octubre 21, 2017

# Relato realista

Solo me importas tú


El estallido de los cerezos en flor indicaba el preámbulo de la primavera, así como aquel espectacular colorido perfumado de esencias, trenzaba una inmensa alfombra floral, que alegraba los corazones de aquel país insular del este asiático, popularmente conocido como "La tierra del sol naciente".

Me había desplazado desde Okayama hasta Kioto, en una incansable búsqueda, que gracias a aquel año sabático, me permitía viajar por todo el territorio. 
Después de comer, había quedado en una exclusiva y popular casa de té, en el corazón de Gion, punto neurálgico de uno de los barrios de geishas más populares de la ciudad, situado en la calle Hanamikoji (Hanamikoji-dori en japonés). Era un sitio que solo trabajaba con reservas y donde se restringía la entrada para aquellos clientes que tuvieran una larga tradición familiar, como ocurría con la antigua conocida con la que me iba a entrevistar y que me hizo señas nada más pasar al jardín, que daba acceso al interior. Sin muchos rodeos, le propuse que me explicara detenidamente la historia de su allegado, cuyo apellido Nakayama era demasiado importante en mis averiguaciones.

Barrio de Gion (Kioto)
Sorprendida por mi insistencia, trató por todos los medios de enterarse de cual era el motivo real que subyacía bajo aquel enredo, algo que evité, pues podía poner en peligro mis investigaciones. De manera que opté por contarle una falsa historia, que pudiera calmar su curiosidad, pero que al mismo tiempo me ofreciera la posibilidad de recabar los datos que necesitaba. Naturalmente no llegó a enterarse de mis artimañas y logré mi propósito.

A la mañana siguiente me dirigí en mi automóvil a Magome, un pueblecito cerca de Nagoya, donde me esperaba un investigador privado, con el que me había puesto en contacto telefónico, nada más regresar a mi apartamento el día anterior, para comunicarle mis pesquisas. Debía encontrarla, era lo único importante para mi, aunque estaba seguro de que la búsqueda no me resultaría fácil.
Fui directamente hasta el mirador, recorriendo a pie sus calles empedradas y empinadas escaleras, en medio de un precioso paisaje montañoso, rodeado de una vegetación exuberante, ese era el sitio acordado por Naoko, quien me puso al corriente de las últimas noticias.

—Acabo de visitar a esa familia Nakayama, guarde la dirección. Se trata de una humilde vivienda de madera donde debe preguntar por Shinju, ella conoce la historia y por una buena recompensa está dispuesta a ayudarle.

—¿Cómo es ella físicamente?... ¿Tiene una foto o algo que la identifique?... No quisiera sufrir otro nuevo desengaño, ya sabe.

—Tenga, coja este collar con el guardapelo. ¡Ábralo y verá la foto que me pide! También contiene un rizo perfumado de su cabello.

—Si todo va bien nos despedimos aquí, de lo contrario llámeme a mi despacho.

Magome (pueblo congelado en el tiempo)
Volví a descender aquellos peldaños y me encaminé hasta aquella dirección, preguntando a la gente con la que me iba encontrando por el camino. Hasta que descubrí la casa. Sus ocupantes ya estaban al tanto de mi visita y al tocar la puerta, Shinju me invitó a pasar.

—Siéntese cerca de la estufa o se va a quedar helado de frío —me dijo acercándome una silla algo desvencijada por el uso, en un tono muy afable.

—Estoy dispuesto a pagarle lo que haga falta, pero por favor no me mienta o de lo contrario le demandaré civil y penalmente. ¿De acuerdo?

—No se preocupe, no le voy a engañar, ella está retenida contra su voluntad en una "Casa de Masajes" de Nagoya. 

—¿Cómo ha podido llegar hasta allí si residía con ustedes según mis informes?... ¡Les voy a enviar a la cárcel por cómplices de un secuestro!

—No, nosotros no tenemos nada que ver. Ella se fue libremente a Nagoya con su novio, querían prosperar y tener una vida más confortable. Un vecino nos contó que la había visto en ese local y que no tenía muy buen aspecto, quizás estaba embarazada, nos aclaró después de aconsejarle que nos debía decir la verdad. Luego fuimos a la policía para tratar de encontrarla, pero todo resultó en vano.

—En vista de que no está aquí con ustedes, solo les compensaré económicamente si me facilitan la dirección de esa "casa de masajes".

El hombre que hasta ese momento había permanecido callado, se levantó de la silla y anotó la dirección en la cara opuesta de un paquete vacío de cigarrillos, que estiró por la mitad, después me lo entregó esperando la gratificación pactada, que le di al instante.

Dejando atrás aquel antiguo pueblo recorrí los 90 kilómetros de vuelta en automóvil y perdido en aquella inmensa urbe de Nagoya, fui a parar al puerto, donde debía encontrar por fin su paradero.

Nagoya (cuarta ciudad más grande de Japón)

El local estaba muy iluminado y lleno de letreros, donde aparecían en una larga lista todos los distintos servicios, que podían adquirir los clientes que lo visitaran. La música era atronadora y las chicas se movían como robots, siguiendo aquella música pegadiza, una de ellas me preguntó qué tipo de servicio quería, le respondí que ninguno, que solamente quería hablar con la persona de la foto, que aparecía en un álbum que me había mostrado y que también estaba en mi teléfono, como pudo comprobarlo.

—Espere un momento por favor. ¡Voy a avisarla!

No tardé demasiado en verla asomar por un pasillo lateral, corriendo hacia mi encuentro y abalanzándose para darme un fuerte abrazo. Reconozco que aún no podía creer que aquello me estaba pasando, pero así era. Después de permanecer profundamente unidos y con las lágrimas cubriéndonos los ojos, en una especie de eternidad donde la felicidad colmaba nuestros corazones, la miré emocionado a los ojos y ella me dijo:

—Papá... ¿Cómo me has encontrado?... ¡Perdóname!... Ya hablaremos más despacio de todo lo que me ha pasado en este tiempo.

—Tranquila, hija mía, solo me importas tú  ¡Por fin volvemos a estar juntos! Ahora entrégale a tu jefe este dinero, como rescate. ¡Regresamos a casa!

—Espera un momento, papá, quiero darte una sorpresa.

Ella desapareció de nuevo por aquel estrecho pasillo lateral y al cabo de un buen rato, apareció con un niño en brazos y un bolso en el hombro.

—¡Míralo! ¡Es igualito a ti! ... ¡Papá, es tu nieto! ...

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

99 comentarios:

  1. Un hermoso relato amiga mía, mis felicitaciones, siempre porque tienes una facilidad para llegar al lector y eso es importante. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. ¡Hola amiga Rosana! Me alegro mucho de saber que te supe comunicar mi mensaje a través de estas palabras. Es cierto que si no se toca la fibra sensible del lector, no se ha conseguido casi nada solo por el mero gusto de rellenar folios en blanco o ahora teclear y teclear y no decir nada. Mil gracias por tomarte la atención de leer y comentar. Besos!!!

      Eliminar
    2. Un placer el poder haber llegado hasta aqui Y aqui me quedo

      Eliminar
  2. Un relato perfectamente redactado, con un inicio inquietante y que mantiene al lector/lectora en vilo, con cierta angustia, pero que al final de la lectura del mismo se esboza una sonrisa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Suni, primero de todo decirte que me has alegrado mucho con tu comentario tan amable, pues has captado muy bien ese cambio de ritmo en el texto y lo has expresado de maravilla.
      Otra cosa que te quiero comentar es que pasaré también a comentar tu interesante entrada acerca de ese oficio medieval donde la música se conjuga con el léxico valenciano, derivado naturalmente del catalán. Como requiere cierta atención, no he querido dejarte un simple comentario, así que cuando pueda ya me lo leeré tranquilamente y entonces podré comentar como se merece.

