junio 21, 2019

# Microrrelato para reflexionar

Los durmientes

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
(última estrofa del "Monólogo de Segismundo" de Calderón de la Barca)
Nicolás Bruno, joven fotógrafo estadounidense que retrata pesadillas
Si soñamos lo que somos ¿existimos?, o si pensamos que vivimos en un sueño y después nos despertamos, ¿existimos?
Pesada incertidumbre, cual naufragio de zozobras proyectándose en fracciones fluctuantes de nanopartículas pensantes, girando como torrenciales montículos de arena, que lentamente se difuminan y desaparecen.
Más ¿dónde y cómo encontrar respuestas?
Encerrados sin salida, vamos tejiendo ideas que nos rescaten del sueño, vamos abriendo surcos vibrando con la tierra, esperando el posible retorno, al encuentro de esperanzas por cumplir.
En el penúltimo intento clamamos justicia sin atrevernos a mirar la huella que dejamos atrás. Sin arriesgar la apuesta que nos animó a modelar nuestra existencia inexorablemente unida al pensamiento.
Hablemos entonces del presente, de lo que cambia el futuro, de lo que ya transformó el pasado, porque de nada nos sirve lamentarnos. Crucemos el puente de la duda y hallemos las respuestas para iniciar el retorno al punto de partida y comprender que el cuerpo en su viaje rindió su suerte a ladrones y mastines, a dolientes sombras reflejándose en el cristal del desengaño.

                                                                       ...........................
 ¿Estás o no de acuerdo con esas preguntas que inician esta reflexión?, ¿dónde y cómo encontrar respuestas?, ¿qué te sugirió la lectura?... Tratándose de una entrada algo distinta al resto y de carácter filosófico, espero que también os resulte atractiva. Además sois libres para comentar aquello que os apetezca sin compromiso. 

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

18 comentarios:

  1. El tema musical me encanta, Ludovico es un músico que transmite mucho, es ideal para llevarnos a esa reflexión a la cual nos invitas.
    Siempre pienso que mientras soñamos van surgiendo de las sombras Todas las almas que somos y mantenemos encerradas. Sí existimos, siempre.

    Mil besitos con cariño y feliz día, mi querida amiga 💗

    ResponderEliminar
  2. Hola, Estrella. Viernes por la mañana. Viaje en tren hacia el curro. Me encuentro entre la multitud, pensando en tus palabras.
    Y me resuena una frase: vamos abriendo surcos... al encuentro de esperanzas por cumplir. Hermosa. Redonda. Porque creo, que el presente no existe sino como preparación para el futuro. Tomamos los recuerdos del pasado y en un pase de magia iniciamos nuestro viaje al encuentro de esas esperanzas por cumplir. Personalmente creo que es la única función del presente escurridizo. Y es tan efímero que hemos de aprender a disfrutarlo como se hace con un perfume. El presente no transforma el pasado. Crea un nuevo pasado que se suma al anterior y eso muchas veces se olvida. Porque pensamos que haciendo algo mejor en el nuevo presente lo que queremos borrar se irá y no es así. Queda. Sin embargo, como la vida es un transcurrir de río las aguas se van mezclando, van cambiando de color y eso es lo bueno. Por eso yo le otorgo una importancia crucial a ese futuro de esperanza que tu mencionas. Porque es el motor para generar mejores pasados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola!muy lindo segmento y no se donde hay respuestas.Me gusta pensar que existimos.que es una vida real y que el universo nos puso aquí por algo.al menos Todos los días le agradezco mi familia y conocer gente como tú y tantos blogueros. Saludosbuhos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pues no sabría decirte si estoy o no de acuerdo, en cosas sí y en cosas no. Claro que existimos si soñamos lo que somos o pensamos que estamos en un sueño y luego despertamos. Pero cuando no hacemos eso también existimos.
    Hablemos del presente entonces, tal como sugieres, y crucemos el puente de la duda, como tan bien propones, aunque yo creo que el cuerpo no siempre rinde su suerte a ladrones y mastines ni a dolientes sombras reflejándose en el cristal del desengaño, a veces llega sin rendirse y con el alma alegre a un lugar mejor, o al menos tan bueno como aquel que dejó atrás. Y otras veces el puente nos deja en el mismo punto de partida, que era bueno. Y muchas veces encontramos esas esperanzas por las que abrimos los surcos que mencionas. Otras en cambio sucede igual que en tu reflexión. Ay la vida, tan voluble, tan diferente en cada uno y tan llena de todo.

