Comparto mis creaciones literarias de producción propia y motivo a los lectores a participar de mis historias.

viernes, noviembre 10

Posted by Estrella Amaranto in | 22:48 64 comments

Me vi de repente transportado al interior de aquella juguetería, donde todavía estaba Makane, quien nada más abrir la puerta corrió a mis brazos y tirándome con ternura de las manos, me intentaba guiar hasta una casa de muñecas que intuí era su foco de atención. No me costó nada avanzar unos pasos y ponerme justo delante de aquella preciosa residencia para muñecas, que atónito vi como se abría la puerta principal y desde su interior alguien nos llamaba por nuestros respectivos nombres:



—¡Hizar!... ¡Makane!...No os quedéis ahí fuera, pasar y sentaros en el sofá del salón. ¡Ya era hora de que regresarais! Estábamos muy preocupados por vosotros desde que os fuisteis al colegio... Me ha llamado vuestra profesora para avisarme de que habéis hecho novillos, saltándoos las clases y eso merece un castigo.

—Me puse a rascarme la piel de los brazos, como en un vano intento por saber si estaba despierto o no. Todo aquello me resultaba demasiado perturbador, siendo incapaz de poner en orden mis pensamientos que no paraban de hacerme entender que lo que vivía era completamente real.

Si, estaba sentado en aquel sofá de piel marrón desgastada por el uso, leyendo un libro que no recordaba su portada, pero que por otra parte me parecía familiar. También tenía al lado un ventanal, cerca de un viejo aparador con algunos trofeos y una caja de música de madera con técnica de taracea y fondo de terciopelo rojo, que me llamó mucho la atención. La tomé en las manos y le di cuerda, entonces sonó aquella melodía que me ponía tan triste y melancólico sin saber el motivo. 

—¡Deja esa caja ahora mismo y ponte de rodillas! ¡No me lo hagas repetir más veces! —aquel tono de voz grave y autoritario gravitó entre las paredes y acabó rebotando en mis tímpanos, hasta que preso del pánico me hinqué de rodillas sobre la alfombra persa y le supliqué que no me diera con la hebilla de su cinturón en mi espalda, algo que se lo pasó por alto mientras me quitaba la ropa para propinarme unos buenos latigazos. Sabía de sobra, que siempre podía doblegarme con su despótico método educativo.

—¡Ahora te toca a ti, Makane! ¿Me has oído o quieres que te pegue más fuerte que a él?... ¡Acércate y ponte de rodillas, mocosa! —exclamaba fuera de si aquel implacable individuo, cuyo espíritu paternal nunca había desarrollado, pues más bien se asemejaba a un perverso granuja acostumbrado a atemorizar a sus pequeños vástagos.

Al acabar aquella humillante zurra de correazos los dejó solos llorando desconsolados y emitiendo raros hipidos, que interrumpían su respiración como si fueran a ahogarse. 

Después volvieron a sentarse en el sofá con las manitas juntas y en completo silencio... La luna asomaba ya por la ventana y pronto tendrían que irse a dormir... 



Mi cabeza empezó a darme vueltas y más vueltas, estaba otra vez sentado en aquel banco de madera del parque, sin comprender del todo qué era realmente lo que me sucedía, quizás me había dormido sin darme cuenta y todo aquello no era más que un sueño, o como había leído en alguna parte me había desplazado a un mundo paralelo... ¿Quién sabe a ciencia cierta si lo que experimentamos como realidad no lo es y estamos dentro de un sueño o de una mente que nos piensa?...
Entretenido en mis elucubraciones distinguí a una pequeña figura infantil que se iba aproximando hasta mi presencia. Se trataba de Makane y me alegré tanto de volver a verla que sentí un fuerte estremecimiento que me subía por las piernas hasta la cabeza. Sin embargo, la niña caminaba muy despacio, tenía el impermeable destrozado y los ojitos llenos de lágrimas. Cuando la inspeccioné me quedé sobresaltado, tenía moretones en el cuello y en la espalda, lo mismo que la supuesta hermanita con la que había tenido aquella insólita vivencia minutos antes. Consideré conveniente preguntarle su nombre y ella me contestó: "Makane"
Desconcertado ante tantas coincidencias, pues se juraba a si mismo que ella era una perfecta desconocida hasta ese instante y lo mismo pasaba con él, respecto a la niña desde el minuto en que se conocieron, no acababa de asimilar tantas circunstancias contradictorias. No obstante se dejó llevar por aquel inmenso cariño que sentía hacia ella y la sentó con cuidado a su lado, tal y como estaban en la otra realidad... Instantes después notó que Makane se caía desplomada al suelo agarrada de su mano, por lo que estiró de ella para alzarla, hasta notar un intenso dolor en el pecho que le hizo perder la consciencia e inclinar su cuerpo hacia un lado.

El jardinero municipal fue quien los encontró e intentó reanimarlos sin ningún éxito. Después llegó el forense para inspeccionar los cuerpos:

—¡Qué extraño! Ambos presentan moretones en la espalda y cuello, aunque la niña además tiene una profunda hemorragia interna. Esto parece tener toda la pinta de haber sido víctimas de algún desalmado que vagaba por los alrededores.

    .........................................   F I N  ..........................................

¿Qué os parecido este final?... ¿Sospechabais que podía ocurrir algo así o qué desenlace pensasteis que iba a tener cuando leísteis la primera parte?...

