¡B I E N V E N I D O S!. . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S__I N T E N T A R É__L O__A N T E S__P O S I B L E__V I S I T A R O S__P A R A __D E J A R O S__T A M B I É N__M I__H U E L L A

septiembre 16, 2019

# Artículo de crecimiento personal

El proceso del autodescubrimiento


En esta ocasión me gustaría comenzar mi artículo mencionando a Carl Sagan, agnóstico  y ateo militante que usó el escepticismo científico como su principal impulso de búsqueda. 
Ante todo fue un científico, respetuoso con la búsqueda de la verdad y el conocimiento. En ciencia no hay verdades inamovibles ni certezas absolutas. 

Numerosos lideres espirituales, religiosos y new age le aborrecieron por desenmascarar las frágiles bases de sus creencias. Son célebres sus profundas frases: 
«Somos polvo de estrellas que piensa acerca de las estrellas. Somos el medio para que el Cosmos se conozca a sí mismo».
«La Tierra es un lugar más bello para nuestros ojos que cualquiera que conozcamos. Pero esa belleza ha sido esculpida por el cambio: el cambio suave, casi imperceptible, y el cambio repentino y violento. En el cosmos no hay lugar que esté a salvo del cambio».
 «No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencias, sino que están basadas en una enraizada necesidad de creer».
«El estudio del universo es un viaje para autodescubrirnos».
 «El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que alguna vez será. Nuestras más ligeras contemplaciones del cosmos nos hacen estremecer: sentimos como una suerte de cosquilleo nos llena los nervios, una voz muda, una ligera sensación… como si de un recuerdo lejano se tratase o como si cayéramos desde una gran altura. Sabemos que nos aproximamos al más grande de los misterios».
«Si alguien no está de acuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias».

A partir de aquí comienzo a desarrollar en qué consiste la aventura del autodescubrimiento, como un viaje que nos lleva hacia el lugar al que te diriges, que no es otro que tu propia mente, tu corazón y tu verdadero yo, así te conocerás mejor a ti como ser humano. Por tanto, su finalidad inexorable, es la autorrealización personal.

Se trata de un proceso que nos lleva a crear un concepto de nosotros mismos de acuerdo a la realidad, desprendiéndonos de aspectos sujetos a nuestro optimismo (sublimando nuestro autoconcepto) o al pesimismo (imagen negativa derivada de un estado depresivo). Por consiguiente, estamos hablando de un proceso dificil de comprender, pues para comprometerse en él debemos renunciar a esas confusas sensaciones de inmediatez e inconsciencia, que aparecen en nuestra mente en el preciso instante en el que sucede algo capaz de recurrir a nuestro sentimiento de identidad.
Para lograr dicho autoconocimiento debemos huir de planteamientos fáciles o de carácter intuitivo sobre quiénes somos.

 
Ideas fundamentales a tener en cuenta antes de iniciar esta aventura 

1ª — Las experiencias novedosas suelen ayudarnos a conocernos mejor a nosotros mismos.

Es esencial que nos opongamos al esencialismo: fundamento metafísico que defendió Aristóteles, según el cual, detrás de todo lo que es aparente y accidental está lo esencial y necesario, pero que a partir del siglo pasado ha sido rechazado por otros pensadores, pues en general hay cosas y seres que tienen esencia y otros seres y cosas que carecen de ella.
"En el pensamiento esencialista un animal es un caballo si posee la esencia propia del ser caballo. No obstante, no todos los caballos son iguales. Hay diferencias genotípicas y fenotípicas entre todos los caballos. Bien podemos denominar a un pony o a un percherón como «caballo», pero no todo el mundo estaría de acuerdo en aplicar la misma palabra al antiguo Propalaeotherium, un animal que medía 30 a 60 centímetros hasta el hombro, con unos 10 kilogramos de masa y cuatro dedos en cada pata con pezuñas pequeñas. Los  Propalaeotherium hacen parte del linaje de los caballos como lo muestran muchos rasgos dentales y del esqueleto. Pero es poco probable que una persona ajena a la paleontología le diese a un Propalaeotherium el término de caballo en el hipotético caso que se encontrase en su camino a uno de estos».