    Me ha encantado reflexionar contigo y has elegido la música de Ludovico, un ídolo para mi marido y mi hija, eso sí que es acertar.

    Muy feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. Ufff, Estrella, vaya preguntas nos haces. Yo creo que la vida es sueño y los sueños sueños son, aunque me gusta más lo que nos contaba Aute: "la vida es cine y los sueños cine son". Y yo, para poner mi granito de arena, diré que la vida de cada uno es una novela, y que sea buena o mala, entretenida o un peñazo, depende mucho de las circunstancias y un poco de cada cual.
    En definitiva: sí, creo que aunque soñemos con la existencia, existimos.
    Me gusta mucho la filosofóa así que este tipo de entradas, también.

    ResponderEliminar
  6. Me has emocionado, sería un gran honor y no me lo perdería por nada del mundo si coges una foto mía para escribir.
    Solo te pido que me avises para no perderme lo......
    Eres muy grande escribiendo.

    ResponderEliminar
  7. Querida Estrella, menudo texto nos dejas, preguntas sobre la existencia del ser o no ser en los sueños. Los sueños son una puente hacia otras dimensiones, otros planos de nuestro existir y, pienso que sí, claro que existimos y lo seguimos haciendo en todo momento. Existimos en los pensamientos, forman parte de la existencia aunque a veces resulten tormentosos, pero es así. Los sueños nos transportan a lugares y tiempos tanto pasados como futuros y en algunos cuesta reconocernos pero sabemos que "somos". La vida es un sueño en el que entramos una y otra vez, tantas como posibles vidas podamos tener. Despertar es el nuevo comienzo de un nuevo ciclo y así se repite como el día y la noche, morir y nacer continuos. Sobre el pasado cumulado se va perdiendo la noción y algunos tramos quedan en el olvido, el futuro siempre es incierto, nunca sabemos lo que sucederá aunque la apuesta sea siempre esperanzadora, por tanto nos queda el presente que es en el que siempre vivimos, cuando el futuro llega se convierte en presente.
    Bueno, creo que me he hecho un gran lío mental jajaj.
    Me ha parecido un magnífico texto, Estrella, es de esos que dan para debatir delante de una buena taza de café. Te felicito una vez más querida amiga, tu narrativa es impecable.
    Un fuerte abrazo a tu bello ser y que pases un muy bonito fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Sublime genialidad Estrella.
    Me has enganchado desde la primera línea porque, desde la primera vez que leí "La vida es sueño" en el colegio, conseguí aprenderme el "Monólogo de Segismundo" a base de repetir la lectura una y otra vez. Es de las estrofas literarias que me han marcado y que me siguen impresionando allá donde la veo plasmada.
    ¿Existimos?
    Pues no lo sé Estrella. Yo diría que existimos estemos soñando o permanezcamos en el sueño de otro. Lo que está claro es que nuestra vida es efímera y que sólo es un instante fugaz en la eternidad del tiempo ¿Es la vida un sueño? ¿Será realmente la existencia aquello que quiera que haya tras el fin de nuestra vida? No lo sé, amiga. Pero si la existencia es algo así como la autonomía de ser consciente de nosotros mismos, creo que podemos acercarnos mucho a la idea de lo que quiera que sea la existencia.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Realidad o sueño?,... todo en la vida se confunde en un totum revolutum. Por alguna razón, creemos que nuestros sueños están relacionados de una manera u otra con la realidad, que lo que nuestra mente proyecta, está vinvulada con el el mundo real. A mi no me cabe la menor duda...

    ResponderEliminar
  10. Me gusta recien te conozco Me he adentrado en tus letras gracias

    ResponderEliminar
  11. Estrella, excelente manera de empezar el tema, con esta última estrofa del "Monólogo de Segismundo".

    Los sueños, un tema que me apasiona porque sueño desde muy niña y cada día me supero, ja, ja.

    Lo primero es, "Sí que existimos", por encima y debajo de todo, porque somos parte de la existencia y la eternidad de la misma.

    Lo segundo, me encantó ese primer párrafo, sentir esa pesada incertidumbre al vislumbrar como esas nano partículas de pensamiento, giran y desaparecen sin dejarnos en claro las respuestas. Te quedó genial esa descripción amiga, es bastante gráfica.

    Luego a manera de monólogo, haces ese llamado a continuar, sin remordimientos, sin dudar, a recrear lo vivido una vez más, desde el mismo punto de partida, pero desde otro punto de vista, ya sin engaños.

