú verás como lo resuelves.

      Ciao bambino e grazie mille!

      Eliminar
    2. me estás malcriando, lo sepass; luego no nos quejemos de vicio, oh de cine, oh de lujo

      ¡¡me dices unas cosas que pa'qué-te, digo!! [jijij]
      merci por todo, 'socia'

      beso
      [conste que t'has pasao ... de güay, ¡¡caray!! [vale vale, esta no me la tengas en cuenta]

      besuco|azo|ito
      ______

      Eliminar
  4. Buena historia Estrella. Doble sedución hace Esmerald. Y en su justa medida para el concurso.
    Suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien, diriges muy bien las escenas, emocionando al lector.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado el relato, Estrella, pero me queda una duda. ¿Es real que Margareth Mitchel tuvo un hijo adoptivo o lo has inventado para el relato? Es que no leí nada similar cuando estuve viendo cosas de ella para mi reseña.
    De todas formas, es una simple curiosidad mía que ni quita ni pone a la calidad del relato.
    Mucha suerte, amiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo encantada, querida Rosa, Margaret Mitchell no tuvo hijos naturales ni tampoco adoptados, de modo que lo que he contado es pura ficción.
      Espero haber satisfecho tu curiosidad y muchas gracias por comentar.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡Vaya! Desconocía la palabra sicalipsia “Malicia sexual y picardía erótica”, no sé por qué, la relacioné con psicodelia y entre la sicalipsia y la obnubilación (visión de objetos como a través de una nube), pensé que la pareja se había fumado un porro para hacer el sexo, o el amor.
    Ahora en serio Estrella, una buena idea la trama de meter al hijo de la autora de lo que el viento se llevó, sea real o no, que supongo que no, pues podría demandarte por contar sus íntimas relaciones sexuales :))

    La historia es que me asombra tu imaginación, y entre hechos reales y ficticios te has montado, compañera, un relato muy chulo, con las premisas propuestas por el amigo David más que superadas.

    Un fuerte abrazo Estrella. Buen trabajo.


    ResponderEliminar
  8. Hola Estrella! Soy Beri. Ante todo, agradecerte tus amables palabras dedicadas a "Corazón en Llamas". Para mí lo de usar la prosa poética ha sido un auténtico reto.
    En cuanto a tu relato, qué puedo decirte...Pues que es una muestra más de la excelente escritora que eres. Aparte de lo bien narrada que está esta historia de seducción tan tórrida que nos ofreces, logras sumergir al lector en la propia trama, gracias a las descripciones tan vívidas (y húmedas) de las escenas amorosas, insertando magistralmente las partes dialogadas. Muchas felicidades y mucha suerte en el concurso, que te lo mereces. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Hola, Estrella! Qué buen relato! Una historia que desborda pasión, muy bien contada y muy bien articulada en torno a las premisas del reto. Un beso y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  10. Seems a great romance was happening!
    You wrote everything beautifully, Estrella!
    Hugs!

    ResponderEliminar
  11. Es una historia magnífica, Estrella. Sumamente seductora, amena y muy bien contada. ¡Qué arte tienes con las letras, hija mía! Te felicito y te deseo toda la suerte del mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Querida Estrella,
    Una vez más, disfruto ya no sólo con tus tramas, sino con la forma en la que llevas a cabo tu narración.
    Teniendo en cuenta que el tema del concurso, ya dije que, me parecía de lo más complicado, nunca pensé en una asociación tan buena e imaginativa como la que has hecho.
    Siempre es un placer leerte. Te deseo mucha suerte.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  13. Mi estimada Estrella! Tienes una capacidad inmensa para relatar todo tipo de historias, consigues poner al lector en tus escenas, transmites sensaciones que muy pocos escritores consiguen. Te admiro inmensamente por esa capacidad tuya.
    Un abrazo muy fuerte y grande.

    ResponderEliminar
  14. Mi estimada Estrella, un relato lleno de romanticismo que llena el texto de una esencia que embelesa los sentidos, disfruto tanto de tus historias tan llenas de vida, que casi las respiras como tuyas. Siempre estás a la altura de las circunstancias de los retos de nuestro gran amigo David.

    Mucha Suerte amiga de corazón.