Por consiguiente, dicho pensamiento no es el adecuado, cuando queremos iniciarnos en el autodescubrimiento. No nacemos siendo una cosa y luego morimos siendo idénticos.
 
2ª — Tendencia a ocultar la verdad recurriendo a las autojustificaciones

Los humanos somos muy hábiles a la hora de crear fabulaciones sobre nosotros mismos y lo que hacemos, puesto que nos sirven para inventarnos una idea del «Yo» coherente, cómoda de memorizar y estable, aunque eliminemos parte de nuestra propia autenticidad.
 
De ahí, que para ser realmente coherentes con nosotros mismos, debemos poner atención en esos aspectos personales que rechazamos o no nos gustan y tratar de encontrar las causas que nos obligan a tener este tipo de comportamiento ante situaciones difíciles.
 
En definitiva, lo que solemos hacer es recurrir a las autojustificaciones o las medias verdades.

3ª — La ilusión del autodescubrimiento fundamentado en la introspección

Muchos creen que este proceso se basa en la introspección, creyendo que de esta forma podemos hallar capacidades mentales ocultas hasta ese instante, o dicho de otro modo, que para tener resultado positivo, hay que mantenerse aislado y en un sitio tranquilo, cerrando los ojos y concentrados en el análisis del propio fluir del pensamiento.
No obstante, pensar de esta manera es ilusorio, puesto que se basa en un principio filosófico llamado dualismo, según el cual aplicado a la psicología, mente y cuerpo son dos conceptos diferentes, lo que nos lleva a pensar, que el autodescubrimiento implica la negación del cuerpo, para centrarse únicamente en la mente, que de modo implícito tendría distintos niveles de profundidad, puesto que aunque no sea algo material, imita lo que sí lo es, pues simbólicamente tiene volumen.

El autodescubrimiento no es ensimismarse en uno mismo olvidándonos de todo lo demás, sino pararnos a analizar de qué modo interactuamos con todo lo que nos rodea en el día a día. No somos lo que pensamos, sino lo que hacemos.

4ª — Lo que opinan los otros también importa

Nadie nace consciente de lo que es realmente. Hay ciertas características de nuestra existencia que evidentemente las conocemos mejor que nadie, de forma especial en lo que se refiere a esos aspectos de lo cotidiano que nos apetece ocultar a los demás. Aunque si nos referimos a lo que somos en su totalidad, son nuestros familiares, amigos y conocidos más cercanos, quienes nos conocen y saben nuestros hábitos de comportamiento mucho mejor.

Al contrario de lo que nos suele pasar a nosotros, esas personas tan cercanas no necesitan esforzarse por apartar de su consciencia los rasgos más negativos de nuestra identidad. Suelen ser capaces de enjuiciar de una forma más neutra nuestros vicios y virtudes.
¡Cuidado! es importante no permitir que se nos etiquete y comprender, que ni el paso del tiempo ni las experiencias son motivos suficientes para podernos cambiar.


¿Qué ideas podéis subrayar o qué es lo que habéis descubierto al leerlo?... ¿Realmente os gustan los artículos de crecimiento personal o preferís textos narrativos menos complejos y que os distraigan la atención durante un rato?...
Ya sabéis que me gusta también conocer vuestras preferencias lectoras.
Gracias por llegar hasta aquí y ofrecerme la posibilidad de seguiros también. 