      Una abraçada molt forte.

      Eliminar
  3. Qué bonito relato Estrella y qué bellos paisajes muestras en imágenes. Un final que culmina con el reencuentro de tres generaciones. Besos todos querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Marina, tienes una gran facilidad de síntesis a la hora de expresar lo que lees, pues no puedo decir más que gracias por dejarme una huella tan significativa.

      Besos todos y más.

      Eliminar
  4. Hola Estrella, me alegro de volver a reencontrar tu espacio lleno de tus letras y de tu luz literaria.

    Un relato de un padre coraje con la siempre feliz noticia de un nuevo miembro en la familia. La ambientación nipona está perfectamente conseguida y le da al texto un aura oriental que contextualiza muy bien el misterio de la situación.

    Un abrazo y gracias por tus letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, también me ocurre otro tanto, ya que desde que dejé abandonado el blog ya casi ha transcurrido un año... ¡Cómo vuelan los meses!
      De modo que todo un honor recibirte de nuevo y agradecerte en el alma todas tus apreciaciones tan positivas, de lo cual me alegro.

      Un abrazo y nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  5. Hola Estrella, es un excelente relato, un deleite leer tus labores.
    Un besazo y feliz tarde cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cariñosa y amable siempre conmigo y con mis letras, querida amiga Carmen.
      Me encanta también verte de nuevo por mi blog, de modo que mil gracias por leer y comentar.
      Un besazo para ti y un besito para tu nietecito, tan hermoso.

      Eliminar
  6. Un hermoso relato que mantiene al lector en suspenso en espera de saber como terminara, y que bueno que tuvo un lindo final. Feliz día amiga y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría me das también amiga querida, Sandra, desde Puerto Rico!
      Me parece genial que hayas disfrutado de esta lectura que ya ves como empieza un poquito gris, pero luego va saliendo el sol y el final creo que toca la fibra del lector.
      Muy feliz fin de semana para ti también y espero que pronto ya podáis llevar una vida normal con el arreglo del servicio eléctrico.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Gracias, Estrella, por participar con este relato en EL TINTERO DE ORO. Un fuerte abrazo y suerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, querido amigo, David, por tentarme con esta brillante iniciativa literaria, que ya sabes que hasta hace muy poquito tiempo no tenía ni idea de que me iba a dar la locura de retomar este blog, de modo que tú también ¡eres culpable! je,je,je.

      Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  8. Hola Estrella, qué contento me pone estar de nuevo por aquí. Es un enorme placer volver a leerte. Este cuento me ha encantado por la ternura que emana de la historia del reencuentro. Tienes una facilidad muy grande para manejar esas emociones. Y como valor agregado está la intriga que recién se devela casi al final. Mis mejores deseos para el concurso. ¡Mucha suerte!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué gran suerte recibirte, amigo querido, Ariel!
      Creo que voy a brindar con lo que quieras o te apetezca tomar a estas horas de la noche, porque me has dado una gran sorpresa y alegría, con tu presencia.
      No te cortes nunca en decirme lo que veas que flojea en el contenido o la forma, porque estamos entre amigos y prefiero antes las críticas constructivas que los prudentes o generosos elogios. Esto que conste en acta para la próxima visita.

      No sé que decirte, porque aprecio que te has dejado llevar por el cariño y compañerismo, que por tu gran talento como escritor y me has dejado una tarta de cumpleaños aunque los celebrase en pleno verano o invierno en tu linda Argentina.

      Mil gracias por tomarte la molestia de leerlo y además desearme suerte. Estoy convencida de que tu tendrás éxito en el concurso por ese gran conocimiento que tienes de este arte, además te lo mereces y me encantaría que así fuera.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Estrella es una historia conmovedora, lazos de sangre que pesan mas que cualquier distancia o años de separación.

    Limpiamente narrado, con una dosis de intriga, de suspenso y con aires detectivescos. El final, mas que feliz, emotivo y muy humano.

    Gracias por los detalles y las fotos.

    Abrazos amiga y buen resto del fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, mi querida y entrañable amiga I. Harolina.

      Conmover ha sido mi propósito desde el principio que barrunté en mi cabeza esta historia, de modo que como siempre tan observadora.

      Me encanta también conocer tu opinión, que valoro muchísimo y sé que lo dices de corazón. También insisto como antes le comenté a Ariel, que tienes mi autorización para corregir cualquier fallo que veas que pueda desmerecer la calidad del texto.

      Las gracias a ti también por tu atenta lectura y generoso comentario.

      Abrazos para ti y los tuyos.
      Que disfrutéis de un buen fin de semana.

      Eliminar
  10. Hola, Estrella, soy una enamorada de Japón, así que he disfrutado transportarme hasta allí durante la lectura de relato. Te deseo mucha suerte en el concurso, un saludo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva!
      Me alegra que ya seamos dos las enamoradas de Japón, asi como el poder haberte hecho viajar hasta ese lejano país, que para serte sincera no he visitado nunca, pero que quizás en otra vida anterior lo conociese, aunque ya sabes que esto de la reencarnación es otra forma de comprender la incógnita de nuestra existencia.
      Muy amable por tu buen deseo y al mismo tiempo te digo lo mismo a ti, porque como ayer te comenté me ha gustado mucho tu relato.
      Saludos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. Hola Estrella,

    Me gusta tanto leer tus relatos que estoy encantada con la "reapertura" de tu blog en el que me siento como en casa.

    Me ha encantado la descripción de los escenarios y la forma en que has expresado los diálogos.

    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga Macarena:
      ¡Qué alegría recibirte en mi blog, como lo hacía antes de ponerme algo pachucha! Además ¿quien me lo iba a decir a mi que ya no veía posible meterme en estos berenjenales de retomar este blog?... Pero como suele pasar se cumple el dicho: "De este agua no beberé"...

      Me parece fantástico que sabiendo lo viajera que eres y como conoces prácticamente la mayoría de ciudades del mundo, aunque seguro que me dirás que te faltan muchas, pero comprende que no todo el mundo tiene esta costumbre tuya de viajar cada año a la otra punta del mundo, de ahí que te considere una experta viajera. Así que viniendo de ti este comentario pues me anima muchísimo para continuar con mis quehaceres literarios tratando de pulir cada día mi estilo.

      Un besazo grande y otro beso a tu niña.

      Eliminar
  12. Hola Estrella, no estoy segura porque no puedo verlo, pero creo que mi comentario quedó cortado por el medio, así que te ruego que publiques este. Te decía que soy una enamorada de Japón, que he disfrutado mucho porque me has transportado allí con tu relato. Además la historia nos transporta también a ese pasado, precisamente visitando algunos de los lugares que parecen haberse quedado anclados en él. Una historia con un tierno final, te doy mi enhorabuena. Te deseo mucha suerte en el concurso y que tengas un feliz fin de semana. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Eva:
      Me llegaron ambos comentarios, por lo que doblemente te agradezco la amabilidad que has tenido conmigo y para que te quedases más tranquila pues he preferido que estén visibles los dos.
      Como ya antes te decía, no conozco Japón, pero tengo mucha empatía hacia todo lo oriental y sus milenarias culturas y saberes.
      He tratado por todos los medios a mi alcance documentarme lo mejor posible y de esta forma elaborar un texto que os hiciera sentir partícipes de ese paisaje. ¡Ojalá y como me comentas pueda haberlo logrado!