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

Reacciones:

64 comentarios:

  1. No, Estrella, para nada imaginaba un final tan terrible. Triste y conmovedora historia la que nos has contado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosa!
      Me alegro que te haya podido sorprender, porque ese era mi objetivo desde que lo escribí.
      Lamentablemente como sucede en la vida real, esta historia no tuvo un final feliz.
      Muchas gracias por tomarte tu tiempo para leer todo el texto y comentar.

      Un besote grande.

      Eliminar
  2. Esperaba esta segunda y ùltima parte de su relato.
    Otros finales habìa imaginado,pero el que usted le ha dado
    es conmovedor.Bsss, saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristina!
      Te agradezco tu fidelidad como lectora y me alegro de haberte sorprendido también.
      Muy generosa tu valoración del texto.

      Saludos, besos y gracias a ti también por comentar.

      Eliminar
  3. Como dice Rosa, a mi también me has sorprendido, para nada esperaba algo así tan terrible, debe ser porque estamos hartos ya de tanto desarmado, necesitamos historias o cuentos que nos levanten la moral, pero como siempre tu maestría nos sorprende.
    Feliz sábado Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carmen!
      Me parece fantástico que no esperases este final, pues prefiero sorprender al lector en lo posible.
      Cierto que la vida real está saturada de historias tan terribles como esta o incluso peores. Desde mi modesto punto de vista, los escritores además de escribir debemos denunciar aquello que constituye una lacra social, como permitir que rebajen condena o dejen libres a "personas" que en cualquier momento pueden destrozarle la vida a otros seres humanos inocentes y a sus familias.
      Espero que en otra oportunidad no tengas que "padecer" una lectura de tintes tan trágicos y te agradezco mucho que seas tan sincera en tus apreciaciones.

      Un besazo enorme y feliz fin de semana.

      Eliminar
  4. Querida amiga, Estrella quise decir.
    Un besazo y que disfrutes el sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, querida Carmen, un lapsus lo tiene cualquiera y también a mi me ha ocurrido alguna vez.

      Un besazo y otro besito para tu nieto tan hermoso.

      Eliminar
  5. Esperaba que se hiciese justicia. Es un relato triste pero muy interesante. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana!
      Un placer volver a recibirte. Bueno, en esta historia, ha podido más el realismo y ese mensaje a modo de denuncia de algo que me fastidia bastante, puesto que las penas deberían endurecerse, para que estos asesinos psicópatas no puedan andar sueltos por las calles.

      De todas formas me alegra que lo hayas encontrado interesante.

      Muchas gracias por ser tan benevolente con mis letras.
      ¡Feliz fin de semana!

      Eliminar
  6. Emotiva y triste historia que desgraciadamente se repite con demasiada frecuencia hoy en día. Estupenda entrada Estrlla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Norte!
      Estoy completamente de acuerdo contigo y tengo esa misma pesadumbre que reflejan tus palabras. Como ya he comentado mi propósito al escribirlo, era dejar esa denuncia en el aire.

      Mil gracias por tus generosas palabras y por leer todo el relato.

      ¡Feliz fin de semana!
      Saludos.

      Eliminar
  7. Temía un final que contrastara vivamente con el lirismo de la primera parte, Estrella, aunque no contaba con que los acontecimientos se desarrollaran como los describes. Tienes razón al calificar tu historia como algo surrealista, sin embargo coincido con Norte, desgraciadamente este tipo de hechos se repiten con demasiada frecuencia hoy en día, hay demasiados desalmados entre nosotros. Enhorabuena y feliz fin de semana, amiga. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva!
      Como experta en narrativa, no me extraña nada que tuvieras tan claro que tras ese lirismo de la primera parte, luego llegara este contrapunto, aunque no te imaginases que los acontecimientos pudieran tomar estos derroteros. ¡Menos mal! porque de lo contrario adios mi creatividad...je,je,je En fin que me alegra mucho haberte podido sorprender.
      Ya has comprobado esas pinceladas de surrealismo que le he añadido a la trama, tal y como te comenté en la primera parte.
      Desgraciadamente es un tema bastante odioso, por la impotencia que produce comprobar la libertad que tienen estos psicópatas y el daño tan grande que pueden causar a personas inocentes.

      Te agradezco, querida amiga, tu atenta lectura, así como tu opinión tan favorable.

      ¡Feliz fin de semana!
      Muchos besos.

      Eliminar
  8. No imaginaba ese final, Estrella. Pensé que él era un potencial asesino porque el cuento se perfilaba de suspense. Me has sorprendido con una historia fantástica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mirna!
      Ya de entrada me haces feliz al conocer que tampoco te esperabas este final ¡misión cumplida! ... je,je,je

      Me imaginaba que como lectores os podía pasar por la cabeza ese potencial asesino tan interesado por la pequeña, del que me hablas, pero si prestas atención al segundo párrafo de la primera parte, encontrarás una pista donde refiriéndose a él, dice: "Tuve la corazonada de que si la seguía podía ayudarla en caso de peligro..." Ya ves como luego en esta segunda parte se cumple dicho peligro y encima también se ve él involucrado.

      De todas formas, no me extraña tampoco que te despistases, porque ya me encargué de disimular al máximo la trama.

      Me ha hecho mucha ilusión que te hayas decidido a participar también en mi blog, cosa que te lo agradezco.

      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  9. Siempre me sorprenden tus finales, Estrella.

    Muchas veces coincido contigo en muchas de tus reflexiones, quizá los sueños de los soñadores se repiten de unos a otros.

    Imagino, también, que en algunos de tus textos reflejas pensamientos, sueños, ideas y personajes de la vida real. Me refiero a cuando hablas de que posiblemente la realidad es un sueño y éstos como tales no existen.