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

24 comentarios:

  1. Querida Estrella, comenzaré intentando responder a las preguntas que nos planteas. En primer lugar, el tipo de textos como el que nos presentas esta vez resultan de lo más interesantes para mí. Me gusta leer aquello que me trae algo sobre lo que reflexionar, me gusta detenerme a pensar y procesar la información que entra en mi lento procesador y sacar mis conclusiones, por tanto, sí, me gustan este tipo de lecturas, aunque también es sano deleitarse con otras lecturas menos intensas y reflexivas.
    En cuanto a las ideas con las que me quedaría, pues creo que como un poco apunta el pensamiento d Sagan, por lo menos así lo he entendido, en el cosmos todo es cambio, el universo es ese lugar misterioso e inexplorable, nunca se acabará d descubrir en su totalidad. Así pienso que somos las personas, universos únicos en continuo cambio y por tanto en continuo movimiento y conocimiento que nunca terminaremos por descubrir del todo.
    Quiero subrayar la idea sobre lo de las creencias, pienso que hay una auténtica necesidad de creer en lo que sea y cada uno elabora a partir de sus creencias sus propias teorías en las que se basa, además de creer firmemente en su intuición para tomar un camino u otro, una decisión u otra. La introspección nos lleva, por lo menos a mí a sosegar el diálogo mental y calmar mente, cuerpo y alma. Pienso que llegar a conseguir un estado de equilibrio mental, espiritual y físico es el estado ideal para hallar la paz en esa búsqueda de autodescubrirnos.
    Seguramente volveré a leerte otra vez jajajaj.
    Un excelente texto acompañado con una excelente composición musical, me ha encantado, preciosa amiga.
    Abrazo cósmico con besos galácticos plenos de polvo estelar.

    ResponderEliminar
  2. Has desarrollado un artículo muy interesante.

    Sobre el ateísmo diré que no "creo" en él. Glup jeje. No puede ser... ¿Un ateo se vería imposibilitado a creer en sí mismo? Y si cree...¿ya no sería un ateo?
    Partiendo de la base, que intentar conocernos a nosotros mismos y en profundidad, es una tarea que requiere entre otras cosas, mucha valentía y también honestidad al extremo... se podría pensar, que muy pocos lo conseguirán, y entre esos pocos, igual, tampoco lo consiguen del todo.
    Somos seres cambiantes en relación a nuestras experiencias vitales, nuestro entorno... Sobrepasados en nuestros límites, ¿seríamos capaces de firmar cuáles serían nuestras reacciones y en qué o en quién nos convertiríamos?

    Por tanto... creer en uno mismo es saludable y necesario, pero de alguna manera, no deja de ser un acto de fe con nosotros mismos.
    Así que... por eso, me cuesta pensar en la existencia real de ateos.

    Es más... pienso que cada día, tan sólo es un acto de fe en el que ponemos ganas y empeño.

    Vivimos en un constante e imparable Universo que cambia con nosotros dentro. No controlamos casi nada. Por mucho que la ciencia avanza, es inmensamente más grandioso todo lo que no sabemos. Y así... es imposible vivir sin echarle a la vida un acto de fe. Fe sin pruebas y sin mucho donde agarrarte... Eso es la fe.

    En cuanto a encontrarse con uno mismo, pienso que es imprescindible la introspección, aunque no suficiente. La relación con el entorno es la que nos pone a prueba y ahí, es donde de verdad debemos exigirnos y aprender.

    Ufff... no sé si lo he enredado todo y no se entiende nada de lo escrito.
    Escribir dentro de un rectángulo, darle a publicar y esperar que no se pierda por el ciberespacio, me obliga a encomendarme y a creer en algún ente superior jejeje

    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Es muy interesante todo cuanto has manifestado en esta entrada, matizar puntos, desarrollar ideas. A veces, confundimos el intentar conocernos con el egocentrismo, nos centramos en nosotros obviando las reacciones del resto frente a nuestros actos. Somos seres únicos y personales, difícilmente encontraremos otro igual a nosotros. Afinidades, es posible, pero no idénticos pensamientos. Todo cuanto nos hable del crecimiento personal creo que es interesante ya que muchas veces anteponemos nuestras ideas omitiendo detalles que nos podría ayudar a gestionar ciertos aspectos propios o de la vida.
    Estoy encantada de leerte ya sea en este tipo de artículos, como de textos narrativos que nos invite a ... salir de la rutina.
    Te felicito por esta entrada tan bien elaborada, mi querida amiga. La música un deleite para este artículo.