      Te agradezco infinito que te hayas molestado en leer el texto y dejarme constancia de tu presencia por duplicado. Deseo sinceramente que tengas mucha suerte en este concurso, ya que también has escrito una buena historia.

      Que pases un feliz fin de semana.
      Un abrazote muy fuerte.

      Eliminar
  13. Bonito relato de búsqueda y encuentro el que nos presentas, Estrella. Además nos regalas un viaje a Japón que seguro te ha costado una gran investigación porque yo me he sentido trasladado al país del sol naciente.
    Un saludo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días amigo Bruno!
      Un placer recuperar este contacto de nuevo pues siempre he admirado de ti el gran compañerismo y la actitud tan positiva que tienes a la hora de realizar cualquier lectura, se nota que eres un lector agradecido con lo que lees y eso anima mucho a quienes nos atrae este mundo literario.
      ¡Cuánto me alegro de haberte hecho viajar gratis a Japón! Si, cierto que tuve que preparar esa parte documental con mucho cuidado y te agradezco mucho que lo aprecies, así como la amabilidad de comentar y desearme suerte
      Ahora iré a darme una vuelta por tu blog y disfrutar de la lectura de tu relato, de modo que también desde aqui quiero desearte mucha suerte en este concurso.

      Saludos muy cordiales de mi parte.

      Eliminar
  14. Bienvenida de nuevo Estrella.
    Con los cerezos con los que inicias el relato ya me has ganado, la flor del cerezo es preciosa y una de las cosas que me gustaría hacer es visitar Japón justo cuando están los cerezos en flor, hanami se llama, así que me he sumergido en tu relato con una sonrisa y la ternura de esos sentimientos que están ahí a pesar de todos los pesares. Me ha gustado como cuentas la búsqueda y ese final feliz que me ha alegrado.
    Bonito relato y mucha suerte en la iniciativa de David.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días amiga querida, Conxita! No veas lo contenta que estoy de encontrarte por mi blog, como en los viejos tiempos...je,je,je
      ¡Ainsss estos cerezos japoneses son mágicos! porque no pude resistirme a evocarlos y comenzar con ese maravilloso paisaje mi historia, de manera que me encanta saber que también te ha gustado esta alusión. Efectivamente se llama así, hanami ese florecer de los cerezos durante el día, que según la tradición, dicho fenómeno continua por la noche y se denomina yozakura o cerezos de noche. Ya ves lo originales y sorprendentes que son los japoneses ¿verdad?...
      Mil gracias por sumergirte dentro de esta lectura y apreciar esta conmovedora trama con ese abanico de emociones, pues has hecho una buena comprensión del texto.
      A mi también me ha encantado intercambiar estas impresiones contigo y quiero darte las gracias por este tiempo que me has dedicado y la amabilidad de desearme suerte.
      Muchos besos y feliz domingo.

      Eliminar
  15. ¡Hola Estrella! Qué suerte que volviste a publicar en el blog porque de otro modo no me llegan las notificaciones de tus entradas.
    Como siempre, tocando el corazón con tus relatos. El actual muestra lo que puede el amor de un padre por reencontrase con su hija y como premio extra también encuentra un nieto.
    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas noches amiga Mirella!
      La suerte es mía también por contar con tu querida presencia y me alegro infinito de haberte facilitado las cosas para que no perdamos esta conexión.

      Si, ya ves el amor es el motor esencial de la vida y el sentimiento más noble que lo perdona todo, incluso ese abandono en que la hija dejó a su padre y ya ves como él la logró encontrar pese a tantos obstáculos. No he querido abusar de vuestra paciencia y de ahí que no me haya extendido en complicar más aún este desarrollo incluyendo más circunstancias difíciles para el protagonista, porque la historia se puede ampliar mucho más, aunque para el concurso pienso que va mejor así.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  16. Ohhh, no podías reemprender tu actividad bloguera con un post más bonito, querida Estrella.
    Me alegra mucho que estés de vuelta. Lo cierto es que tus relatos tienen ese toque tuyo que los hace tan particulares, como la recreación de esa difícil separación de padre e hija, y esos diálogos que son las pistas clave para el feliz final.
    ¡Felicidades, suerte y muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa preciosa!
      ¡Qué guay verte otra vez aquí en mi blog! querida Chelo, no sabes lo feliz que me hace saber que no hemos perdido el hilo de esta relación, ya que con tantos meses de por medio sin volver a dar señales de vida blogger pues imagínate el plan. De la que ya no sé qué le habrá ocurrido es de nuestra amiga común Ave Fenix, que te dejo en el tejado la pelota por si acaso tienes noticias suyas después de abandonar su perfil en google +, pues me preocupa si sigue bien de salud o no.

      Te agradezco tu atenta lectura y estas observaciones tan interesantes que me comentas, pues se aprecia muy bien que has dedicado tiempo a ello, lo cual valoro mucho.
      Gracias también por tus buenos deseos en cuanto al concurso.

      Besos miles o mejor toneladas de besos.

      Eliminar
  17. Una emotiva historia, Estrella, ambientada en un lugar que por su lejanía y desconocimiento se me hace muy exótico. Realmente el amor de un padre todo lo puede y su capacidad de perdonar es infinita, como nos muestra tu relato. La vida da muchas vueltas y a veces, solo a veces, una segunda oportunidad :))

    ¡Un abrazo y bienvenida de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola de nuevo Julia!
      Me alegro también mucho de recuperar este contacto contigo, pues no me hubiera gustado perder esta conexión y buen compañerismo. Como seres humanos no somos perfectos, pero ten por seguro que me agrada mucho volver a retomar esta buena sintonía entre nosotras.

      Me encanta saber que también te has emocionado con la lectura y que disfrutaste de esta exótica ambientación.
      Si, el amor de un padre puede con todo y como muy bien comentas su capacidad de perdón es infinita.
      ¡Ya ves estas segundas oportunidades son extraordinarias!

      Muchas gracias por acercarte hasta aquí y tomarte la molestia en enriquecer con tu comentario, la valoración de mi trabajo.

      ¡Un abrazo y un honor recibirte!

      Eliminar
  18. ¡Hola Estrella!

    Alegría por volver a leer en tu blog y con este reencuentro de historia conmovedora y diría que con un grado de suspense. Desde luego no se puede decir que ese padre no ha hecho todo lo posible para encontrar a su hija y llevarse además una grata sorpresa. La unión de la sangre y del amor hace maravillas aunque se tenga que pasar por vicisitudes desagradables, como imagino pasó el padre.

    Me ha gustado viajar contigo por el país asiático y contemplar las bellas fotos que escogiste. Un gusto leerte, mi querida amiga.

    ¡Un abrazo de los grandes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mila!
      Acertaste al completo, ya he retomado el blog, tal y como me anunciaste, cosa que si me lo hubieras dicho después de las vacaciones estivales, te hubiera contestado que imposible. Sin embargo las circunstancias van cambiando y cuando me he querido dar cuenta, pues ya estaba otra vez en las mismas.

      Por mi parte es otro honor contar contigo como lectora, pues nuestra conexión va mucho más allá de las letras y eso es algo entrañable que me encanta mantener.