    Por último, querría referirme a la crueldad que envuelve el relato. Lamentablemente, no hace mucho hemos asistido a la tortura y muerte de una niña de ocho años por no saberse la lección con el silencio cómplice de sus familiares. El maltrato infantil, junto con la pederastia deberían ser condenados con el más atroz y duro de los castigos. Porque, tal y como reflejas en tu relato, y pese a la ficción, dejan marcadas a las personas de por vida y hacen su existencia infeliz hasta la muerte.

    Siempre, Estrella, tus relatos tienen algo que me invitan a la reflexión después del interés que en mí suscitan.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Macarena!
      Me encanta tener constancia de que logro sorprenderte siempre con mis finales...je,je,je

      Si, también pienso que los sueños van de una mente a otra rodando, al fin y al cabo los soñadores proyectamos esas ideas imaginarias en las mentes de los demás. Puede ocurrir también que en otro plano de la realidad, lo que para nosotros solo son sueños, ya se hayan materializado allí y los "soñadores" seamos antenas o receptores de ese otro plano. En fin, esto da para reflexionar bastante.

      Cuando hablo de que la realidad es un sueño, me refiero a que nuestra percepción de esta realidad material es completamente engañosa, todo es pura apariencia. Como decía el autor de El Principito (Saint-Exupéry) “Lo esencial es invisible a los ojos” y solo puede "verse" desde el alma o "el corazón". Nuestros sentidos son engañosos y siempre transforman "la realidad", esto está comprobado científicamente. Sin embargo vivimos en unos tiempos confusos donde lo que creemos real solo son espejismos y de ahí que la gente no acabe de sintonizar o armonizarse consigo mismo, suelen estar demasiado distraídos y totalmente inconscientes.
      Otro autor clásico que explica muy bien este tema es Calderón de la Barca, a través del famoso monólogo de Segismundo:
      "Sueña el rey que es rey, y vive
      con este engaño mandando,
      disponiendo y gobernando;
      y este aplauso, que recibe
      prestado, en el viento escribe,
      y en cenizas le convierte ..."

      En cuanto a esa crueldad que refleja el relato y después de lo que me comentas, acerca de esa desdichada niña tan pequeñita, estoy completamente de acuerdo contigo y ¡ojalá cambie el código penal! para castigar a estos psicópatas y criminales, como se merecen, porque está claro que no pueden gozar de la misma libertad que el resto de los mortales.

      Te agradezco en el alma tu extenso comentario tan rico en matices y reflexiones, así como el cariño tan grande que siempre me llega de ti, espero que yo pueda también hacerte llegar mi incondicional afecto y gratitud.

      Muchos besos.

      Eliminar
  10. Creo que era imposible adivinar el final tras leer la primera parte, al menos para mí. Y lo cierto es que tampoco he sido capaz de imaginarlo en ningún momento en esta segunda. La sorpresa ha sido completa :)

    Espero que la realidad de tus protagonistas, como tú sugerías en el relato, no sea más que el sueño de otra persona y realmente no hayan sufrido daño alguno. Qué triste, Estrella, una experiencia que podía haber sido fascinante y sin embargo termina en tragedia.

    Dejas algunos interrogantes abiertos a nuestra imaginación, lo que convierte a tu relato en misterioso e intrigante. Muy original e impredecible, me ha gustado.

    ¡Un abrazo fuerte, compañera, y feliz velada de sábado! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Julia!
      Me siento muy halagada al conocer tu opinión, en cuanto a no haber adivinado este final, ni siquiera leyendo esta segunda parte. Bien, ya veo que logré mi propósito.

      ¡Cuánto me gustaría suponer que esta penosa realidad de los protagonistas sólo sea el sueño de otra persona! y que realmente ninguno de los dos haya sufrido ningún daño.

      Si, he dejado interrogantes abiertos para que vosotros, mis lectores, los vayáis completando a vuestro gusto e imaginación. Al fin y al cabo, la intriga se disfruta mejor cuando no se cierran las puertas al lector.

      Muchas gracias, compañera de letras, por tu generosa opinión y el tiempo que has dedicado a leer el relato.

      ¡Un abrazo fuerte, Julia y que tengas una feliz velada de sábado, así como un precioso domingo! :))

      Eliminar
  11. ¡Ay Dios! ¡Qué mazazo! Iba leyendo el cuento, dulce por una parte y algo amargo cuando los niños recibieron la paliza, me recordó a los clásicos cuentos ingleses de orfanatos donde maltratan a los niños.
    Por supuesto no me esperaba el final, es un final que duele. Me cuesta mucho leer este tipo de relatos porque en muchos casos son una dura realidad y me ponen triste.
    Pero hay que escribir sobre ello, y sobre todo, DENUNCIAR.
    Un cariñoso abrazo Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isabel! (Tara también me gusta, por ese significado que le dais allá en Canarias, como diosa de la fertilidad y guanche por excelencia).

      Siento muchísimo haberte hecho pasar un mal rato cuando empezaste a descubrir que la lírica de la primera parte se acababa, para dar paso a este drama, precisamente en ese instante que mencionas y que denota tu atenta lectura, es decir, la paliza del padre a los niños y con alusión a los clásicos cuentos ingleses.

      También me reconforta que no adivinaras el final tan doloroso y que cuesta esfuerzo para asimilarlo, al conectar con la pura realidad, por desgracia, naturalmente. Siento de veras que se te haya encogido el corazón, pero tenía que denunciar esta terrible circunstancia, algo que felizmente te haces cargo de ello y estás de acuerdo. Pienso que nuestra labor además de divertir, también de vez en cuando tiene que ser la voz de los menos favorecidos y quienes sufren injusticias.

