¡B I E N V E N I D O S!. . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S__I N T E N T A R É__L O__A N T E S__P O S I B L E__V I S I T A R O S__P A R A __D E J A R O S__T A M B I É N__M I__H U E L L A

julio 10, 2019

# Artículo de opinión.

El mejor regalo es el tiempo

Personas y tiempo, del fotógrafo ilustrador Kvocek
En esta sociedad tan individualista en que vivimos, donde la falta de tiempo, las prisas o el desinterés por los demás, van en aumento, también nos estamos acostumbrando a no valorar la atención o el tiempo que otras personas nos regalan.

Existen infinidad de acciones diarias por parte de quienes nos rodean que pasan desapercibidas para nosotros, como por ejemplo, un abrazo, una sonrisa, una conversación, un gesto amable...

No es necesario que el tiempo que nos dedican proceda siempre del entorno familiar, pareja o amigos. También los desconocidos pueden enriquecer y estimular nuestro estado emocional, con lo cual es aconsejable valorar a estas personas que nos ayudan a comenzar el día con una sonrisa, porque si te regalan su tiempo, quiere decir, que tú también lo aceptas, y por tanto aceptas recibirlo.

Como el herrero forjaba el metal como plastilina, así el tiempo nos moldea según las experiencias vividas, nos quita o nos da la razón, nos ayuda a valorarlo cuando evocamos el pasado y somos conscientes de nuestros actos, pero que antes de que ocurrieran nunca nos hubiésemos imaginado esas consecuencias. Por eso, el tiempo como el amor, ni se compra ni se vende y es el bien más estimado e irrecuperable. Viene a ser el común denominador de nuestras vidas, de forma que la dignidad de la personas reside en todos esos pequeños detalles capaces de dejarnos grandes huellas llenas de afecto.

Dedícale tiempo a todos los ámbitos de tu vida y goza de cada uno de ellos, porque si sabes anteponer lo realmente importante en tu día a día, eso supondrá que le dedicarás más tiempo a la compañía de tus amigos, de tu familia, pareja, animal de compañía o sencillamente pasártelo bien practicando tu deporte favorito, escuchando música, leyendo un libro, meditando o simplemente de relax. Comprenderás que es tan importante como realizar tu trabajo diario, o de lo contrario pregúntate: ¿para qué nos sirve vivir si no dedicamos parte de nuestro tiempo a lo que de verdad nos gusta?
 
Nadie debe decidir por nosotros, somos libres de regalarles o no nuestro tiempo, algo que no tiene precio y que debe surgir espontáneamente. No se trata de ninguna imposición. Por consiguiente, es bueno valorar los minutos de escucha, de comprensión, de cariño y de apoyo que los demás tienen la atención de dedicarnos, porque ellos tienen muy claro que compartir su tiempo es  darnos parte de su vida.
Para avanzar adecuadamente hay que pararse a pensar, a planificar o a poner en orden aquello que nos preocupa, pero siempre debemos hacerlo pensando en nuestro bienestar interno, cuidando de uno mismo y de los demás.
Estamos tan acostumbramos a cumplir objetivos inmediatos que no nos damos cuenta de lo que supone ese proceso o el tiempo que va desde su inicio y el objetivo final.  Pregúntate: ¿cuántos vamos a trabajar estresados, distraídos con el móvil hasta llegar a nuestro destino o tratando de evadirnos de la realidad?...
Es importante que seamos conscientes del momento presente para aprovecharlo al máximo con esas personas que valoras y de la forma que prefieras, teniendo en cuenta la dedicación que te demuestran.

Mientras que el dinero es recuperable aunque se pierda, el tiempo nunca lo podremos recuperar, por consiguiente, no lo desaproveches ni lo pierdas lamentándote de no haber sabido disfrutar cada instante. Ya es hora de ponerte las pilas y apreciarlo como se merece.