    Besos, abrazos todo ello amenizado siempre de mi cariño hacia ti.

    ResponderEliminar
  15. Gánate ese premio. Tiene todo para ello. Lo has bordado.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  16. Muy romántico, Estrella. Una historia muy bien construida. Felicidades por tu excelente imaginación creativa ¡Esta edición está que arde! Suerte en el concurso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Romance y seducción en tan buen relato amiga Estrella. Tu imaginación es poderosa te felicito, me encanto leerte. Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  18. Seguro que esta seducción llegara a buen puerto, excelente participación.
    Romanticismo en alas de tu imaginación. Mi felicitación amiga.
    Un beso y feliz día Estrella.

    ResponderEliminar
  19. Un relato encantador y más que romántico diría que erótico. Pero, claro, lo uno lleva a lo otro. Llegó un momento en que presentí que algo terrible sucedería, cuando el protagonista piensa que su amada ocasional no tiene a nadie a quien recurrir si algo malo le pasara esa noche y que procede de un burdel. ¿Un asesino de prostitutas? Pero ahí me he quedado, pensando, ahora yo, que, si así fuera, poco romanticismo contendría la historia, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola.
    Lo primero, mucha suerte en el cncurso.
    Me ha gustado mucho, escribes muy bien y atrapas. No me suele gustar el género erótico y en este caso no ha sido así, me has atrapado. Me pasó como Josep, por un momento pensé qu ehabía un asesino de prostitutas...el final me gusta mucho, has cerrado el círculo.
    Suerte y feliz día.

    ResponderEliminar
  21. Un genial relato mi querida Estrella. Un juego de seducción impecablemente narrado, me ha encantado ese componente de sensual erotismo que le has imprimido, así que te felicito una vez más por tu buen y bien saber hacer y te deseo mucha suerte en el concurso mi entrañable amiga.
    Te dejo un abrazo inmenso y un cargamento repleto de besos cósmicos desde todos los puntos de mi universo.

    ResponderEliminar
  22. Buenas, Estrella.

    Vaya juego de seducciones nos has mostrado. Muy bien llevado el relato.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Buen relato Estrella y suerte en ese concurso... brindaremos con Chardonnay si es que lo ganas. 😉 Besitos seductores.

    ResponderEliminar
  24. Bueno, bueno, Estrella, menudo relato el que nos presentas, cargado de romanticismo y erotismo, a veces simulado y otras tantas muy bien mostrado y descrito. Además, vaya es el glosario de palabrejas con el que cuentas, muchas de ellas ni las había leído nunca, pero cuyo significado se adapta a la perfección, como si esas palabrejas hubieran estado agazapadas a la espera de que las usaras.
    En cuanto a la historia se las trae; infidelidades, burdeles, pasados tortuosos, peligros acechantes, pasiones incontrolables y compartidas con Chardonnay y amiguertes... y todo eso con la figura de la escritora de fondo. Realmente un trabajo genial que salpicado de tu magnífica manera de captar la atención y contar las cosas ha resultado un relato fantástico.
    Seguro que llega bien alto en el concurso; reservame algún sorbito de ese Chardonnay, será la única vez que tenga ocasión de catarlo, je, je.
    Un abrazo y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  25. Hola Estrella
    lleno de sensualidad y no sé porqué lo digo, de grandes escalinatas dignas de Hollywood.
    Me ha gustado mucho y he disfrutado con su lectura. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  26. Me ha gustado lo fino que has hilado la historia y la tensión sexual que has introducido en esa relación amorosa y libre de prejuicios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Que bonita, muy hermosa! magia pura sale de tu mente y corazon, dedos de hadas para hilvanar historias.

    ResponderEliminar
  28. Hola.
    Me ha gustado y he disfrutado mucho tu relato.
    Por cierto, acabo de encontrar tu blog y me quedo por aquí. Te invito a pasarte por el mio.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  29. Nada me sorprende de usted, estimada Estrella un relato lleno de muchos sentimientos e incluso podríamos decir cómo han comentado antes con una mezcla de géneros que hicieron del relato bastante fascinante. Suerte en el Tintero de Oro te lo mereces.