      Si, lo has descrito perfectamente, es una historia conmovedora con buena dosis de suspense. El padre también se ha ganado a pulso dar con el paradero de su hija y encontrarla por fin sintiéndose el hombre más feliz de la tierra.
      Me encanta que disfrutaras de este viaje a través de algunas importantes ciudades japonesas, así como de remotos pueblos donde parece detenerse el tiempo, para lo cual la ayuda de las fotografías me pareció esencial.

      Un placer recibirte de nuevo y conocer tus impresiones, mi amiga querida.

      ¡Un abrazo gigante!

      Eliminar
  19. Un estilo que con placer lleva a conocer esta historia, al principio alegòrica y distintiva, en la que fluye una búsqueda intrigante y tenaz, ya con grado del deber; para luego tener un espectacular giro: el tierno reencuentro del padre con su hija y màs su prolongación. Gracias Estrella Amaranto por esta oportunidad de leerte. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nivia!
      Me ha resultado demasiado generoso tu comentario, pero lo acepto viniendo de ti, con esta forma tan literaria de escribirlo.

      Mil gracias por tu atenta lectura y la forma de expresar tu opinión tan impecable. Así mismo, me alegro de que te gustase este final.

      Gracias a ti también por animarte a participar.
      Cordiales saludos.

      Eliminar
  20. Al igual que el protagonista de tu historia se re-encuentra con su hija, de igual forma me alegra re-encontrarme con tus letras, profe!

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola de nuevo, Julio David!
      ¡Qué ilusión me hace leer de nuevo un comentario tuyo en mi blog!
      Ya veo que este re-encuentro marcará de nuevo otro hito en esta comunicación que mantenemos desde hace ya bastante tiempo, lo cual me llena de satisfacción y alegría.
      Mil gracias por tomarte la molestia de llegar hasta aquí, para leer y dejarme tu apreciado comentario.

      Saludos sonrientes.

      Eliminar
  21. Hola Estrella.
    Tu relato es una sorpresa tras otra. La frialdad del protagonista no deja ver para nada la relación que lleva con la mujer desaparecida. Las descripciones precisas no abruman y cobijan muy bien el relato. He estado viendo televisión japonesa y creo que lograste muy bien (a mi entender) el tono cultural.
    Hace tiempo jugaba yo con la idea de un hombre soltero casi en los 50’s, alma libre y pensadora que tiene un huracán en su vida cuando a su puerta llega un hombre con un niño, que dice ser su hijo y su nieto. Abandoné la empresa, solo para darme cuenta que un programa americano había tenido la misma idea, solo que en tono de comedia. Aquí la historia varia porque el busca a su hija, el nieto es la cereza del pastel.
    Muchas felicidades y suerte.
    p.d. Por algún motivo, tengo problemas para publicar comentarios en los diferentes blogs, pero te dejo mi dirección www.cuentoshistoriasyotraslocuras.wordpress.com voy participando en el número 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose Luis!

      Deliberadamente he tratado en todo momento de evitar eso que tú me comentas: "la relación exacta con esa mujer" o de lo contrario, no hubiera sorprendido al lector y mucho menos completar el relato con ese giro final.

      Por este mismo razonamiento, me convenía crear un padre valiente y astuto, ya que para una misión tan arriegada no podía dejarlo en manos de un protagonista cobarde o que la sensibilidad le nublase la capacidad de establecer una buena estrategia de búsqueda.

      Como muy bien has captado, las descripciones son las imprescindibles, pues no veo conveniente distraer al lector con detalles superfluos o que le hagan perder su interés por la lectura.

      Muchas gracias por tu interesante comentario y por la atención que le has dedicado a la lectura de este relato. Así como por tus felicitaciones.
      Te deseo también mucha suete en el concurso.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  22. ¿Qué tal compañera Estrella? ¡Por fin nos encontramos!
    Dame un poquito de tiempo para leerte con calma tu trabajo y podértelo comentar. Lástima que no me deje copiarlo y pegarlo en Word, que es como me gusta hacerlo cuando son de formato largo.

    Muchísimas gracias por leer mi cuento de Guillermo.
    Hasta pronto Estrella. Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaa... amiga Tara! Si... ¡Por finnn...!
      En mi anterior etapa con este blog, no tuve la ocasión de seguir tu blog, pues ya estaba agotada con los que solía frecuentar. Como te puedes imaginar esta tarea de seguimiento puede volverse una auténtica pesadilla, cuando quieres abarcar más de lo que buenamente se puede y luego la salud es la que se resiente, como me ocurrió a mi antes. De modo que intentaré seguirte en la medida de mis posibilidades, pero que sepas que me encanta como escribes y que si en algún momento pierdo el ritmo con tu blog, no es porque haya perdido el interés por leerte.

      Tienes todo el tiempo del mundo para lo que estimes oportuno. ¡Faltaría más!

      Lamento muchísimo, querida Tara, que mi blog esté restringido a posibles copias, pero es una forma de salvaguardar mi tiempo y dedicación, pues no todo el mundo se da cuenta y sabe respetar a esos "hijos" del autor. Me gustaría que comprendieses mi postura y no tengas inconveniente en venir al blog, las veces que juzgues necesario, para facilitarte la comprensión del relato, o si algo quedase confuso, pues también me lo expusieras en tu comentario.

      Te agradezco tu visita y la sinceridad con que te has expresado. No me gustan los compromisos de ningún tipo, de manera que prefiero que actúes con total libertad y que si dispones de tiempo pues regreses para comentar.

      Un abrazo cariñoso.

      Eliminar
  23. No te preocupes Estrella, entiendo perfectamente la custodia de "tus hijos".
    Este fin de semana me pondré con tu relato y el de otra compañera concursante llamada Ana Madrigal( que no se si conoces, pero te la recomiendo porque escribe con sensibilidad, hondura y sencillez, premisas que conviven con armonía en su pluma. Las dos sois de largo recorrido, así que se necesita tiempo para leeros y sobre todo para disfrutaros.
    Gracias por tu paciencia Estrella, buen fin de semana.
    Otro abrazo compañera desde la admiración y el respeto (pues ya he hecho una primera lectura, que lo sepas)
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tranquilizas, amiga Tara, comprendiendo los motivos que ya te comenté y lógicamente necesitas tu tiempo para centrarte en la lectura para comentar con conocimiento, algo que valoro muchísimo, pues en general este mundo blogger funciona a velocidad de crucero, actitud con la que no "comulgo" pues suele causar estragos como la "apresuritis" aguda, que luego ocasiona insomnios y falta de motivación, como ya experimenté en mi anterior etapa. De manera, que a tu ritmo, porque para eso hay confianza.
      Si, algo leí en mis inicios de Ana Madrigal, pero luego acabé por perder dicho seguimiento por falta de tiempo y dedicación, como me sucedió con otro montón de escritores que intentaba seguir con cierta asiduidad, pero que francamente acabé agotada, ya que mis habituales actividades en Internet y en esa época me consumían muchas horas diarias. Sin embargo recuerdo su prolífica e interesante calidad literaria.

      Muchas gracias, querida Tara, por tus palabras y te deseo igualmente un buen fin de semana.

      Un abrazo fuerte, amiga y compañera de letras desde la admiración por todo lo que nos aportas al mundo literario.

      Eliminar
  24. ¡Hola, Estrella!
    Ya me alegré de tu regreso, pero ahora con tu primera entrada, todavía más. Egoístamente por mi parte será mucho más fácil leer todas tus publicaciones porque el señor blog, me avisa, :) Así seguro que no me las pierdo, que luego una se arrepiente.