Valora el tiempo de una forma distinta:
  • Regala tiempo a quienes te ayudan a que pierdas la conciencia del tiempo, porque te sientes pleno y feliz a su lado. Sé agradecido con ellos porque te facilitaron llegar a ser quien eres.
  • Siempre habrá días peores o mejores que otros. Nuestros semejantes no se merecen que les «contamines» con tus malas vibraciones. Agradece y  sé amable con los demás, igual que quisieras que se comportasen contigo. No por ellos exclusivamente, sino por lo que tú sentirás después de hacerlo. Sonríe más y sé educado, porque comprobarás que también ellos te sonríen más de lo que te imaginabas y en general recibirás un trato mejor, aunque si no sucede así, tampoco le des vueltas ni te amargues la vida, puesto que tus vibraciones y actos estarán en armonía con tu paz interior.
  • Captar la información de nuestro entorno, como por ejemplo animales, personas, edificios, colores, gestos, objetos... Supone todo un registro de estímulos exteriores percibidos por nuestros sentidos, del cual aprendemos las necesidades de la gente, de cómo sienten y de lo que nos pueden transmitir sus miradas.
  • Priorizar aquello que sentimos en cada momento. Ya sea unos hombros tensos, una respiración apresurada o un rugido en la barriga. Observemos silenciosamente qué nos ha llevado a ello con el fin de encontrar una respuesta adecuada, como por ejemplo hacer una rotación de hombros que los puedan relajar, realizar respiraciones profundas  o comer algo.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

17 comentarios:

  1. Precioso texto con el que estoy plenamente de acuerdo. Yo siempre he querido que me tocara la lotería, pero mucho dinero para dejar de trabajar, y todos me decían que no fuera avariciosa y que me conformara con menos, pero yo decía que lo que quería era dejar de trabajar para tener tiempo. El dinero no me interesa más que para eso, para comprar tiempo. (después de satisfacer las necesidades básicas, claro)
    Lógicamente, nunca me tocó y nunca pude dejar de trabajar.
    Es cierto que el tiempo es el más preciado regalo y que quién lo regala merece también todo el nuestro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hay etapas de nuestra vida en que no pensamos en el tiempo, no le damos importancia y creemos que, nada, no creemos nada porque no se piensa y en si transcurre despacio deprisa o siquiera si transcurre, nos limitamos a dejarnos llevar sin más preocupación, hay otras etapas en que queremos anticiparnos y alcanzar la edad adulta para poder hacer lo que nos se nos permite siendo más jóvenes. Otras etapas en que nos miramos y tomamos consciencia de que la vida se nos ha pasado en un abrir y cerrar de ojos y es cuando el tiempo comienza a cobrar importancia y valor, en el sentido de que cada momento importa, cada segundo, cada minuto, que las prisas de poco sirven porque lo que realmente importa es aprovechar y disfrutar de todos los momentos con aquello que más nos gusta, compartiendo con personas, familia, etc. las cosas más sencillas y que más nos satisfacen y a la vez más pueden llenar de alegría a quienes las reciben como es una una simple sonrisa, un gesto cariñoso, una palabra amable con un vecino, no importa si conocemos a la persona o es un desconocido. Vivimos en un mundo cada vez más individualista y con mucha prisa para llegar a ninguna parte, personalmente me ha pasado que salir de paseo ha sido como si fuera a una maratón y tuviera que quedar en primer lugar, cuando me he dado cuenta he puesto el freno de mano porque por el camino me he perdido el disfrute de ese paseo. Compartir las cosas más sencillas con los demás es algo muy gratificante tanto para quien da como para quien recibe. El tiempo importa, pero lo que más importa y valor tiene es saber aprovecharlo y disfrutarlo y al mirar hacia atrás contemplar la vida como algo maravilloso con todas sus subidas y bajadas, compartir amor con quienes nos rodean y con los que nos rodea, compartir amor en su sentido y significado más amplio hace que el tiempo y la vida merezcan la pena.
    Mi querida Estrella nos has dejado un texto maravilloso en todo su conjunto sobre el que pararnos a reflexionar. Creo que me he ido por los cerros de Úbeda pero es lo que he sentido al leerte.
    Muchas gracias, corazón bello por tan bonito texto.
    Te dejo un enorme abrazo y un carretón repleto de besos, Ser maravilloso.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta verdad encierra este texto. La vida es efímera y solo nos damos cuenta de ello cuando ya hemos superado el ecuador de nuestra esperanza de vida. El mal de muchos es que cuando leen reflexiones de este tipo y consejos sobre cómo vivir el día a día y centrarnos mucho más en la familia y amigos, todos asienten y parece como si hicieran un acto de contrición, pero al cabo de unas horas vuelven a las andadas, presionados por el trabajo y la rutina diaria. Lo malo de ello es que cuando uno finalmente llega a viejo y se da cuenta de lo mal aprovechada que ha sido su existencia, ya es demasiado tarde para corregirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dicen que cuando alguien te regala su tiempo te está regalando lo más preciado porque es Algo que jamás volverá a recuperar...
    Es un regalo este Post, mi querida amiga.