    ResponderEliminar
  30. ¡Estrella! Tu relato me ha gustado mucho. ¡Madre mía!! Que pasión... Paso por aquí para desearte muchísima suerte. No me extrañaría para nada que tu relato quedara ganador o entre los primeros puestos
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado esa mezcla de realidad y fantasía en ese juego sutil de seducción. Creo que te ha quedado un relato magnífico. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  32. Estupenda información! Que tengas feliz fin de semana! 🧡🧡🧡

    ResponderEliminar
  33. Hola, Estrella, vengo de visita a traerte mi comentario.
    Tu relato me ha dejado muy contenta, ya que generalmente son muy criticadas las chicas de compañía ─aunque ahora parece que este concepto estuviera cambiando─ y tú abordas el tema con mucha delicadeza, describiendo a la protagonista de una forma humana sin limitarte a tratarla como símbolo sexual, la cual no conocía a la escritora y por otro lado se interesa por la madre de su compañero ocasional. Dejas ver además la vulnerabilidad de estas mujeres en este tipo de trabajo, coincido con nuestro compañero Josep María al comentar de la frase «si le ocurriese aquella noche alguna desgracia», que hace pensar que Thomas podría ser un asesino.
    Otra forma de romanticismo le das al concurso de nuestro genial David, donde incluso haces alardes de tu escritura fusionando tu relato con Margaret de una forma impecable.

    Por favor pido que mis comentarios u opiniones no sean confundidos con mi vida privada, ya que son totalmente objetivos referentes al tema tratado y no dejan predecir mi real postura. En otra palabras: con el comentario anterior no quiero decir que estoy a favor del frío negocio de la prostitución, donde esas personas son usadas como objetos, simplemente comento objetivamente el relato de un tema tan peliagudo como interesante que nos expone nuestra compañera Estrella.

    ResponderEliminar
  34. Una historia de pasión, escenas de un tono subido narradas con pulso sutil, aunque no por ello menos explícitas. Que yo recuerde es la primera incursión erótica en la historia del Tintero, así que eso ya es todo un hito para la posteridad, Estrella.
    Homenaje también a Margaret Mitchel, protagonista de esta edición. Te deseo mucha suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
  35. Cuando le preguntó: "¿Formas parte de un sueño o eres real?", creo que ambos, ella y yo, Emerald y yo, quedamos igual de descolocados jaja Me gustó esa pregunta. Introduce un quiebre interesante en la historia y hace que uno se cuestione parte de lo que ha leído como verídico (sea esa tu intención, profe, o no).
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Hola, Esmeralda. Muy original tu historia, con una ficción erótica incrustada en datos biográficos de M.Mitchell. Muy buena escritura.Saludos y deseos de suerte en El Tintero.

    ResponderEliminar
  37. Estrella tienes material de sobra para hacerle frente a cualquier género literario, en esta historia de deseos carnales se esconde otra historia igual de humana y algo más intrigante.

    Con un buen manejo del lenguaje y paisaje erótico, nos haces cruzar de una escena donde priman los primeros deseos, a una donde la escritora homenajeada pasa a ser el tema de atracción, dejando algunos cabos sueltos de intriga en los pensamientos más profundos de ambos amantes, para luego retomar con más ardor esos deseos y hacer realidad esos instintos sexuales, con tal naturalidad..., sin mucho pudor, pero tampoco prosaico, !Te has lucido! Y no conforme con eso, con esa misma naturalidad nos llevas al cine a ver "Lo que el viento se llevó", ja, ja. genial amiga.

    Sabes me gusta el guión de fondo que percibí en este relato, no es un mero encuentro pasajero o fortutito, me temo que Thomas está de veras interesado en la chica y la está poniendo a prueba, por eso mete a Robert por medio y lo hace pasar como el dueño de la mansión, para ver si ella pilla al más adinerado o en verdad vió algo más que belleza en ella.

    Fuera de concurso podrías alargar más esta trama, hay mucho de fondo en esa mansión y con esos tres personajes, bueno cuatro, incluyo a Margaret.

    Veremos como se te da a más ese juego querida.

    Que tengas una agradable semana.