      Muchas gracias por acompañarme con tus impresiones tan a flor de piel y el tiempo dedicado a leerlo.

      Un cariñoso abrazo y un beso, Tara.

      Eliminar
    2. Cómo me gustan tus respuestas siempre. Claro que hay que escribir sobre ello Estrella, eso no quita que duela, dar fe, leerlo y sentirlo como un dolor nuestro.
      Gracias también por informarte de la procedencia del nombre de Tara, habla mucho y bien de ti estos gestos que sueles tener con todos.
      Buenas noches Estrellita. Dulces sueños.

      Eliminar
    3. A mi me fascina tu encanto personal tan alegre y despabilado, por lo que me lo pones muy fácil para responderte o corresponderte en la misma sintonía.
      Si, hay que ser coherentes con lo que sentimos o pensamos, también a la hora de inventarnos historias.

      Me lo pase genial informándome del origen de tu precioso sobrenombre, de manera que sobran las gracias, corazón. Bueno, me dejas sin palabras respecto a lo que me comentas al final.

      Feliz domingo Tara querida y nos seguimos leyendo.
      Besos.

      Eliminar
  12. Hola Estrella, me quedé realmente intrigado en la primera parte, ante la posibilidad de que se pudieran desencadenar hechos dolorosos o sorprendentes, en ese que parecía un parque bucólico y tranquilizador.

    Si cualquier víctima de malos tratos, violencia o asesinatos dan rabia y pena, cuando hablamos de un niño el dolor es inmenso por la pobre inocencia de las criaturas. En Madrid, por ejemplo hace ya un tiempo estuvimos con mucho miedo, pues había un pederasta que se dedicaba a secuestrar niñas, drogarlas y abusar de ellas. Es sobrecogedor, pero la literatura debe recoger todos estos sucesos y creo que haces muy bien en hacer lo que entiendo a mi modesta manera, que es una cierta denuncia y concienzación sobre el mal que habita en la sociedad.

    Como siempre Estrella, una narrativa fluida y brillante con el factor sorpresa en esta segunda parte como sello personal.

    Un beso y un gusto pasar por tu espacio literario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!
      No ibas nada mal encaminado con esas oscuras sospechas al término de la lectura de la primera parte.

      Compartimos la misma opinión acerca de estos desalmados que campan a sus anchas por las calles, además de sembrar el pánico, mientras las autoridades lo consienten... ¡Inaudito!
      El ejemplo al que te refieres es un testimonio real bastante insoportable de aguantar, por lo que hace falta seguir concienciando a la sociedad para que estos asesinos se pudran en la cárcel. Es evidente que con este tipo de individuos no hay que bajar la guardia y soportar el peligro que tienen estando en libertad.
      Te agradezco que valores mi personal punto de vista al manifestar esta denuncia a través de mis letras.

      Muchas gracias, compañero, por expresar con tanto cariño y respeto tu opinión del relato.

      Un besazo y encantada de tenerte como fiel seguidor.

      Eliminar
  13. Paradójico y sorprendente el desenlace, lo que fue tierno se vuelve brutal, trágico tanto como,las teorías que dicen que lo real no es. Tu calidad literaria con la que expresas tu inspiración, intuyen claramente los valores del ser: la humanidad, al tiempo que denuncian la insensatez y la maldad. Tu encanto de labor cumple el servicio estético de la literatura de ennoblecer al ser. Saludos cordiales y gracias por permitirme leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupenda síntesis del relato completo, Nivia, pues lo has expresado con las palabras justas.
      Bueno, como en otras ocasiones, pienso que me lees con demasiada consideración y no sé muy bien qué responderte. Tan sólo quiero que sepas que te agradezco tu visita y que tengas ilusión por seguir mis publicaciones.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  14. Una segunda parte extrañísima, profe. Me dejó descolocado. Es como si tu historia quisiera hablarme de las vidas pasadas, algo parecido a la reencarnación. Esa sensación me dejó. Me desconcertó, pero (y precisamente por eso) me gustó.

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Julio David!
      Si, una segunda parte intencionadamente "jugando al despiste", podría titularla. Ya ves, confieso mis travesuras.
      No era esa exactamente mi idea cuando lo estaba escribiendo, sino más bien realismo mágico, surrealismo o un viaje iniciático... Quizás una mezcla de todo esto.
      En fin, lo mejor de todo es lograr esa sorpresa y menos mal que lo conseguí contigo también.

      Muchas gracias por esa agudeza crítica que te caracteriza, como experto lector y naturalmente por participar.

      Saludos sonrientes.

      Eliminar
  15. ¡Devastador e inesperado final! Magnífico relato, muy bien llevado, con un desenlace que ha logrado consternarme. Pero, por desgracia, ¿no es así el mundo en que vivimos, salvando las diferencias?
    Mi enhorabuena, Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Retomo de nuevo la charla contigo, Miguel Ángel y me complace que seas otro lector sorprendido por este final.
      Por supuesto que este mundo en el que vivimos refleja mucho mejor aún todas estas desgracias, aunque también tiene cosas muy hermosas y gracias a ellas merece la pena seguir adelante y con la esperanza en un mundo mejor, aunque nos resulte utópico.

      Mil gracias por haberte decidido a leer y comentar ambas partes con tanta atención y cariño.

      ¡Feliz domingo!

      Eliminar
  16. Hola Estrella, desde luego la segunda parte sorprendió.

    Como dice Julio por un momento pensé en eso, en reencarnaciones y vidas pasadas y después con ese aire de cuento que venía de la lectura de la primera parte, irrumpió el mal, ese que no queremos ver pero que está y se esconde detrás de apariencias "respetables".