    Mil besitos con cariño y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
  5. El tiempo juega un papel importante en nuestras vidas, para bien y algunas veces nos crea bastante desorden, sobre todo con lo que importa.
    Gracias por esta gran reflexión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo no compartir tus palabras? El tiempo es el bien más preciado del que disponemos, y es limitado. Desde que nacemos comienza a escurrirsenos de las manos. No podemos controlarlo, solo valorarlo. El tiempo no se gana, pero se pierde. Solo podemos intentar sacar todo el jugo hasta el más humilde segundo.
    Y como dices, debemos agradecer el tiempo que alguien nos ofrece. Ese tiempo es parte de toda una vida. Y solo tenemos una.
    En justa correspondencia debemos corresponder, por supuesto. El primer principio moral es dar lo que te gustaría recibir. Sin quejas, excusas ni justificaciones. Somos dueños de nuestros actos y por tanto responsables de los mismos.
    ¿Deseamos la inmortalidad? ¿O deseamos tener tiempo para todo? Curiosa paradoja aquella que nos hace desear la eternidad, aun cuando esta posiblemente nos quitara el motor de nuestra existencia: ser conscientes de nuestro limitado paso por la vida para aprovecharla al máximo.
    Reflexiones un tanto atropelladas las que has conseguido sacarme, Estrella. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Me parece, Estrella, un texto de incalculable valor; sobre todo porque he reflexionado mucho sobre el valor del tiempo y comparto muchas de tus conclusiones. No sé qué le pasará a los demás, pero a mí me faltan cada vez más horas en el día. Hay veces que siento que un día completo ha sido tan fugaz que tengo que arrancarle horas a la noche. Lo curioso es que antes no tenía esta sensación y hay días que hasta me atormento.
    Y lo peor es que tenemos tanto por hacer que es todo un círculo sin salida; aunque ahora mismo, a mí lo que más me preocupa son mis padres: a ellos el tiempo se les acaba. A mí aún me queda para compartirlo con ellos; pero ¿Será suficiente?
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Nos has dejado una completísima reflexión muy a tener en cuenta.
    Alguien dijo que si tuviera mucho dinero compraría tiempo, sin saber que el que nos conceden es gratis y hay que aprovecharlo, valorarlo y disfrutarlo.
    Buen fin de semana y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bonita reflexión, el tiempo ⏳ que tanto luchamos y a veces por lo general mal gastamos. Muchos de nuestros seres queridos reclaman eso "tiempo".
    La vida es tan efímera es como aquel relato es como un tren de un solo viaje, y que suele darse en el viaje seres queridos y amigos en que momento se bajaron del viaje. Otros pasan desapercibidos y otros quizás ni más lo vuelvas a ver.
    Amigo y amiga aprecia el tiempo con los tuyos. Un abrazo grande Saludos 👍🏻.

    ResponderEliminar
  10. Excelente llamado reflexivo sobre la importancia y relevancia del tiempo Estrella.
    Cuando lo empleamos en las cosas que de verdad nos hacen sentir identificados y valoramos cada minuto, es cuando terminamos diciéndonos "!Cuanto me ha rendido hoy el día!" y nos sentimos tan satisfechos y agradecidos de su contenido...

    Has tomado en cuenta todos los factores importantes para realizar esta reflexión, añadir algo más es readundar en lo mismo.

    Gracias querida por el recordatorio, muy atinado en estos escasos días de verano para algunos paises.

    ResponderEliminar
  11. Es lo que hago en mi vida diaria escucho, recuerdo, no olvido a la gente, no la juzgo,me acerco si puedo, les doy con cariño. Mantengo distancia .Y amo a los míos, mis hijos mis nietos y a los que no quiero, los trato lo mejor que puedo.... Medito, camino, escucho consejos. Me has encantado gracias por tus comentarios y hasta pronto Un beso

    ResponderEliminar
  12. Estrella qué cierto lo que nos cuentas sobre el tiempo, ese bien tan escaso que hemos de aprovechar al máximo. Gracias por compartirlo compañera, ha sido un placer leerlo. Es bueno que nos recuerden lo rápido que todo pasa y que en lugar de lamentarnos aprovechemos nuestro tiempo al máximo.
    Hoy justo he dejado una entrada para despedirme por vacaciones en la que cito ese tiempo que no podemos atrapar pero sí agradecer y disfrutar.
    Besos y nos leemos en septiembre

    ResponderEliminar
  13. Mi estimada amiga, dedicar el tiempo a alguien o que te lo dediquen a ti no tiene precio, en mi caso valoro mucho este detalle. Y estoy completamente de acuerdo con lo expuesto el tiempo es maravilloso y hay que aprovecharlo de la mejor manera posible. Como bien dice el dicho; "El tiempo es oro".