    No conocía a Ludovico, pero la pieza es hermosa, nos invita a divagar por el cosmo interior, elevar el espíritu y desde luego, a soñar en grande.

    Estrella, somos lo que pensamos, y soñamos lo que somos, pero más allá de esos pensamientos y sueños, "Existimos tal cual somos en realidad".

    Existimos fuera de los pensamientos condicionantes, del pasado, del presente y del futuro, fuera del tiempo y el espacio, fuera de las experiencias de vida, de ese cuerpo material y del cuerpo astral, fuera de lo negro y lo blanco, del todo y la nada, fuera del Ying y del Yang, fuera de la dualidad.
    Simplemente existimos, porque somos energía pura, que ni se pierde ni se disuelve, sencillamente se transmite y se transforma eternamente.

    Ya sabes que soy de la filosofía Socrática, la mayéutica, y amante de los sueños, así que doblemente me ha encantado leerte querida.

    Que tengas un buen disfrute de la semana.

    ResponderEliminar
  12. Si no soñamos no alimentamos el alma de vida, soñar nos mantiene vivos y con ganas de realizar grandes cosas. Soy una soñadora nata por excelencia, mi vida es un soñar tras otro reflejando cada instante en el cual va trascurriendo mis días. Una bella reflexión mi estimada amiga, muy lindo como lo escribes.

    Mi abrazo y cariño.

    ResponderEliminar
  13. La existencia y la realidad solo tienen un punto de referencia: la consciencia del yo. Un proceso abstracto e inasible, como el propio tiempo.
    Existo porque soy consciente de mi individualidad y mis pensamientos. Otra cosa es la realidad. Mientras escribo estas letras a mi alrededor hay una parte de la realidad que pueden percibir mis sentidos, pero ello es solo una ínfima parte de todos los sucesos que están pasando ahora en el universo. Desde la estrella más lejana, hasta el quark más pequeño. Y esa realidad tan estrecha que puedo percibir desaparece en el momento en que pienso en ella. Ya es pasado. Ya es recuerdo y los recuerdos ocupan el mismo espacio que los sueños.
    Así que la única prueba de mi existencia es que puedo pensar en ello ahora, como diría Descartes. Aunque, por supuesto, siempre puedo ser un simple sueño de algún otro soñador.
    Y lo dejo ahí porque cuando me pongo a divagar no paro, je, je, je... Una excelente invitación a la reflexión, Estrella. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Esto me recuerda a Shakespeare, cuando se pregunta "To be or not to be"

    Estamos aquí, somos el capitán nuestro propio barco. Lo que vendrá en el futuro, es fruto de las decisiones que hacemos en el presente.

    Pero me gustó lo que escribes...
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  15. es un placer como uniendo las letras vas creando tan bella historia

    ResponderEliminar
  16. Queridos amigos blogueros, ante todo os manifiesto mi gratitud por vuestros atentos comentarios y me alegro de que mi reflexión de carácter metafísico os haya resultado gratificante. Intentaré incluir en el futuro otros textos poéticos que también os motiven a la reflexión. La verdad que me encanta sorprenderos con distintos estilos y géneros diversos.
    ¡Nos seguimos leyendo!

    AURORATRIS - MIRNA GENNARO - BUHOEVANESCENTE - MARIGEM - CARMEN SILZA - ROSA BERROS CENURIA - TRINI ALTEA - MARINA - EL MUNDO CON ELLA - EL BAILE DE NORTE - RECOMENZAR - I. HAROLINA PAYANO T. - ROSANA MARTÍ - DAVID RUBIO SÁNCHEZ Y ALONSO PINTERO.

    Un abrazo con cariño para cada uno y que disfrutéis de un feliz inicio de semana.
    ¡Felices vacaciones para quienes nos dejáis por un tiempo!

    ResponderEliminar
  17. Sí, hablemos del presente. Todo está pasando aquí y ahora. No antes, no después. Las montañas tienen miles de años, las estrellas otros miles de miles de miles de años más. ¿Qué más da lo viejas que sean? Mientras sigan existiendo, simplemente están ahí, con la juventud propia que le brinda cada día, sin un número que las condicione. Seamos como montañas o estrellas.

    ResponderEliminar

Mil gracias, queridos amigos y lectores de mi blog, por hacer un pequeño descanso y apreciar la lectura de mis textos.
Os quedo eternamente agradecida e intentaré devolveros la huella.
Estrella Amaranto.