    El relato es esperanzador, demuestra que el amor es capaz de cualquier acción, y así lo leemos con este precioso final, en la que nos abres un puerta al reencuentro.

    Muchos besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irene!
      ¡Qué bien facilitarte las cosas! Porque como ya vengo comentando este mundillo "blogger" apabulla bastante y como no pongas remedio mal asunto. De ahí que en mi actual etapa he decidido llevar un ritmo mucho más moderado y abarcar lo que buenamente pueda.

      Te agradezco infinito que intentes seguirme, así como tomarte la molestia de leer y comentar con tan buena síntesis.

      Muchos besazos y abrazos igualmente generosos.

      Eliminar
  25. Qué relato tan tierno que nos traes con la cultura nipona como telón de fondo. Un padre haría cualquier cosa por este reencuentro que tú nos has narrado tan altura, la verdad sea dicha.

    Abrazo.

    Un gusto enorme visitarte, Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, amigo y estupendo poeta, Jonh, me dio esta vez la locura de perderme en estas delicadas fibras de lo emocional e intentar hilvanar lo mejor posible una historia de reencuentro con esa doble vertiente: amor y ternura, dentro de un exótico decorado japonés.

      Celebro que tengas una buena opinión y te agradezco tu amable presencia.

      Un placer recibirte ahora y siempre, querido John.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Siempre hay espacio para la esperanza, incluso en los rincones más insospechados, y este relato tuyo nos deja con esa sensación. Muy bien documentado, ambientado en un lugar real que supongo conoces y al que nos trasladas con tu pluma, nos traes la historia de una búsqueda con una trama compleja y con final feliz. Te deseo mucha suerte en el concurso Estrella. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Jorge
      Me complace que mis letras te hayan producido esa sensación de esperanza y mil gracias por los elogios que me dedicas.
      Como le comenté anteriormente a Eva Loureiro, no tengo el gusto de conocer Japón, pero si he intentado hacer lo posible por documentarme bien, antes de publicar el relato, de modo que me alegra que aprovechase bien el tiempo en ello.
      Te agradezco tus buenos deseos para el concurso y del mismo modo te reitero los míos.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  27. Celebro que hayas regresado junto a este estallido de color en forma de flores de cerezo.
    Lo que más me ha llamado la atención de tu relato ha sido la documentación del entorno por el que se mueve ese padre convertido en investigador privado. lo segundo, el tono intimista y delicado propio de la cultura oriental.
    Una búsqueda con resultados satisfactorios. Una hija recuperada y un nieto como fruto añadido de esas flores que se nos regalan todos los años.
    bienvenida a la blogosfera de los queridos compañeros.
    Un abrazo Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto te echaba de menos, querido amigo y compañero de letras, Francisco!
      Como ya sabes tuve esos problemas físicos después de la Navidad pasada y tardé en recuperarme del todo. Luego poco a poco fui perdiendo el interés por retomar mis actividades y como conoces de sobra, estuve ayudando a mis compañeros de la comunidad, total que se pasó el verano y poco a poco me he vuelto a animar y aqui me tienes de vuelta, aunque con el firme propósito de no abarcar tantos blogs y tanta actividad como en mi primera etapa, ya que físicamente me deja agotada.

      No creas que vas mal encaminado al referirte a mi trabajo de documentación, pues me ha llevado muchas horas filtrar qué tipo de información me podía servir y cual debía descartar, la búsqueda en Internet también fue algo pesada... En fin, ahora que voy conociendo mejor vuestras impresiones me doy cuenta que valió la pena hacerlo. Tu comprensión del texto es impecable, querido Francisco.

      Muchas gracias por dedicarme tu tiempo y esa cordialidad de la que siempre haces gala.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  28. Hola, Estrella.
    Me ha emocionado tu tierno relato; he podido apreciar en él la exquisita educación que impregna la cultura japonesa y que salpica todo el texto. Es, sin duda, un buen relato.
    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    Un abrazo.
    Patxi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patxi!
      Te doy la bienvenida a mi blog y me encanta que también te hayas animado a dejarme tu opinión sobre el relato, que por cierto ya veo que te ha emocionado, lo cual me satisface.
      Muchas gracias por la calidez y sensibilidad con la que has apreciado mi trabajo, así como tus buenos deseos para el concurso.

      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Uno de los puntos que admiro de los buenos escritores es la documentación y labor de archivo, en este caso se trata de Japón y sus costumbres ancestrales; no veo necesario ir al lugar a documentarse, por fortuna tenemos a nuestra disposición los infinitos caminos de la red siempre que se sepa elegir bien. Ahora bien, si solo se hace una crónica documentada, no es literatura, por fortuna Estrella, has puesto la emoción a disposición de la narrativa fluida y cuidada, casi diría mimada de detalles.
    Por otro lado creas las expectativas suficientes para mantener la curiosidad y la atención en el relato, no sin antes, crear un escenario adecuado… se descorren las cortinas y ¡he ahí un mirador de paisaje montañoso!...y más tarde el local iluminado, el ruido… un contraste con el primer escenario, y ambos “paisajes” los describes con eficacia.
    Los diálogos generales adecuados, quizás… (permíteme una percepción, ya que tú misma has dicho compañera, en algún comentario anterior que buscas críticas asertivas y sinceras), en el coloquio de la chica que le explica al padre en su encuentro toda la situación… a pesar de los puntos suspensivos que denotan agitación, sorpresa, emoción (muy bien), quizás un poco forzado, es como si quisieras informarnos más y de golpe a tus lectores que al propio padre, demasiado información de repente, puede que se solucione con frases cortas, dudas, la intervención del padre, o la voz del narrador del padre… algo que naturalice el diálogo.
    Me ha parecido un acierto el tono comedido casi frío y profesional del padre a la búsqueda de su hija (en un principio, y supongo que fue tu intención, más bien parecía un detective buscando... ¡quién sabe), así que el contraste de la frialdad primera y la calidez paternal es emotiva, y en la justa medida, sin edulcorar en exceso. Esto me ha gustado mucho.
    El golpe efectista final habla de un padre bueno y un abuelo posiblemente mejor aún, y el de una hija confiada y cariñosa.
    En conjunto es un relato sensitivo, cuidado y, sobre todo, dan ganas de leer más trabajos de la autora, una tal Estrella Amaranto, no se si la conoces.
    Te felicito y te deseo suerte en el concurso, estoy muy contenta de haberte conocido Estrella y de tenerte de compañera de letras, espero aprender mucho de ti, y sobre todo, disfrutar de tus historias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días, querida Tara!

      Primero de todo quiero poner de manifiesto tu extraordinaria crítica acerca de lo que mejor o peor he narrado, pues valoro enomemente que por fin, alguien se tome el tiempo o tenga la misma manía que tengo yo también (me confieso culpable de este "delito"..ja,ja,ja) de dar rienda suelta a todas aquellas impresiones o reflexiones, que tras la lectura de un texto o poema u otra forma de expresión, se nos pasan por la cabeza o nos tocan esas delgadas fibras del alma. De modo que aunque sea pesada, te lo vuelvo a repetir MIL GRACIAS por este gran regalo que me haces, Isabel, dejándome este estupendo comentario, que paso a responder:

      1.- En cuanto a los elogios, confieso que me pone nerviosa recibirlos o asimilarlos, pero en cambio, me encanta elogiar a los demás.