    Estoy contigo que la literatura también ayuda a no callar, a denunciar todo aquello que duele tanto y que nos gustaría que no pasara. Esos malos tratos a personas débiles (mujeres, niños, ancianos) no se pueden esconder y es necesario que las letras también ayuden a seguir concienciando y diciendo que no puede pasar con esa casi impunidad con la que pasa. Justo esta semana leía una condena de 4 años y medio a un abuelo por tocamientos y abusos a su nieta de 10, sin conocer el caso y arriesgándome por ese desconocimiento, como mínimo me parece muy poco proporcionada la condena con el daño que eso puede causar en la criatura. Algo está fallando en la justicia, bueno en general la justicia no me parece ni demasiado justa ni igual para todos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Conxita!
      Lamentándolo mucho este mundo tiene esta cara B, poco amable, como ocurre también con las personas, etc. De manera que a nosotros, los escritores, no nos queda más remedio que expresarlo a través de nuestras obras, tal y como muy claramente me expresas en este comentario. Si, debemos denunciar todo aquello que nos indigna y que corrompe a la sociedad o la deshumaniza, como estos ejemplos que mencionas.
      No tenía constancia de ese caso del abuelo pederasta y gracias a tu información no puedo por menos que echarme las manos a la cabeza ante semejante "condena" o mejor dicho burla a la sociedad, porque es vergonzoso que la justicia permita animar a otros pederastas a seguir el ejemplo de ese tipejo, ya que cuatro añitos en la cárcel no son nada, para el daño irreparable y el ejemplo tan despreciable que siembra a su alrededor. ¡Claro que algo falla en la justicia! Yo a estos desvergonzados o malnacidos, les pondría a picar piedras o a hacer carreteras, que falta hace repararlas y además con el ejercicio seguro que se les acaban las calenturas.

      Muchas gracias por acercarte de nuevo a leer esta segunda parte y compartir tu interesante punto de vista sobre este tema.

      Besos.


      Eliminar
  17. La primera parte es bien realista: habla de un encuentro entre un señor y una niña. El señor quiere llevarla a una juguetería pero la niña no quiere. El primer pensamiento que surge es que el hombre no tiene buenas intenciones, de todos modos ante la negativa él se aleja y se sienta en el banco de un parque.
    En la segunda parte nos mostrás otro escenario, el interior de una casa de muñecas, el hombre es un niño y la pequeña es su hermana. La casa de muñecas es una casa de horrores en las que un padre desalmado descarga su furia sobre los niños a puro golpe.
    Ya el lector entra en un clima fantástico, donde el tiempo se funde, el pasado es presente y viceversa.
    El hombre del inicio vuelve a aparecer en el banco del parque y junto a él está su hermanita. El jardinero los encuentra muertos y llenos de golpes.
    Un relato que demuestra, aún en su tono fantástico, la crueldad a que son sometidos tantos pequeños y, en mi interpretación, cuyos espíritus, dolidos y avergonzados, vagan por el mundo "real" reviviendo las tremendas circunstancias de su vida.
    ¡Muy buen desarrollo final, Estrella!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mirella!
      En primer lugar quiero manifestarte mi gratitud por este espléndido comentario con todo lujo de detalles, lo cual me demuestra que no eres una lectora más que pasa por este espacio, sino una gran compañera dispuesta a regalarme su tiempo y la experiencia que te da ser otra gran narradora sin bombo y platillos, pero sí, con mucho talento y sensibilidad, con lo que me considero una afortunada por tenerte como lectora asidua.

      El análisis pormenorizado del texto, del mismo modo que tu comprensión lectora, todo es correcto salvo un detalle, que ya anteriormente comenté también a Mirna Gennaro (compatriota tuya, por cierto), pues le pasó igual que a ti, no vió con buenos ojos al hombre y creyó incluso que era un potencial asesino, pues os equivocasteis por no prestar atención al segundo párrafo de la primera parte, que dice: "Tuve la corazonada de que si la seguía podía ayudarla en caso de peligro..." Algo que en la segunda parte se cumplió, lo malo fue que ambos salieron mal parados.
      Siguiendo tu comentario, estoy de acuerdo en ese cambio de registro a partir de ese escenario de la casa de muñecas, donde comienza el surrealismo o ese clima fantástico. De igual forma, es muy convincente tu apreciación en torno a esos espíritus dolidos o almas en pena, que vagan también en este espacio intemporal paralelo a nuestra realidad, aunque solamente sean percibidos por personas sensibles o videntes, reviviendo eternamente esas pesadillas grabadas a fuego y que bien pudieran ser estos dos protagonistas, aunque tampoco afirmo que sea esta la interpretación exacta de mi relato, sino una de las muchas versiones que puede hacer el lector, ya que mi objetivo siempre es dejar el final abierto a la imaginación del lector.

      Me ha encantado disfrutar de esta charla tan amena e interesante y saber que me lees con tanta atención. ¡Gracias!

      Un abrazo inmenso.

      Eliminar
  18. Thank you for sharing another of your fine stories, Estrella. It is as intricate as a clock mechanism and, like a clock, it needs every detail to perform well. The twist at the end is something at which you do very well.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paula!
      Encantada de recibirte y muy complacida, por tu atento comentario.
      Si, cada vez que escribo, tengo que asegurarme de que todas "las piezas de este reloj", funcionen correctamente y el lector no pierda nunca el interés por seguir la trama, o la intriga en este caso.
      Me alegro mucho de que también te haya gustado la sorpresa reservada para el final.