    Mil besitos con todo mi cariño y muy feliz noche ♥

    ResponderEliminar
  4. Mi querida amiga, sabes que el domingo 22 estaré en Granada, visitando la Alhambra, hace muchos años que la vi y después solo por fuera. Besos

    ResponderEliminar
  5. Carl Sagan es una de las personas que más admiro. Era astrofísico, pero además era un gran humanista como demuestran las frases que citas. Me parece que ser polvo de estrellas, pero polvo capaz de pensar en las estrellas (polvo será, más polvo enamorado) es más maravilloso aún sin un Dios detrás. Lo realmente maravilloso es que eso haya sido posible sin Dios ni religión.
    Una entrada muy interesante. Es mucho lo que el ser humano tiene que hacer para llegar a descubrirse realmente. Siempre estamos tratando de justificarnos, y de crear algo que guste a los demás y a nosotros mismos, en lugar de descubrirnos como somos y aprender a aceptarnos así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Querida Estrella,
    Contestaré primero a la pregunta final: me voy a leer todo lo que escribas porque me pirra tu forma de hacerlo, así que escribe sobre lo que quieras porque aquí me tendrás con la boca abierta.
    En segundo lugar, me han encantado dos frases del texto: "No puedes convencer a un creyente de nada (...)" y "Si alguien no está de acuerdo contigo, déjalo vivir (...) Realmente son estas el tipo de máximas que rigen mi vida.Supongo que muy en la línea de "Vive y deja vivir".
    Verás, hace años, más de los que quisiera, quise emprender esa aventura del auto conocimiento en la línea de encaminar mi vida hacia algún lugar o buscarle algún sentido, supongo. Ahora ya no recuerdo si llegué o no a alguna conclusión, pero lo que sí que es cierto, Estrella, es que hace tiempo me da muy igual si me conozco o no, si los demás me conocen o no, si caigo bien, si caigo mal,... porque mi vida está centrada en "la felicidad de las pequeñas cosas", en coleccionar pequeños momentos, grandes recuerdos y creo que, con esto, he alcanzado el equilibrio y la felicidad que siempre solemos buscar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Estrella que sorpresa leer este condensado de pensamientos filosóficos enlazados con tus ideas, y toques personales perceptivos y alcanzados en tu aprendizaje evolutivo.

    Me parece un buen obsequio de tu parte esta entrada, ayudarnos a pensar por nosotros mismos, y a no solo repetir filosofías ajenas.

    Todos somos entes pensantes y capaces de discernir, por muy falto de escuelas educativas y de doctrinas que estemos. Es más, "Mientras menos conozco mas seguro estoy de lo que se", no se si lo leí o me salió así no más, pero creo en esa verdad, porque todo lo que en realidad necesitamos saber, nacemos sabiendolo, luego nos forman los padres, la escuela, la religión, etc. y echamos todo al olvido, ja, ja.

    No voy a hablar de nada en especifico, pero si te diré, que el camino hacia el autodescubrimiento es engañoso, y que el autoconocimiento no es otra cosa que el inicio del famoso "Conocete a ti mismo", que te permitirá ser lo que de verdad eres, y fluir con armonía externa y paz interior, hacia tu eterna evolución.

    Un placer leerte querida, te extrañaba en este contexto.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante esto del auto descubrimiento y que difícil seguir este camino...... Admiro a Carl Sagan. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Somos seres relacionales, por lo que es en nuestras relaciones donde nos develamos. No somos ajenos a los otros como no lo somos al resto del Universo, sólo una partícula más en medio de ese vasto universo. Somos eso y también mucho más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Amazing thought about self discoveries and I like your explanation about every statements, Estrella.

    Thank you
    Hugs

    ResponderEliminar
  11. Autodescubrirse.Lo pintas muy bien cuando lo leo...
    Hace un tiempo comencé a descubrir una faceta de mí que si bien conocía, quizás no me atrevía a largarla. Se escribe corto porque si es largo la mente se confunde. Se va directo al grano. Me resulta.valioso tu texto. Aprendo de vos
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poseo un enfoque pragmático de las cosas. No pierdo el tiempo hablando sobre teoría. Sólo hay una cuestión importante para mí: ‘¿Funciona o no?