    ResponderEliminar
  38. Salud Estrella, perfecta historia de seducción que nos ha seducido a la vez, y valga la redundancia.
    Es redonda. Cumple con todos los requisitos, es cierto, pero mientras la leemos poco nos importa porque estamos allí, prendados.
    Un relato de concurso

    ResponderEliminar
  39. Hola, Estrella. Nos has inmerso en un mar de pasiones con pluma inigualable. Un placer la lectura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. ¡¡Muy buena historia!!
    Tu imaginación nos ha llevado por una vida inventada y una novela sensual y bien desarrollada. Te deseo suerte en ese concurso, tu cuento es muy bueno.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  41. Una tórrida historia rebosante de sensualidad con escenas muy explícitas. Me parece muy acertada esa introducción situando la acción en la antigua casa de la célebre escritora e ilustrándonos sobre su vida y trágica muerte. Desde luego, parece el escenario más apropiado para que Esmerald y Thomas den rienda suelta a su desbocada pasión. La protagonista parece el prototipo de mujer amoral por excelencia, que solo piensa en disfrutar a tope del momento. Tu elaborada prosa lírica consigue meternos dentro de la historia y vivir las febriles peripecias de los libertinos protagonistas.. Mucha Suerte en El Tintero. Un abrazo, Estrella.

    ResponderEliminar
  42. Estrella, saludos cordiales para ti , en realidad que ahora has desencadenado una potente tensión narrativa y muy pasional, me ha gustado mucho el relato, espero que sea valorado en El Tintero , en verdad se lo merece.
    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  43. Un texto muy seductor, Estrella, en el que insertas a la perfección la vida y obra de Margaret Mitchell. Y aunque hay sexo explícito, lo has enfocado con una elegancia y buen hacer en el que no hay sitio para la ordinariez.
    Un abrazo enorme y mucha serte en el concurso.

    ResponderEliminar
  44. Apr.eciada Estrella: no sé por qué creo que tu texto será de los tres primeros para el reto del compañero David Rubio Sánches en EL TINTERO DE ORO.
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  45. Estrella erotismo y sexo contado con una extraordinaria pluma. Digna de un buen puesto. Suerte en el tintero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Genial, Estrella. Me ha encantado tu relato. Qué bien llevado y qué bien recreado. Te superas a cada escrito, tienes una imaginación y unos recursos literarios desbordantes.
    Ese final me chifla.

    Muchos aplausos👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  47. Saludos Estrella, un relato apasionado que incluye muy bien a la agasajada de esta entrega de El Tintero de Oro. Un gusto leerte. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
  48. Coincido con los compañeros en señalar el gran retrato que haces de la mujer de compañía que pese a ejercer una fuerte atraccion sobre los hombres, es a la vez, vulnerable y sensible. Me ha encantado ese contraste. Tambien admiro tu narracion erótica ya que no es nada facil.
    Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  49. Te ha quedado un relato cargado de erotismo y pasión. Muy bien llevada la mezcla entre la realidad y la fantasía.
    Mucha imaginación le echaste a la hora de formar la historia.
    Suerte en el concurso Estrella
    Besos

    ResponderEliminar
  50. Me haces sonreir mi querida.No conocía esta faceta tuya tan deliciosamente armada.Excelente maravillosa entrada.

    Esto de los concursos para que alguien te de el galardón,no tiene sentido para mí Tu eres especial entre todos te diría que la mejor . No es una crítica a nadie,ni siquiera a vos. Soy franca y te lo digo de corazón enfrente a cualquiera que pueda juzgarme. Me has dejado asombrada nada más. ¿Cuál es la diferencia entre ganar y no ganar
    ? Ya que la palabra perder es solo un estado mental.
    No me gustan los concursos de ninguna índole porque el ganador es el dueño del concurso no la que escribe. El galardón va para él ..... Te aprecio enormemente
    Te mando abrazos mi querida escritora y felicitaciones siempre....