      2.- Te puedo asegurar que con el paso del tiempo cada vez más, noto que me estoy habituando a realizar este tipo de trabajo previo de documentación, así como a un cierto tipo de esquema mental necesario, para el buen desarrollo de esa idea inicial o "boceto" que todos los que escribimos tenemos en nuestra mente antes de empezar a "garabatear en el folio en blanco" o con el teclado. Estoy convencida de que tú también lo haces cuando te planteas escribir una nueva historia y como me indicas aqui en Internet se nos ofrece cantidad de documentación, de ahí que no nos haga falta habernos tenido que desplazar a otros lugares remotos para conocer sus costumbres, su geografía o la singularidad de sus paisajes, por poner ejemplos.

      3.- También coincido contigo que en esa parte final, donde tiene lugar ese diálogo un poco extenso y donde la hija le trata de explicar al padre todo lo acontecido desde que ella optó por abandonarle para irse con su madre, ciertamente y aunque he incluido puntos suspensivos para denotar emociones intensas y diversas (sorpresa, agitación, vergüenza, culpabilidad, etc.), puede ser que resulte denso y efectivamente dé esa impresión de algo forzado y poco natural. Por consiguiente, me ha encantado tu sinceridad y que no hayas tenido reparo alguno en decírmelo, porque este tipo de observaciones, si quieres que te sea sincera, para mi son mucho más valiosas que todos los elogios del mundo juntos, por tanto, un honor contar con tu buen criterio.

      4.-Si, ese tono comedido o distante o como si este padre fuera un detective profesional a la búsqueda del paradero de su propia hija, es completamente intencional y necesario para que el lector no descubra la trama antes de tiempo. Luego a medida que avanza la historia, poco a poco voy dándole la dosis adecuada para hacerlo más humano y que ese final llegue a impresionar completamente al lector, ya sabes aquello de darle un buen giro final.

      Bueno, querida compañera y fantástica comentarista, ahora ya sabes donde localizar a "mis hijos o nietos" (como el de este texto) y espero seguir también disfrutando de los tuyos, que son encantadores y también ya les voy cogiendo cariño, lo mismo que a ti, Isabel y que conste que no tengo palabras suficientes para agradecerte tu comentario y la admiración que siento hacia ti. Estoy convencida de que aprenderemos mucho juntas.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Hola, Tara:
      Ya he dejado pasar suficiente tiempo desde el concurso, para hacer las correcciones pertinentes, teniendo en cuenta tu buen criterio y el de otros compañeros. De manera que si vuelves a releer esta historia, espero que tengas mejor opinión.
      Vuelvo a darte las gracias por todo.

      Eliminar
  30. ¡Ay menos mal que me has contestado! Estaba preocupada Estrella porque no todos se toman con buen talante una crítica por muy constructiva que sea. Te prometo amiga Estrella que trato el trabajo de los demás con el mismo rigor que el mío, pero no siempre tengo la libertad de opinar con...repito la palabra libertad, que los "escritores" somos muy quisquillosos que viene de quisquilla :)
    Recuerda que solo es una crítica a un párrafo, tooodo lo demás es impecable, y haz el favor de relajarte un poco y tomarte los halagos cuando son sinceros, (los mios lo son), con la misma naturalidad que te tomas las críticas no tan favorables, no te fustigues porque eres una escritora impecable e implacable.
    Ya está...ya me he quedado tranquila.
    Qué gusto tener compañeras de tu categoria Estrella.
    Fin. Ya me callo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer no pude responderte porque iba fatal de tiempo y tu estupendo comentario no lo iba a responder de forma automática o sin darle la atención debida, así que opté por contestarte esta mañana con tranquilidad y respondiéndote a cada una de tus interesantes observaciones.
      Puedes dormir tranquila, que ya sabes que aprecio muchísimo que me hagan críticas constructivas, porque me encanta aprender y más aún cuando alguien tan inteligente como tú, me orienta y me habla con el corazón ¡eso no tiene precio!
      Es cierto que no todo el mundo está preparado para recibir críticas, ni siquiera cuando se lo dices con la mejor educación y sin ánimo de menospreciar su trabajo, pero eso creo que depende del carácter de la persona y sobretodo de la experiencia que tiene de la vida, algo que sólo los años te proporcionan.
      Me he reído mucho con esto que me comentas acerca de lo "quisquillas" que somos los escritores, llevas razón y más aún en cuanto asistes a reuniones de escritores y la repera si son encima "consagrados". ¡Válgame Dios! :D :D (carcajadas).

      ¡Ay qué difícil lo veo, Isabel, digerir los halagos. ¡Casi nada! Porque entre que soy algo tímida y encima nunca me creo que escribo bien, pues ya me has puesto entre la espada y la pared.

      Pues si tú te quedas tranquila, yo mucho más...je,je,je,je

      Se despide con el corazón y el rostro lleno de sonrisas, tu compañera de fatigas, que aunque todavía acabamos de conocernos, me da la impresión que tenemos mucho en común, Isabel, porque estoy encantada y feliz con tu compañía.

      No te preocupes si te alargas con las letras, ya ves que también soy otra pecadora de letras ..ja,ja,ja,ja

      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  31. Un esperanzado y tierno relato. Con un final optimista y muy positivo. No siempre termina mal lo que mal empieza.
    Un beso y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosa!
      Te doy la bienvenida a esta humilde casa y no sabes la ilusión que me ha hecho recibir por primera vez un comentario tuyo, sabiendo lo complicada que es tu vida, con tantas obligaciones profesionales y familiares.
      Me complace también que te haya gustado el final, pues como bien dices. "No siempre termina mal lo que mal empieza"
      Muchas gracias por tus buenos deseos para el concurso y naturalmente por tu atento comentario.

      Un beso y que pases un buen fin de semana.

      Eliminar
  32. Querida Estrella, es realmente un placer el que regresaras y que decidieras continuar publicando en tu blog.
    Este relato es bellísimo, emotivo y con ese final feliz necesario para toda vida. El leerte, además de sentir y emocionarme, me llevó a los distintos lugares que mencionas, el detalle de las fotografías ayuda mucho más a centrarse bien en los sitios. Admiro tu manera de expresar, pues me envuelve totalmente.
    Te agradezco la presencia en este mundo de letras.
    Muchos cariños para ti, un abrazo fuerte y muchos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Viviana, me encanta recuperar estos momentos que pese a la distancia nos aproximan como compañeras de letras y que te animases a dejarme aquí tu huella.
      Me ha costado decidirme en retomar el blog, pero ya voy comprobando que es el mejor medio para no perder el contacto con las personas a las que seguimos sus publicaciones.
      Me siento muy arropada por tus palabras y sinceramente me ayudas a continuar adelante con mi tarea de escribir, pues me encanta poder envolverte con toda clase de emociones, haciéndote partícipe de esta historia.

      Mientras pueda seguir manteniendo esta habilidad para hacer disfrutar al lector con mi imaginación y algo de habilidad con las letras, pues seguiré dando guerra...je,je,je
      Para mi también eres otra persona que admiro y siempre he sabido que llegarías lejos, porque tu constancia y facilidad para embellecer las emociones con esa elegancia que te caracteriza, seguro que te va a ayudar mucho para lograr ese éxito que te mereces.

      Todo mi cariño y admiración, amiga Viviana.
      Recibe un abrazo fuerte y muchos besitos.

      Eliminar
  33. En tu relato hay intriga al principio, y poco a poco nos introduces en el submundo de las geishas o el submundo de la prostitución. Al final, hay esperanza...