      Eliminar
  12. Autodescubrimento como búsqueda de qué y quienes somos. Retroceder en el tiempo y recordar y recuperar nuestra identidad. Todo un proceso de renovación.
    Relatos o artículos Estrella, siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Estrella! Bueno, lo primero es agradecerte tanto la mención a uno de mis referentes intelectuales como es Carl Sagan, como ofrecernos esta invitación a la reflexión en este mundillo que cada vez tiende más al "megusteo y el like".

    Entrando en materia, Yo soy yo y mi circunstancia como diría Ortega. Siempre he pensado que el mayor conflicto del ser humano podría resumirse en una ecuación Lo que soy=Lo que debo ser= Lo que quiero ser. Si esas tres esferas presentan una igualdad el afortunado podrá disfrutar de una vida razonablemente feliz.
    Pero eso no es lo habitual. Nunca he comprendido demasiado esas expresiones de "buscarse a sí mismo". ¿Acaso nuestro yo está en otra parte y no nos hemos enterado? Pienso que todos somos conscientes de cómo somos, al menos una vez llegamos a la madurez. La cuestión es aceptarnos con nuestras virtudes y defectos, sin autojustificaciones ni entregándonos a los sesgos cognitivos que modulan la realidad a nuestra conveniencia.
    Creo que la sociedad actual, a todos los niveles, intenta convencernos de que lo ideal es posible, y para ello nos ofrece muchos productos para conseguir un estado de salud ideal, un estado de felicidad ideal, ser una persona ideal... Esto, puro mercantilismo, produce lo contrario: frustración. Debemos asumir lo que somos y asumir que en una vida disfrutaremos y padeceremos toda una paleta de mil emociones, tanto positivas como negativas, pero todas necesarias.
    Otra cosa es que cómo nos gustaría vivir (profesión, amor, etc..) y lo que vivimos, pienso que ahí la solución es sencilla: Resignación o revolución. Como dijo Einstein, si siempre haces lo mismo; siempre obtendrás los mismos resultados.

    ¡Ay, que me alargo en exceso y empiezo a desbarrar! Un fuerte abrazo, Estrella!!

    ResponderEliminar
  14. Mi estimada Estrella, soy una admiradora de Carl Sagan, persona con una gran sabiduria interior en concordancia con el Cosmo esta unión nos hace evolucionar y nos enriquece como seres humanos. Carl Sagan no era ateo, fue agnostico, la diferencia es que un ateo no cree en nada, ( ni en ninguna religión, ni en ningún ser supremo) y el agnostico no cree en religiones pero tampoco descarta del todo que exista una fuerza que nos mueve en el Universo, algo así como una energia atrayente en el Espacio.

    Cuando nacemos nos vamos formando conforme vamos adquiriendo saber, experiencias, aprendizajes, ese es nuestro camino hacia el destino que nos espera a todos. El yo es algo que tenemos que tener muy presente en nuestro día a día, de ello depende todo lo que nos depare la vida. Nuestra unión con el Universo debe ser plena, damos información, así mismo recibimos de él, ya sea mientras dormimos o en nuestros pensamientos.

    Seguía con gran interes los documentales de este gran pensador, si no has visto ninguno te recomiendo que veas alguno. Te crea una paz interior infinita, al mismo tiempo también te da que pensar en tu caminar por la vida. Te crea una fuerza interior muy especial, lastima que se nos fue pronto, estoy convencida que tenía mucho más que aportar a la humanidad.

    Mi abrazo y cariño amiga, siempre es un placer seguir tus inquietudes.