      Muchas gracias por la lectura y comentario.

      Eliminar
  19. Conmovedor final que para nada podía llegar a sospechar. Las atrocidades cometidas con los correazos, siendo esto el contrapunto de la bonita casa de muñecas en la que es de desear suceda algo bueno, me han puesto el vello de punta.
    ¡Genial relato en su globalidad, Estrella! Has mezclado ternura y horror, con tu particular y delicado lenguaje.

    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!
      Me imaginaba que esta parte te iba a costar sudor y lágrimas leerla, pero el tema de la pederastia y los malos tratos rondaban mi mente cuando lo escribí, igual que esa pésima justicia que permite que tipejos de esta calaña estén libres o no cumplan una severa condena, que sirva de ejemplo a otros degenerados.

      Te agradezco, querida Chelo, que tengas siempre preciosas palabras para expresar tu opinión en general, acerca de mis publicaciones. También has hecho otra buena síntesis definiendo a este relato como una combinación de ternura y horror.

      Un beso muy , muy grande.

      Eliminar
  20. ¡Hola Estrella! La primera parte es como un bonito sueño que nos va a introducir en un mundo de fantasía (esa era al menos mi equivocada percepción), pero quizás era demasiado previsible que hubiera sido así. La segunda parte y curiosamente desde una óptica surrealista nos introduces en una cruda realidad que desgraciadamente sucede demasiado a menudo. Desgarrador el hecho de que sitúes los hechos en una casa de muñecas, en un mundo de niños en el que ellos y sus juegos y sus sueños deberían ser los únicos protagonistas.
    Magnífica la forma en que has "jugado" con los tiempos, la transformación de personajes y los símbolos.
    Mi enhorabuena, Estrella, por el relato.
    Un besazo muy fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ziortza!
      Muy buena percepción de esa primera parte tan lírica y que invitaba a imaginarse una fantástica y tierna historia, pero mi mente de escritora y la actualidad del momento, con estos desgraciados casos de abusos y violencia a menores, me hizo darle un giro de 380º y conducir al lector por otro camino completamente opuesto, a través de un nuevo recurso como el surrealismo para crear esa atmósfera impactante que lograse mi objetivo de sorprender al lector dejándole con este final abierto. De modo que leyendo tu interesante comentario puedo ver claramente como lo has comprendido a la primera y te lo agradezco de veras.

      Me reconforta tu opinión tan favorable y no te niego que me siga dando fuerzas para seguir en esta locura de las letras con teclado y folio en pantalla plana.

      Un besazo muy fuerte, amiga.

      Eliminar
  21. No lo esperaba Estrella, para nada.
    Creí que se trataba de un bonito cuento donde se mezclaba realidad con fantasía. Más tarde cuando nos muestras el recuerdo del maltrato infantil, la verdad es que el relato se transforma, atroz y cruel.
    Un triste final, y una realidad que no debería existir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola de nuevo, Irene!
      Cada vez que leo, como ahora en tu comentario, que no te lo esperabas, pues me digo a mi misma: "¡perfecto!"
      Si, traté de confundir al lector desde el inicio, para que cayera en esta "trampa", aunque no he sido tan "mala", como para no daros alguna pista y que adivinarais por vuestra cuenta que el hombre no tenía malas intenciones, sino de que tuvo la corazonada de que si la seguía podría ayudarla en caso de peligro, esa frase aparece en el segundo párrafo de la primera parte.
      Finalmente el relato acaba siendo terrorífico al mostrar esa cruda realidad tan dura para el lector y que compruebo encantada, que tú también has hecho una buena lectura de ello.

      Muchas gracias, Irene, por tu lectura completa del relato y responder a mi pregunta.

      Un beso.

      Eliminar
  22. Perturbador relato. Tanto la primera parte como la segunda me han dejado impactada.
    Esa mezcla de realidad y sueño, ese no saber si lo que se ha vivido ha sido real o imaginado es bastante inquietante. Pero el final ha sido un impacto.
    Genial, Estrella, combinas muy bien diferentes elementos para crear una atmósfera difusa de realidad e imaginación.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paloma!
      Me da mucho gusto tu confirmación del impacto tras la lectura completa.
      Muy interesante esta observación tuya al comentarme, ese no saber si lo que se ha vivido ha sido real o imaginado, lo que produce esa sensación tan extraña.

      Te agradezco tu valoración tan favorable, teniendo en cuenta que además eres una lectora empedernida y con mucha habilidad para hacer tus reseñas bibliográficas.

      Un besazo.

      Eliminar
  23. ¡Hola Estrella!
    Me has llevado con tu relato de lo aparentemente real a lo abstracto. Como en ese interrogante que nos pones para pensar;

    "¿Quién sabe a ciencia cierta si lo que experimentamos como realidad no lo es y estamos dentro de un sueño o de una mente que nos piensa?"

    Para mí es todo una ilusoria realidad y alguien, voy a llamarle "mente" por nosotros nos lleva por conveniencia allá en donde nos demos cuenta que es, lo que está sucediendo a fin de poder despertar del sopor en el que parece aún estamos confinados.

    Sobre tu aleccionador relato sacó la conclusión de que hombre y niña fueron hermanos en otra vida, de ahí ese extraño afecto de él por ella, por alguna razón se salvaron entonces, pero en esta siguiente no hubo oportunidad para ello.

    Me ha gustado mucho tu forma de enfocar la relación entre los protas, y como llegaron a consumir juntos algo que había quedado pendiente.