    Un abrazo literario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenidos amig@s de Tertulia Escritores!
      Muy buena apreciación de la lectura, ya que coincido con tu comentario. Me alegro que este final feliz sea otro buen ingrediente que hace más atractivo el relato.

      Me parece muy buena iniciativa la vuestra de crear un blog junto con otros colaboradores escritores. No sé muy bien como funcionará técnicamente vuestro proyecto, pero ya de entrada os felicito a todo el equipo.

      Un abrazo grande, para que os llegue a tod@s.

      Eliminar
  34. Hola, Estrella. Es una delicia volver a leerte. Y nada menos que con esta entrada en la que nos trasladas con pluma certera hasta Japón. He logrado ver esos lugares, como si estuviera allí.
    Y qué decir de la historia... esa búsqueda implacable y ese reencuentro en el que, al parecer, no había nada que perdonar más que la fatalidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mirna!
      Pues para mi también es otro regalo tu presencia en mi blog, porque siempre la profundidad de tus reflexiones y mensajes subliminales de tus interesantes textos, me ayuda a aprender y observar detalles más allá de lo aparente, lo cual me encanta.

      Permíteme que me sonría, porque ya veo que os he facilitado a más de uno, realizar un viaje a Japón con gastos pagados y encima cómplices de esta misión posible (no imposible)...je,je,je

      Exacto, tu comprensión ha dado en la diana al llegar a tu lúcida conclusión, puesto que no había "culpables", sino toda una fatalidad que desembocó en esa inquietante búsqueda con satisfactorio resultado.

      Muchas gracias por tener conmigo este detalle de tomarte el tiempo necesario para leer y comentar.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  35. Por fin he encontrado un momento para leer con el detenimiento que merece tu relato. Me ha emocionado la historia, que al principio creí que se trataba de una historia de intriga. Me gusta ru estilo, elegante y sobrio, digno del refinamiento exquisito tan propio de la cultura japonesa. Y el final me ha conmvido, mucho más por el tono sobrio en el que está narrado. Un abrazo y mis felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Ana M.M. a mi humilde morada o a esta casa, de la cual también te entrego la llave!

      Sé que no es fácil poder tomarse el tiempo y la atención requerida a la hora de emitir esa opinión que a todos los que escribimos mejor o peor, nos merece un texto donde ponemos toda la atención en comprenderlo lo mejor posible, de manera que obviamente quiero ya de antemano, agradecer tu buena voluntad en facilitarme tu punto de vista sobre este relato.

      Me dejas muy tranquila al conocer que he logrado emocionarte y distraer tu atención al principio, sin que descubrieras la trama por donde os quería conducir hasta el final.
      Me parece estupendo que valores ese estilo elegante pero sobrio y que como has descrito, es muy propio del refinamiento exquisito de la cultura japonesa y que este final de la historia te haya conmovido, porque al menos pude lograr que mi narración esté dentro del estilo correcto, ya que peco muchas veces de exigente conmigo misma y no me acabo de creer los elogios o no me los tomo muy en serio.

      Te reitero mi agradecimiento y ten por seguro que a partir de ahora frecuentaré tu blog, intentando aportarte lo que buenamente pueda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  36. Estrella muy buen relato, mantienes al lector enganchado hasta el final. Me ha gustado la ambientación en Japón.
    Mucha suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Javier, a mi modesta casa, donde ya sabes que estaré encantada de recibirte.

      Me alegra conocer también tu valiosa opinión y te agradezco infinito la amabilidad de animarte a leerlo.
      Gracias por tus buenos deseos y para ti lo mismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Estrella, he llegado hasta tu blog a través del concurso de David Rubio. Te devuelvo tu amable visita al mío.
    Tu relato me parece muy bueno, lleno de datos sobre usos y costumbre, etc. que nos hacen conocer mejor el lugar donde se desarrolla la acción, en este caso Japón.
    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Pilar, a esta casa, que por supuesto está abierta para recibirte cuando gustes volver.

      Me ilusiona conocer como he podido ofrecerte este viaje a Japón en primera clase y con gastos pagados...je,je,je

      Mil gracias por el detalle de leerlo, junto con tus impresiones y buenos deseos para el concurso.
      Besos.

      Eliminar
  38. Me gusta el relato. Impecable el desarrollo. Un narrador en primera persona contenido y férreamente ceñido por la autora ¡Bien!.
    Voy a ser osado, con la osadía del lector empedernido y satisfecho por el plato que acabo de disfrutar: Tal vez sobraba tanta explicación de la hija al padre. Al lector no le interesan esos cotilleos del tres al cuarto, si me permites jeje... Tengo para mí que si la autora hubiese dejado al narrador un poco más libre, éste hubiese prescindido de tanto blabla...en esa explicación de las desgracias.
    En fin, si no te gustó esta incursión sin descalzarme, lo siento y prometo no lo hacer más. Es un hermoso relato, muy atemperado y agradable de leer. Suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido Don!
      Empezamos bien, porque ya veo que el desarrollo y el narrador en primera persona han funcionado correctamente.

      Vayamos ahora con tu osadía, je,je,je, que para mi es lo mejor de tu comentario, no pienses que soy masoquista, pero si me gusta aprender y corregir errores, siempre que yo también valore esas observaciones como constructivas y enriquecedoras para el texto, porque nadie es perfecto, ni tiene la verdad absoluta ¡claro está!
      Según tu opinión mejoraría sin tanta explicación, porque al lector no le interesan esos cotilleos del tres al cuarto...
      Ahora te explicaré los motivos:

      Si observas el texto, aparece un hombre en esa casa humilde de madera en Magome, del cual solo os facilité un dato importante que tenía que ser alguien batante vinculado a la hija, pues su mujer no le llegó a dar la dirección exacta del posible paradero de su hija y eso que ella era la responsable de recibir al padre... ¿por qué?..pues porque realmente quien estaba mejor enterado era ese hombre, pero lo dejé ahí sin aportaros más detalles, cuando en realidad si te fijas en lo que llamas un simple cotilleo, resulta que está informando al lector de que dicho hombre fue su padrastro también y la persona que se hizo cargo de ella y de su madre.
      No quise explicar, antes de tiempo, dicha relación, para que la intriga no decayera. También forma parte de mi estrategia narrativa incluir algo de diálogo, entre la hija y el padre en ese encuentro, digamos con altísima potencia emocional, pues si este texto hubiera sido un guión de cine o uno teatral, por supuesto no hubieran hecho falta apenas las palabras, toda esa escena hubiera quedado estupenda acompañada de música, de un cañón de luz y la expresión corporal correspondiente. Sin embargo encuentro necesario darle al lector cierta información para que se ponga en ese papel de los protagonistas y los comprenda mejor.

      De todas formas, no desprecio en absoluto tu crítica, porque me parece muy generoso por tu parte que te tomes esa molestia de decirme lo que te salga de donde sea, luego ya es cosa mía pensármelo con detenimiento y ver si favorece o no al relato.
      En fin, ya me dirás si después de mi explicación sigues o no pensando lo mismo, o tal vez me ofrezcas otra tercera opinión.

      De momento me despido y te ofrezco un sillón relax para que te sientas cómodo y con zapatos.

      Mil gracias por tu atenta lectura y buenos deseos.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola, Don:
      Como antes le he comentado a Tara, ya he realizado las pertinentes correcciones de este texto, gracias también a tu sugerencia.
      Te agradezco muchísimo el detalle de darme tu punto de vista.
      Un abrazo.