    ResponderEliminar
  15. Es muy de agradecer una entrada que nos invita a reflexionar desde un punto de vista ético y humanista.
    Creo que pocos nos conocemos y sabemos administrar nuestras emociones y sentimientos, y por tanto somo impermeables al sentir de los demás con lo que tendemos a hacernos intolerantes y poco comprensivos con el prójimo.
    Faltan filósofos que reflexionen al igual que sobran tecnócratas y fanáticos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El autodescubrirse es complicado y nos puede llevar a conocer algo de nosotros que desconocemos y nos causa terror el saberlo.
    Este tema ayuda a reflexionar .
    En cuanto a tu última pregunta yo me inclino por textos narrativos para liberar la mente de los problemas diarios.
    Un abrazo Estrella
    Puri

    ResponderEliminar
  17. Que post tan interesante. Yo soy una apasionada del tema, de ahí que haya disfrutado un montón leyendolo. Te mando un beso :)

    ResponderEliminar
  18. Qué buen artículo, Estrella. Y sí, me gustan e interesan mucho este tipo de entradas. El autodescubrimiento es la aceptación de uno mismo, de lo que somos y las emociones que guardamos y con tanto ahínco vamos soslayando, este descubrimiento puede o es doloroso. Pero también muy necesario, para corregir parte de los errores aprendidos, pero sobre todo creo que a uno mismo. Aunque es complicado ya que cada día algo de nosotros varía, no somos la misma persona que hace 5 años, el aprendizaje nos hace cambiar y evolucionar continuamente. Esta es mi opinión, claro :)
    Un beso enorme, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Mi madre me enganchó a Carl Sagan así que me ha encantado que aparezca en tu texto.
    Respecto a la última pregunta a mí si me gustan estos textos. No siempre tengo tiempo pero me los reservo y los leo cuando puedo porque me gustan, al igual que tus relatos, me encanta la varieddad así que me quedo con ambas propuestas. El autodescurimiento es un arma de doble filo pero es necesaria.
    Te deseo muy feliz semana.

    ResponderEliminar
  20. Me habéis dejado francamente asombrada y muy agradecida por el interés mostrado, a través de vuestros sugerentes y profundos comentarios, acerca de este tipo de entradas sobre el crecimiento personal, pues a veces temo resultar demasiado compleja y densa compartiendo este tipo de entradas. En fin, respeto mucho vuestras apetencias y como también los silencios hablan, en este caso, las ausencias de otros compañeros, pues he decidido alternar lo reflexivo y profundo de tanto en tanto, junto con las habituales de tipo narrativo más o menos extensas.

    Me alegro mucho de que este filósofo científico, que fue Carl Sagan despierte vuestra admiración.
    También no sé si os habréis fijado en que en un principio califiqué, de acuerdo a la mayor parte de opiniones ajenas vertidas en Internet, de considerarle ateo militante, pero después lo he modificado, puesto que existe otra corriente que lo considera agnóstico, es decir, que si cree en algo superior, sin referirse a ningún dios concreto y de ahí que me decidiera a corregirlo, pues también he llegado a la conclusión de que para entender mejor su filosofía es necesario considerarle agnóstico.

    Finalmente he aprendido también mucho a través de vuestros comentarios y os agradezco infinito que hayáis tenido la amabilidad de implicaros a la hora de opinar, así como de regalarme vuestro tiempo.

    MARINA - GALILEA - AURORATRIS - TRINI ALTEA - ROSA BERROS CANURIA - EL MUNDO CON ELLA - I. HAROLINA PAYANO T. - SANDRA FIGUEROA - ALÍS - EVI ERLINDA - RECOMENZAR - EL BAILE DE NORTE - DAVID RUBIO SÁNCHEZ - ROSANA MARTÍ - FRANCISCO MOROZ - DULCINEA DEL ATLÁNTICO - PEPA - IRENE F. GARZA Y MARIGEM.

    Un abrazo con cariño para cada uno y que tengáis una estupenda semana. ¡Feliz inicio de otoño/primavera! (según el hemisferio).

    ResponderEliminar
  21. un post excelente y siempre estamos autodescubriendonos, esa es la maravilla de la vida

    ResponderEliminar

Mil gracias, queridos amigos y lectores de mi blog, por hacer un pequeño descanso y apreciar la lectura de mis textos.
Os quedo eternamente agradecida e intentaré devolveros la huella.
Estrella Amaranto.