    ResponderEliminar
  51. Me parece estupendo que os lograse ofrecer una lectura rodeada de sensualidad y erotismo en algunas escenas, pues como algunos me habéis llegado a decir, no es sencillo evitar la chabacanería o el mal gusto cuando se aborda este género, ya que la pornografía lo único que ha conseguido es mostrarnos esta faceta de nuestra vida, no como algo natural y bello, sino todo lo contrario. De ahí que el género erótico también sea utilizado por algunos autores para dar rienda suelta a sus instintos más primarios sin valorar la importancia de hacerlo con suficiente elegancia y sin menospreciar la dignidad humana.
    Me alegra que valoraseis también la inclusión de cierto vocablo no muy conocido: "sicalíptico" y que encontraseis interesante la idea de incluir a la autora de la novela que inspira el concurso y a su imaginario hijo adoptado.
    Especialmente quiero agradecer las sugerencias y valoraciones personales de quienes se atrevieron a ahondar en esta lectura y que nombro a continuación: I.Harolina, Carla Guerrero y Jota Mahler.
    No me olvido tampoco de vosotro@s, compañeros del concurso, que tan amablemente os pasasteis por aquí para ofrecerme vuestros atentos comentarios que he leído con mucha atención. Os deseo a todos mucha suerte y nos seguiremos leyendo en futuras convocatorias.

    Muchas gracias a todos cuantos me acompañasteis dejándome vuestros siempre apreciados comentarios:

    ROSA Mª VILLALTA - AURORATRIS - JOTA MAHLER - LAURA M. - AMAPOLA AZZUL - ROSA BERROS CANURIA - TARA - BERI - MARTA NAVARRO - EVI ERLINDA - RITA - EL MUNDO CON ELLA - ANI - ROSANA MARTÍ - SARA O. DURÁN - CARMEN FERRO - SANDRA FIGUEROA - CARMEN SILZA - JOSEP Mª PANADÉS - MARIGEM - MARINA - IRENER - LAURA - PEPE - PAOLA PANZIERI - FRANCISCO MOROZ - BUHOEVANESCENTE - CAROLINA - RAQUEL PEÑA - MARIAN - EL BAILE DE NORTE - CAROLINA G. TICALA - CARLA GUERRERO - JORGE VALÍN - HOLA, ME LLAMO JULIO DAVID - BEBA PIHEN - I.HAROLINA PAYANO T. - JUANA MEDINA - MIRNA GENNARO - MARIAROSA - PACO CASTELAO - PABLO FER RACINES - BRUNO - TERTULIA ESCRITORES - MAMEN PIRIZ GARCÍA - GALILEA - MERY ++ - ARACELI RODRÍGUEZ - DULCINEA DEL ATLÁNTICO Y RECOMENZAR

    Un cariñoso abrazo a cada uno y os deseo a todos mucha inspiración y que disfrutéis de los días que todavía nos quedan de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. haalaa ... qué bruta
      como te has pasao, de frenada

      jo, ya te vale
      seguro estoy de que estoy rojo
      ¡¡como un tomate!!

      || ... esta ha sido güena, ¿eh? || ya te digo || a la rima me refiero

      un beso en el ombligo
      [:-)] [:-)] [:-)] [:-)]
      ______

      Eliminar
  52. Pocas cosas tengo que añadir a los comentarios de los compañeros. Un relato con escenas eróticas y sensuales descritas con elegancia y buen gusto, en una historia de pasión en la que además has sabido añadir anécdotas de Margaret Mitchell, (realmente no tenía demasiada idea de su vida). Muy buen relato. Saludos y suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
  53. Querida Estrella, te felicito por ese estupendo puesto en la convocatoria de este mes. A seguir escribiendo compañera. Un fuerte abrazo Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por llegar tú también la primera a felicitarme. Sí, no me queda otra y por supuesto lo intentaré.
      Un fuerte abrazo igualmente, Isabel.

      Eliminar
  54. Felicidades, Estrella, por la merecidísima mención y reconocimiento. Y sí, ¡a seguir escribiendo! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu hermoso gesto, que te honra como buen compañero.
      ¡A seguir en esta tarea conjunta, lo digo también por ti!
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  55. Enhorabuena, Estrella, por esa Mención al décimo puesto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paco, tu gesto me ha emocionado.
      ¡Qué suerte tenerte entre los mejores, me alegro por ello!
      Un abrazo.

      Eliminar
  56. Felicidades por ese décimo puesto, Estrella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jorge, por ser tan atento.
      Tu relato fue digno de estar en el podium.
      Un abrazo.

      Eliminar

Mil gracias, queridos amigos y lectores de mi blog, por hacer un pequeño descanso y apreciar la lectura de mis textos.
Os quedo eternamente agradecida e intentaré devolveros la huella.
Estrella Amaranto.