    Feliz semana, querida amiga.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mila!
      Es estupendo que hayas experimentado esos cambios y me parece muy coherente pensar lo que me comentas sobre esa pregunta que aparece en el relato.
      Coincido en tu exposición sobre la ilusión que sufrimos de lo que llamamos "realidad" a través de un ego con el que engañosamente nos identificamos.

      Tu conclusión me parece muy respetable y entra dentro del abanico de posibilidades que brinda este relato al lector. La reencarnación es otra alternativa, que puede encajar perfectamente en esta historia.

      A mi también me ha gustado mucho, que este enfoque de la relación entre los protas, te haya complacido y que hayas puesto tanta atención en la lectura, lo cual te agradezco infinito.

      ¡Feliz semana, querida amiga!
      ¡Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  24. Wuau...Dramático e inesperado final, con ese toque misterioso y enigmático que distingue tus relatos, esas reflexiones que Estrella Amaranto no deja de dejar impresas en sus letras, me ha fascinado amiga bella, gracias por compartir...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María!
      ¡Qué bueno que te haya sorprendido este desenlace!
      Además ya veo que te gustó disfrutar de ese halo de misterio tan enigmático, del que doté a este texto, lo que me pone muy contenta. De vez en cuando, introduzco ese ingrediente de la reflexión en lo que voy publicando, ya que es algo que valoran mis lectores, como es tu caso y por otro lado, también me parece importante hacerlo.

      Muchas gracias por tus elogios tan cariñosos y espontáneos, así como por pasarte por esta casa que es la tuya también.

      ¡Besitos preciosidaaad...!

      Eliminar
  25. Querida Estrella, un relato con un final sorprendente, aunque terrible, me ha gustado mucho.
    Has construido una atmósfera fantástica entre la realidad y el sueño para mostrarnos una terrible realidad, el maltrato infantil.
    Diariamente leemos casos donde el abuso, la violencia y la pederastia se alimenta de los más débiles, de los inocentes, de los indefensos, ante esa realidad, yo creo, que la mente quiere alejarse, soñar. Esa casa de muñecas y el parque recrean esas partes de la mente entre lo real y lo irreal.
    Enhorabuena Estrella por tu fantástico relato, aunque trasluzca una realidad terrible.

    Un abrazo muy grande querida amiga y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Xus, me encanta haberte sorprendido y que esta atmósfera fantástica te llevase a descubrir otra realidad más oscura, como el maltrato infantil.
      Si, diariamente aparecen nuevos casos que nos dejan impotentes, al comprobar lo que me comentas y nuestra mente tiende a olvidarse o soñar, como tú dices. Exactamente, la casa de muñecas y el parque recrean lo imaginario, o también lo inconsciente, mientras que el parque muestra la realidad o el presente.

      Muchas gracias por tu comprensión lectora y hacerme partícipe de tu opinión tan positiva.

      Un abrazo muy grande, amiga querida y muchos besos.

      Eliminar
  26. ¡Me uno a la lista de sorprendidos! Al leer la primera parte imaginé que algo oscuro permanecía latente pero esta resolución que nos acerca a realidades paralelas o el regreso de un pasado de malos tratos, para nada.
    Este tipo de historias se engrandecen cuando el final nos deja más preguntas que respuestas, la esencia de los mismos es impactar, dejarnos perplejos, retorcer nuestra mente ante lo inexplicable. Y desde luego lo has conseguido con creces. Es como un capítulo de aquellas series tipo La dimensión desconocida.
    Genial, Estrella!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David!
      Como ya he comentado, vuelvo a decir, que para mi es un orgullo saber que logré mi propósito de sorprenderos.
      Comprendo muy bien tu asombro, pues siempre he tratado de despistar al lector, aunque dejara alguna pista para los más avezados, aunque a la vista está que nadie me ha comentado que tuviera pensado este final.
      Estoy de acuerdo contigo sobre este tipo de historias, que para acabarlas dignamente necesitan más preguntas que respuestas. Efectivamente el secreto es impactar, darle giros imprevistos y mantener en vilo al lector. Bueno, intento hacerlo lo mejor que puedo y cuando leo vuestras generosas opiniones, como ahora la tuya, David, pues qué quieres que te diga, que me llega al alma y solo tengo agradecimiento para ti y para quienes me leeis.

      Muchas gracias multiplicadas por ser tan atento conmigo y por todo el tiempo que le dedicaste a esta lectura.

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Estrella, aquí me tienes de nuevo, con mi métrica, no olvides que soy ingeniero, ja, ja.

    El relato sin dudas sigue siendo enigmático, interesante e incluso inocente (dos niños que se escapan a una jugueteria), a pesar de los abusos cometidos por el padre.

    Dos almas que se encuentran y se reconocen, el primero a la niña (por eso le vino ese recuerdo), y luego la niña a él (por eso decide acercarsele en el parque).

    El llega a ser mayor, la niña muere de pequeña por la golpiza y el queda marcado con un sentimiento de culpa. Ya en el final de su vida, la niña decide reencarnar y lo viene a recoger.

    El hecho de que los encuentren muertos y juntos a los dos, con esas marcas, lo entiendo como una manera de hacernos ver que su alma murió junto con la niña y anduvo deambulando tratando de enmendar su error, hasta que por fin lo consiguió, ofreciéndole protección a esa niña y respetando su decisión de alejarse, así encontró paz, y cayó en el sueño eterno.

    Estrella es un relato sugerente y haces un despliegue de creatividad en el, primero nos muestras el lado claro y luego el oscuro, para terminar dejándonos con una luz tenue y una agradable sensación de paz en esas dos almas.

    Es probable que diste mucho de tu historia, pero es lo que pude percibir en ella.