      Eliminar
  39. Un relato inquietante pero también dulce y tierno. Muy emotivo. Me ha gustado mucho Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Marta!
      Un placer conocer tu opinión y me alegra que te haya producido esas sensaciones positivas o que intenté plasmar con mis letras.

      Muchas gracias por el tiempo que me has dedicado.

      Eliminar
  40. Hola Estrella
    Un relato emocionante de principio a fin en un ambiente que siempre crea inquietud por ser, casi siempre, desconocido para nosotros.
    Bien escrito y con descripciones acertadas.

    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  41. ¡Hola Paola!
    Bienvenida a esta humilde casa y un placer saludarte.
    Te agradezco mucho tus generosas palabras con respecto a este relato y me encanta que lo hayas disfrutado.

    Gracias por tus buenos deseos y suerte para ti igualmente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Hola Estrella.

    ¡Qué bonito final para tu relato!

    Una ambientación muy buena y una manera muy estilosa de escribir.

    Mucha suerte en el Tintero.

    Nos leemos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jean Ives y bienvenido también a este espacio que es tu casa.
      Te agradezco mucho tu atención por acercarte a dejarme tu comentario tan amable y me alegra que te haya gustado.

      Gracias por tus buenos deseos para el concurso y espero que tú también tengas suerte.

      Nos leemos.

      Un saludo.

      Eliminar
  43. Estrella me alegro que hayas vuelto con tus letras a tu espacio literario. Me ha encantado tu relato y como nos has introducido en ese país exótico japonés. Las fotos hes puesto lo mejor de ese país, los cerezos en flor, el lugar donde no pasa el tiempo y la ciudad con toda la modernidad. Me ha gustado la intriga que has mantenido al principio, Ha medida que has ido desarrollando la trama y llegando al final nos has descubierto que un tierno padre que en búsqueda de su hija se encuentra. Cómo ha conocido a su precioso nieto. ¡Suerte en el concurso! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Mamen, un placer recibirte de nuevo y me satisface que estés contenta con mi regreso a este mundo blogger.
      También me anima mucho a seguir adelante con mi vocación artística en este campo, pues siempre veo necesario llegar a entablar este buen diálogo con el lector, quien logra captar el mensaje que le quieres transmitir, como me ha ocurrido contigo.
      Muy amable por tomarte tu tiempo en leer y dejarme tu opinión, asi como por estos buenos deseos para el concurso.
      Deseo que sigas disfrutando de la excursión madrileña, visitando esos pueblos de reconocido valor cultural.

      Un abrazo.

      Eliminar
  44. en este relato brotan las emociones y los sentimientos encontrados.
    La intriga del principio nos mantiene absortos hasta casi la mitad del cuento, con esa ambientación en Japón tan bien lograda y luego como das por terminada la historia es sorprendente .
    Un abrazo y suerte en el concurso.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Puri a esta casa que también es la tuya!
      Efectivamente, es un relato con mucha carga emocional y con una intriga, que me parece fantástico que pudiera absorber tu atención a lo largo de esa mitad del cuento y después disfrutando de esta exótica ambientación pudieras sorprenderte con el final.

      Muchas gracias por tu amabilidad en devolverme la visita, comentar y desearme suerte. También para ti, te deseo mucha suerte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  45. Un final feliz a un misterio terrible. Al menos la dejarían salir, no la tenían retenida contra su voluntad ahí. Pobre chica. Suerte que su padre la encontró.
    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar te doy la bienvenida, Cyn, a esta casa que también es la tuya de aquí en adelante.
      Por lo demás comentarte que esta chica tuvo mucha suerte, por tener un padre o mejor dicho un padrazo, que no te creas que suelen abundar mucho, ya que en general, son las madres quienes por costumbre asumen este rol, pero opté por romper moldes y presentar a un hombre capaz de afrontar también ese tipo de circunstancias, pienso que ya va siendo hora de cambiar las cosas ¿verdad?...
      Mil gracias por tu intervención y por tus buenos deseos para el concurso. También mucha suerte para ti.

      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Buena intriga, jamás sospeché el final... Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Rocío a esta casa-blog que es la tuya también!
      Te agradezco mucho la amabilidad de leer y dejarme tu huella.
      Gracias por tus buenos deseos respecto al concurso y lo mismo también para ti. Suerte también con tu libro.

      Saludos.

      Eliminar
  47. Que bonita fusión de costumbres, narración y lugares exóticos que dan como resultado un intenso y tierno relato. Feliz semana Estrella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Norte!
      Has realizado una buena síntesis del relato, lo cual celebro y además te agradezco.
      Muchas gracias por tener la atención de leerlo y participar con tu punto de vista.

      ¡Feliz martes y una semana maravillosa!

      Eliminar
  48. Hola, Estrella. Llego un poco tarde para dejar el comentario, pero aquí estoy. Cuando leí tu relato pasé un buen rato de intriga en esa búsqueda de ese padre desolado.Está muy bien contado el paso por los lugares de ese país tan hermoso. Buenas fotos. Echo en falta un poco más de coherencia cuando le dicen al padre que la hija está retenida en una casa de masajes. No obstante la policía no la encuentra a pesar de que alguien la ve allí desmejorada. Estoy con Tara en cuanto a que el diálogo de la hija con el padre es denso, demasiado contado. También creo que falta fuerza al final del relato. Si la chica estaba retenida, tal vez por una mafia, resulta demasiado fácil poner en boca del padre "despídete de tus jefes" como si esa retención no existiese. Escribes bien y te documentas para adornar con detalles las escenas y darles más realidad. Suerte en el concurso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lana:
      También quiero agradecerte tu punto de vista y si vuelves a releer este texto, deseo que las correcciones que ya he realizado, tras finalizar el concurso, te ofrezcan una mejor comprensión de la lectura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  49. ¡Hola Lana!

    Bienvenida también a mi espacio y al tuyo para cuando gustes volver.
    Como dice el refrán: "Nunca es tarde si la dicha es buena" y de hecho has tenido la atención de tomarte el tiempo necesario para leerlo y dejarme tu crítica constructiva, que como ya he comentado a mis compañeros: Tara y Don, que también se tomaron esta molestia, pues me alegra que te hayas sumado a ellos y coincidas en esta apreciación sobre ese diálogo de la hija con el padre, en que es denso, por supuesto que lo admito.
    Bueno, con respecto a las otras dos observaciones, una sobre la falta de coherencia cuando le dicen al padre que la hija está retenida en una casa de masajes, me hubiera gustado que me hubieras facilitado más detalles y poder responderte también con coherencia. Finalmente la respuesta del padre: "despídete de tus jefes" no supone que este padre, no haya podido pactar previamente, una cantidad de dinero o soborno, con esos jefes, puesto que este relato deja puertas abiertas y no pretende resultar tan denso para el lector, como por ejemplo el diálogo ya mencionado antes.

    En todo caso, me encanta que me aportes estas interesantes observaciones y con ello hagas de tu comentario, una estupenda crítica, que te agradezco de corazón. Mucha suerte para ti también en este concurso.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  50. Sinto muita falta da Estrella Amaranto. E também das histórias surpreendentes, como esta, cheias de reviravoltas, que sempre soube muito bem escrever. Espero que esteja bem, Estrella.

    Abraços.

    ResponderEliminar

Mil gracias, queridos amigos y lectores de mi blog, por hacer un pequeño descanso y apreciar la lectura de mis textos.
Os quedo eternamente agradecida e intentaré devolveros la huella.
Estrella Amaranto.