    Mi cariño amiga, pasa una linda semana.

    ResponderEliminar
  14. Después de leer vuestros comentarios, me alegro de haberme decidido a reflexionar en voz alta sobre cómo entiendo esta valoración del tiempo que dedicamos o regalamos a los demás, así como esos consejos que os comparto al final y que estoy segura os serán de utilidad recordarlos. Y decía que me alegraba porque me habéis sorprendido gratamente con estupendas valoraciones sobre mi modesta aportación, las cuales me he leído con muchísima atención y os las agradezco. De modo que, cuando ya estemos la mayoría de vuelta de las vacaciones, retornaré con este tipo de artículos, que tanto os gustan.

    Muchísimas gracias compañeros y amigos:
    ROSA BERROS CANURIA - MARINA - JOSEP Mª PANADÉS - AURORATRIS - JOSE VIVO - DAVID RUBIO SÁNCHEZ - EL MUNDO CON ELLA - FRANCISCO MOROZ - ARTURO RIVERA REYES - I. HAROLINA PAYANO T. - RECOMENZAR - CONXITA C. Y ROSANA MARTÍ.

    Un abrazo con cariño para cada uno y que sigáis disfrutando del verano o de las vacaciones, si ya las habéis iniciado o estáis a punto de coger las maletas.

    ResponderEliminar
  15. El tiempo es un bien que todo el mundo a de valorar, cada segundo o minuto que vivimos es un tiempo que no se recupera, de modo que hay que aprovechar ese bien preciado y que nos regala la vida, el tiempo, de la forma y modo que queramos, solos o acompañados, pero disfrutando, y haciéndolo sin sentirnos culpables de lo que dejamos de hacer, por ocupar el tiempo en otras cosas, yo creo que cada tiempo que utilizamos nos debe de hacer sentir feliz, porque es la mejor manera de utilizar el tiempo, dejando atrás perjuicios y demás, que muchas veces nos ponen los demás, hasta entender que solo únicamente nosotros somos los auténticos dueños de nuestro tiempo y solo a nosotros debemos de darnos explicaciones de como lo empleamos lo que piensen los demás de sí lo perdemos o no, eso no importa, solo debe de importarnos a nosotros mismos, porque de ello depende nuestra felicidad y nuestro bienestar físico y emocional.
    Un abrazo Estrella y espero que hayan mas artículos tan interesantes como este.
    TERE

    ResponderEliminar
  16. Hola!Gracias a ti por tu tiempo.en tu blog y fuera de él. Siempre lista con la palabra cálida y la apreciación justa.ojala aprendamos todo esto.que empeño ponemos pero somos algo duros los humanos siempre corriendo! Abrazos buhos y compartida!

    ResponderEliminar
  17. Es precisamente en los tiempos que corren cuando por las tecnologías (en concreto smarphones) que no existe la conversación de tú a tú, es triste de observar una mesa dónde cada persona está pendiente de su teléfono. Y dicen que no tienen tiempo para una llamada, para una conversación como antaño.


    Regalar tiempo, es algo que valoro en demasía. No somos conscientes del paso de los años, los minutos, los segundos. En mi vida personal, como voluntaria he regalado tiempo y algo muy necesario: abrazos. Han pasado cerca de veinte años, y ahora vuelvo a ser voluntaria y regalo mi creatividad, mi experencia, lo mucho o lo poco que sé. Eso si... el tiempo es mágico, y te lo devuelve con creces tu generosidad. En mi blog, también regalo tiempo, ya que promociono a otros, leo por otros, y sugiero ejercicios.

    Muchas personas me dicen que abra un blog para mí, no, me gusta así, que sea variopinto y de diferentes personas. Es aquí donde puedo decirte que admiro tu gran conocimiento del lenguaje, y versatilidad, Estrella Amaranto. Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Mil gracias, queridos amigos y lectores de mi blog, por hacer un pequeño descanso y apreciar la lectura de mis textos.
Os quedo eternamente agradecida e intentaré devolveros la huella.
Estrella Amaranto.