    Un fuerte abrazo querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola I.Harolina!
      Encantada de tenerte de nuevo de vuelta y con tu métrica...ja,ja,ja...

      Tu comprensión lectora y capacidad de observación, quedan bien demostradas después de analizar los pormenores de estos protagonistas, así como sus comportamientos y la forma en que tras ese misterio tan enigmático, resulta que algo "desconocido" o inconsciente les mantiene unidos y establece entre ambos una relación especial de cariño.

      Tu explicación del relato me ha resultado muy interesante y está muy bien elaborada siguiendo esa línea de reencarnación que me comentas.

      Me regocija que tu apreciación de este relato sea tan alta y que te haya dejado esa sensación de paz entre ambas almas. Si te fijas en los anteriores comentarios, es la primera vez que alguien me lo comenta, ya que hasta ahora a la gran mayoría les ha dejado conmocionados y tristes.

      Este relato, querida I. Harolina, no tiene un final explícito, sino que se permite al lector que sea él, quien lo interprete y lo acabe, por consiguiente tu versión se adapta completamente y tan válida como las demás.
      Muchas gracias por hacer una interesante lectura y mostrarnos otra forma distinta de percibirlo.

      Un fuerte abrazo querida.

      Eliminar
  28. ¡Hola Estrella!

    Comparto la opinión de la mayoría de comentarios, este ha sido un final realmente sobrecogedor, terrible y sorprendente. Me ha impactado la sorpresa. Me sugiere una historia de vidas pasadas y la relación de hermanos de los protagonistas en otra vida. Es un relato sensacional querida amiga, en el que muestras las tanto la parte buena como la parte más oscura del ser humano, esa maldad que lleva a cometer actos tan terribles. Mi enhorabuena por tu bien hacer querida Estrella.

    Besos todos y que tengas un bonito día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marina!
      La verdad que me siento muy halagada porque tampoco se te pasó por la cabeza este final y que ese impacto sea otra sensación que has notado tras la lectura.
      Considero que también te inclinas a darle esa explicación relacionada con el tema de la reencarnación y ese parentesco de otras vidas que vuelve a unir a ambos protagonistas.

      Mil gracias, compañera de versos y letras, por expresarme con tanta amabilidad tu opinión y que te hayas molestado en leerlo.

      Besos muchos y que pases una estupenda semana!!!

      Eliminar
  29. Tristísimo y muy conmovedor. Me ha encantado el modo de alternar pasado y presente en la historia y el tono de fantasía y de dulzura que pese a todo tiene esta segunda parte. Un relato fantástico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta!
      Un placer que te haya encantado esta combinación de pasado y presente, lo mismo que el tono entre la fantasía y la dulzura expresado en esta segunda parte.

      Muchas gracias por compartir tu opinión y me alegro que en general te resultara fantástico.

      Saludos.

      Eliminar
  30. hola! hemos quedado impactadas por el final, creo que le hubieramos dado otra fuerza a la casa de muñeca, eso porque leimos una novela que trata de ellas( y la reseñamos) quiero decir que me hubiera gustado que fueran piezas que cobran vida, nada tan terrible, pero entendemos tu idea y tu trabajo para despistarnos! gracias, saludosbuhos

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola amigas!
    Celebro que también os haya impactado el final. También me resulta interesante vuestra sugerencia acerca de de darle más protagonismo a la casa de muñecas. Bueno, lo tendré en cuenta para otra historia futura, en este relato únicamente me sirvió de puente entre estos mundos paralelos que me parecieron importantes para crear esa atmósfera surrealista.

    Muchas gracias por vuestro atractivo aporte y por supuesto por la lectura.

    Cariñosos saludos.

    ResponderEliminar
  32. La primera parte hacia preveer algún misterio escondido, algo del pasado , alguna línea secuencial en otro plano existencial con la niña.
    la segunda parte me ha dejado tan sorprendido como desconcertado y con varias preguntas.
    ¿Donde está Hizar? ¿ El protagonista tiene que ver con el maltratador que parece ser el padre de las dos niñas? En ese caso ¿Cómo puede él estar marcado con las mismas heridas que la niña?
    ciertamente se trata de una historia escabrosa a la vez que tu manera de contarla muy lírica.
    Ha merecido la pena leerte, sin duda.
    Un fuerte abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás amigo Francisco, este relato juega con el inconsciente (otros pueden llamarlo imaginación, fantasía, realidad paralela, etc.) y la realidad, de modo que ese "Hizar", es alguien que forma parte de ese mundo paralelo o inconsciente, donde hace las veces de un supuesto hermano de "Makane", que luego en la realidad, es decir cuando el protagonista despierta o es consciente, por llamarlo de algún modo, comprende su extraño cariño y preocupación por la niña, a la que en esta vida real no conoce de nada, pero que en esa otra realidad paralela, es su hermana, quien a su vez mantiene la misma edad, aunque digamos que no la reconoce físicamente al verla o mejor dicho NO ES CONSCIENTE DE QUE YA SE HABÍAN CONOCIDO (lo pongo en mayúsculas para descifrar ese enigma, que queda a la vista cuando al reconocer sus cuerpos, encuentran los moretones en la espalda y cuello, como a los hermanos de la "Casa de muñecas").
      Comprendo que el tema es algo complejo, pero he intentado unir ambos lados de la misma moneda, de ahí lo insólito de este caso.

      Me alegro infinito de que te haya intrigado conocer el meollo de la historia y preguntármelo directamente.

      Muchas gracias por leerlo y comentar con tan buen criterio.

      Un fuerte abrazo, compañero.

      Eliminar

Search